José Juan Llu­gany:

Pulso - - En Portada - LUCY ARAVENA

tuan­do­se el po­der Le­gis­la­ti­vo, Eje­cu­ti­vo y Ju­di­cial en los más ba­jos gra­dos de con­fian­za: los par­la­men­ta­rios con un 12%, las au­to­ri­da­des de Go­bierno con un 21% y los jue­ces con un 26%.

En cam­bio, los pro­fe­so­res y aca­dé­mi­cos se dis­pa­ran con un ni­vel de cre­di­bi­li­dad de 80%, sien­do se­gui­do a lo le­jos por los pe­rio­dis­tas con un 52%.

En­tre am­bos ex­tre­mos se ubi­can los em­pre­sa­rios, los lí­de­res sin­di­ca­les y gre­mia­les. El ni­vel de con­fian­za en los pri­me­ros subió de 31% en di­ciem­bre a 34% en abril y en los se­gun­dos de 31% a 32%. Sin em­bar­go, el apo­yo en los ter­ce­ros anotó un le­ve des­cen­so de 29% a 28%.

MUN­DO EM­PRE­SA­RIAL. En cuan­to a la apre­cia­ción de la ciu­da­da­nía por ti­po de em­pre­sa, es im­por­tan­te re­sal­tar que las pe­que­ñas y me­dia­nas (py­mes) con­cen­tran un gra­do de con­fian­za ma­yor (de 67%) que las fir­mas pú­bli­cas (40%) y que las gran­des com­pa­ñías pri­va­das (33%). Lo an­te­rior, in­clu­so pe­se a que las py­mes ex­pe­ri­men­ta­ron un des­cen­so en su ni­vel de cre­di­bi­li­dad, des­de 73% en di­ciem­bre de 2015 a un 67% en abril.

Al res­pec­to, la va­lo­ra­ción de la em­pre­sa po­dría es­tar más aso­cia­da a la ca­pa­ci­dad de po­der desa­rro­llar un em­pren­di­mien­to per­so­nal, más que a la fi­gu­ra de una enor­me ma­qui­na­ria de pro­duc­ción a gran es­ca­la. Pro­fe­so­res Por ter­ce­ra lec­tu­ra con­se­cu­ti­va, los aca­dé­mi­cos ob­tie­nen un ni­vel de con­fian­za de 80%. Des­cen­so. Sin em­bar­go, la cre­di­bi­li­dad en la em­pre­sa que se tra­ba­ja anotó una ba­ja des­de 72% en di­ciem­bre a 67% en abril.

En ese sen­ti­do, a un 81% de los con­sul­ta­dos le gus­ta­ría crear su pro­pio ne­go­cio o em­pre­sa. Si bien es­ta ci­fra lle­ga­ba a un 84% en di­ciem­bre, de to­das for­mas se man­tie­ne en al­tos ni­ve­les.

De es­ta for­ma, un 80% de los par­ti­ci­pan­tes de la mues­tra se en­cuen­tra de acuer­do con que los em­pre­sa­rios son in­dis­pen­sa­bles pa­ra el desa­rro­llo del país, mien­tras que un 75% con­si­de­ra que es jus­to que los em­pre­sa­rios bus­quen ge­ne­rar ga­nan­cias den­tro de lo per­mi­ti­do. En esa mis­ma lí­nea, un 80% es­tá de acuer­do con que mien­tras más com­pe­ten­cia hay en el mer­ca­do, más se benefician los con­su­mi­do­res, y 74% es­ti­ma que el prin­ci­pal rol del Es­ta­do de­be ser apo­yar y fo­men­tar a las per­so­nas y a las em­pre­sas pri­va­das pa­ra que pue­dan desa­rro­llar con li­ber­tad sus pro­yec­tos.

Asi­mis­mo, el fac­tor cer­ca­nía se­ría fun­da­men­tal en las eva­lua­cio­nes: el ni­vel de con­fian­za de los en­cues­ta­dos en la em­pre­sa don­de tra­ba­ja es su­pe­rior (67%) que de las em­pre­sas en ge­ne­ral ( 45%). Tam­bién el gra­do de cre­di­bi­li­dad del due­ño de la em­pre­sa don­de se desem­pe­ñan (59%) es más al­to que el de los em­pre­sa­rios a ni­vel glo­bal (34%).

SIN­DI­CA­TOS. Otro as­pec­to que re­fle­ja el es­tu­dio es que só­lo un 42% de los en­cues­ta­dos afir­ma sen­tir con­fian­za en los sin­di­ca­tos, mien­tras que un 53% les po­ne “no­ta ro­ja”.

La bre­cha en con­tra de es­tas ins­ti­tu­cio­nes se ha am­plia­do, pues en la lec­tu­ra an­te­rior un 46% ase­gu­ra­ba sen­tir con­fian­za en los sin­di­ca­tos versus un 51% que des­con­fia­ba de és­tos.

