Ap­ple re­ci­bió un res­pal­do ines­pe­ra­do

PA­TRI­CIO POBLETE

Pulso - - Intro -

—La se­ma­na pa­sa­da a ni­vel glo­bal se ha­bló de có­mo Ap­ple po­dría per­der el trono de la em­pre­sa más gran­de del mun­do me­di­do por pa­tri­mo­nio bur­sá­til, en ma­nos de Alp­ha­bet, fir­ma cu­ya prin­ci­pal sub­si­dia­ria es Goo­gle. In­clu­so hu­bo un mo­men­to del in­tra­día en que fue des­pla­za­da a la se- gun­da po­si­ción, pe­ro fi­nal­men­te el con­tro­la­dor de Goo­gle no lo­gró man­te­ner­se co­mo nú­me­ro uno. No obs­tan­te, el lu­nes Ap­ple re­ci­bió el ines­pe­ra­do apo­yo del gu­rú de las in­ver­sio­nes Wa­rren Buf­fett, da­do que a tra­vés de Berks­hi­re Hat­ha­way te­nía in­ver­ti­dos US$ 1.000 mi­llo­nes ( 9,81 mi­llo­nes de ac­cio­nes al 31 de mar­zo. Lue­go de es­to la ac­ción de Ap­ple re­pun­tó un 3,7%. La gra­cia de Buf­fett es que le ha ga­na­do al mer­ca­do per­sis­ten­te­men­te, y cuan­do to­dos es­tán apa­ni­ca­dos, sa­be man­te­ner la cal­ma y com­prar gan­gas. La pre­gun­ta que se ha­cen en el mer­ca­do es si es­ta vez la po­si­ción en es­ta com­pa­ñía se­rá una de esas tan­tas ve­ces que le apun­ta o se­rá una de las es­ca­sas opor­tu­ni­da­des en que se ha equi­vo­ca­do. Por el mo­men­to, los in­ver­sio­nis­tas se in­cli­nan por la pri­me­ra op­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.