100 gran­des em­pre­sas com­pi­ten por ma­yor in­clu­sión fe­me­ni­na en Chi­le

Fun­da­ción Chi­leMu­je­res, PwC y PUL­SO se unie­ron pa­ra en­tre­gar IM­PUL­SA, ga­lar­dón que bus­ca pro­mo­ver que las mu­je­res se in­te­gren en el mer­ca­do la­bo­ral en ru­bros como la in­dus­tria, cons­truc­ción, com­mo­di­ties, uti­li­ties, trans­por­te y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

Pulso - - Empresas&Mercados - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

—Ac­tual­men­te hay más de 1,3 mi­llo­nes de mu­je­res inac­ti­vas por ra­zo­nes fa­mi­lia­res en Chi­le. De ellas, 225 mil es­ta­rían dis­pues­tas a in­te­grar­se al mer­ca­do la­bo­ral si las con­di­cio­nes fue­ran más fle­xi­bles. Con el fin de fo­men­tar su in­clu­sión es que Fun­da­ción Chi­leMu­je­res, PwC y PUL­SO se unie­ron pa­ra en­tre­gar los pre­mios IM­PUL­SA.

El ob­je­ti­vo de es­te ga­lar­dón es des­ta­car a aque­llas em­pre­sas de di­fe­ren­tes sec­to­res que fo­men­tan de me­jor ma­ne­ra el tra­ba­jo de la mu­jer en nues­tro país, me­dian­te una al­ta ta­sa de con­tra­ta­ción y desa­rro­llo de ellas en la or­ga­ni­za­ción.

És­te úl­ti­mo punto es uno de los más crí­ti­cos, al me­nos eso re­fle­ja la En­cues­ta Na­cio­nal de Em­pleo que es­ta­ble­ce que me­nos del 5% de los ge­ren­tes ge­ne­ra­les co­rres­pon­de a mu­je­res.

La si­tua­ción se re­pli­ca tam­bién en di­fe­ren­cias sa­la­ria­les. Mien­tras más al­to el ni­vel de edu­ca­ción, las bre­chas se agran­dan. Si las

¿Qué ha pa­sa­do? IM­PUL­SA bus­ca des­ta­car a las em­pre­sas que con­si­de­ran al tra­ba­jo femenino como par­te im­por­tan­te del desa­rro­llo de la or­ga­ni­za­ción.

¿Por qué ha pa­sa­do? Hay 403.000 mu­je­res que no es­tu­dian ni tra­ba­jan. La prin­ci­pal cau­sa de es­to es el cui­da­do de fa­mi­lia­res.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? La prin­ci­pal con­se­cuen­cia tie­ne que ver con la pér­di­da de ta­len­to. Ade­más, de dis­mi­nuir las po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to de nues­tro país.

¿Có­mo me pue­de afec­tar? “La agen­da 2030 de la ONU iden­ti­fi­ca a la igual­dad de género en la edu­ca­ción como una es­tra­te­gia cen­tral pa­ra erra­di­car la po­bre­za en el mun­do. mu­je­res tie­nen es­tu­dios de post­gra­dos és­tas se acen­túan aún más. Ade­más, en Chi­le só­lo te­ne­mos un 5,4% de mu­je­res en di­rec­to­rios de em­pre­sas IPSA, se­gún da­tos del 2014.

EL PER­FIL. En el con­cur­so se in­clu­yen las 97 gran­des em­pre­sas que re­por­tan a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras de Chi­le (SBIF), las que se­rán ana­li­za­das de acuer­do a la Nor­ma de Ca­rác­ter Ge­ne­ral N°386 de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros (SVS).

El ga­lar­dón se ba­sa en tres pi­la­res, co­men­zan­do por la trans­pa­ren­cia, don­de la me­di­ción de fac­to­res pa­ra des­ta­car a las em­pre­sas ga­na­do­ras se ha­ce en fun­ción a da­tos pú­bli­cos. Ade­más, de tra­tar­se de un pre­mio don­de PwC de en­car­ga de co­rro­bo­rar y va­li­dar los da­tos.