In­clu­so, los con­sul­ta­dos afir­man te­ner ma­yor gra­do de cre­di­bi­li­dad en sus com­pa­ñe­ros (71%) y je­fe di­rec­to (64%), que en el pre­si­den­te de su sin­di­ca­to (32%). —Co­mo un “signo alen­ta­dor” ca­li­fi­ca el pri­mer vi­ce­pre­si­den­te de So­fo­fa, José Juan Llu­gany, la re­cu­pe­ra­ción que tu­vo el ni­vel de con­fian­za de la ciu­da­da­nía en el em­pre­sa­ria­do, va­lo­ran­do la efec­ti­va res­pues­ta que die­ron los gre­mios alos di­ver­sos ca­sos que han afec­ta­do la ima­gen del sec­tor.

¿A qué se po­dría atri­buir que si­ga ba­jan­do el ni­vel de con­fian­za en el Go­bierno?

—El pe­río­do en que se le­van­ta la en­cues­ta coin­ci­de con ci­fras preo­cu­pan­tes en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, que re­ve­lan un es­tan­ca­mien­to en la in­ver­sión y ex­pec­ta­ti­vas ca­da vez más ba­jas de cre­ci­mien­to. Eso, uni­do al au­men­to del des­em­pleo, cier­ta­men­te ge­ne­ra in­quie­tud en la po­bla­ción.

¿Qué le pa­re­ce que la con­fian­za en los gre­mios em­pre­sa­ria­les y fir­mas ha­ya re­pun­ta­do en abril?

—Pa­ra no­so­tros es un signo alen­ta­dor. El efec­to ne­ga­ti­vo que pro­du­je­ron los ca­sos vi­vi­dos el año pa­sa­do es evi­den­te, pe­ro creo que la res­pues­ta con­sis­ten­te que die­ron los gre­mios ha ter­mi­na­do por dar sus fru­tos. Tam­bién creo que se va­lo­ra que ha­ya­mos da­do José Juan Llu­gany

una res­pues­ta cla­ra y cons­truc­ti­va en los gran­des de­ba­tes, co­mo la Re­for­ma La­bo­ral y el Pro­ce­so Cons­ti­tu­yen­te.

¿Cuál es su diag­nós­ti­co de que la des­con­fian­za en los sin­di­ca­to lle­gue a 53%?

—Es­ta res­pues­ta le co­rres­pon­de dar­la pri­me­ro a los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les, pe­ro me da la im­pre­sión que hay ca­sos co­mo la huel­ga del Re­gis­tro Ci­vil que le pa­sa­ron la cuen­ta al mun­do sin­di­cal, por­que no se pue­den de­fen­der los pro­pios in­tere­ses a cos­ta de per­ju­di­car los de ter­ce­ros. La gen­te quie­re res­pe­to a sus de­re­chos por par­te de to­dos, tan­to de los em­pre­sa­rios, co­mo de los sin­di­ca­tos.

¿Cuál es su opi­nión res­pec­to que las py­mes y las em­pre­sas pú­bli­cas son más con­fia­bles que las gran­des com­pa­ñías pri­va­das?

—Es una se­ñal alen­ta­do­ra, por­que re­ve­la la iden­ti­fi­ca­ción que los ciu­da­da­nos sien­ten con la py­me y con el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor que las ca­rac­te­ri­za. No ca­be du­da que se de­be a la cer­ca­nía.

¿Y que ha­ya una ma­yor cre­di­bi­li­dad en la em­pre­sa en que se tra­ba­ja y en el due­ño de és­ta?

—Es una ex­ce­len­te no­ti­cia, por­que re­ve­la que en la prác­ti­ca las re­la­cio­nes la­bo­ra­les se dan en un muy buen pie y que hay con­fian­za al in­te­rior de la em­pre­sa. Nues­tro desafío, co­mo or­ga­ni­za­cio­nes gre­mia­les, es es­tar más cer­ca de las em­pre­sas y de los tra­ba­ja­do­res, por­que eso fa­vo­re­ce la con­fian­za y és­ta per­mi­te tra­ba­jar en for­ma co­la­bo­ra­ti­va.

¿Có­mo eva­lúa que ha­ya un 81% de in­te­rés en crear una em­pre­sa?

—De­mues­tra el im­pul­so em­pren­de­dor que hay en Chi­le. Me in­quie­ta que ex­pe­ri­men­te una pe­que­ña ba­ja, ese es un da­to del que nos te­ne­mos que preo­cu­par. Es­pe­ro que el Go­bierno to­me no­ta pa­ra el dis­cur­so del 21 de ma­yo, por­que si que­re­mos reac­ti­var la eco­no­mía te­ne­mos que dar bue­nas no­ti­cias, pa­ra que ese in­te­rés en em­pren­der se pue­da lle­var a ca­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.