Por otro la­do está el li­de­raz­go. “Se cen­tra en las gran­des em­pre­sas, ya que son un re­fe­ren­te pa­ra el res­to de las or­ga­ni­za­cio­nes y de es­ta ma­ne­ra, se fa­vo­re­ce un cam­bio Co-fun­da­do­ra Fun­da­ción Chi­leMu­je­res.

cul­tu­ral más efi­cien­te, di­ce Fran­cis­ca Jü­ne­mann, co­fun­da­do­ra de Fun­da­ción Chi­leMu­je­res.

El ter­cer pi­lar es la sec­to­ri­za­ción, o sea, las em­pre­sas se ana­li­zan en ba­se a otras de su mis­mo ru­bro, pa­ra así es­ti­mu­lar en­tre em­pre­sas la trans­mi­sión de prác­ti­cas y po­lí­ti­cas de con­tra­ta­ción y desa­rro­llo del ta­len­to fe­me-

nino. “Es­te pre­mio na­ce por la ne­ce­si­dad de pro­mo­ver el em­pleo femenino en nues­tro país, da­da la ba­ja par­ti­ci­pa­ción la­bo­ral que te­ne­mos y con un des­em­pleo que lle­ga al 11%, sien­do que las mu­je­res en Chi­le son muy ca­pa­ci­ta­das con una ta­sa de edu­ca­ción su­pe­rior que es ma­yor a la de los hom­bres”, co­men­ta Jü­ne­mann.

Los sec­to­res que se ana­li­za­rán a tra­vés de IM­PUL­SA son: ban­ca y ser­vi­cios fi­nan­cie­ros; com­mo­di­ties; con­su­mo; in­dus­tria y cons­truc­ción; re­tail; sa­lud; se­gu­ros; trans­por­te y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, y uti­li­ties.

La me­to­do­lo­gía con­tem­pla dos fac­to­res de aná­li­sis con pon­de­ra­cio­nes di­fe­ren­cia­das: “Por un la­do se mi­de la can­ti­dad de mu­je­res en la em­pre­sa y la otra va­ria­ble tie­ne que ver con el nú­me­ro de ge­ren­tas como por­cen­ta­je en la or­ga­ni­za­ción. Es­to está di­fe­ren­cia­do por ru­bro por­que es­ta ci­fra va­ría de acuer­do a la na­tu­ra­le­za pro­pia de la in­dus­tria don­de se ma­ne­je”, apun­ta Fran­cis­ca Jü­ne­mann.

Por su par­te, Verónica Cam­pino, tam­bién co-fun­da­do­ra de Chi­leMu­je­res, ex­pi­ca que de es­ta for­ma, las em­pre­sas con­si­guen una com­pa­ra­ción en­tre sus pa­res “y si ven que otras or­ga­ni­za­cio­nes de su mis­mo sec­tor lo es­tán ha­cien­do bien, hay un lla­ma­do a tra­ba­jar más pa­ra pro­mo­ver su in­clu­sión”, se­ña­la.

Cam­pino agre­ga ade­más: “hoy en Chi­le las mu­je­res es­tán as­cen­dien­do muy po­co en car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad “por­que las em­pre­sas no es­tán ofre­cien­do po­lí­ti­cas de co­rres­pon­sa­bi­li­dad fa­mi­liar y adap­ta­bi­li­dad la­bo­ral pa­ra to­dos los tra­ba­ja­do­res con res­pon­sa­bi­li­da­des fa­mi­lia­res” (ver recuadro).

Hoy, Chi­leMu­je­res co­men­za­rá a en­viar las in­vi­ta­cio­nes a par­ti­ci­par a las em­pre­sas que le re­por­tan a la SBIF.

FRAN­CIS­CA JÜ­NE­MANN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.