¿El año de la pro­duc­ti­vi­dad?

Pulso - - Intro - MA­TÍAS LI­RA A.— De­cano Fa­cul­tad de Eco­no­mía y Ne­go­cios Uni­ver­si­dad del Desa­rro­llo

E—por

STE AÑO ha si­do declarado con bom­bos y pla­ti­llos co­mo el año de la pro­duc­ti­vi­dad. Siem­pre me ha lla­ma­do la aten­ción cuan­do por de­cre­to se bus­ca bau­ti­zar a un “año” con la ex­pec­ta­ti­va, ca­si su­pers­ti­cio­sa, de que al­go pue­de cam­biar. La reali­dad por otro la­do no es muy alen­ta­do­ra: Chi­le es un país don­de se tra­ba­ja mu­cho y se pro­du­ce poco. Di­ver­sas fuen­tes dan cuen­ta de la di­rec­ta re­la­ción que tie­ne la pro­duc­ti­vi­dad o co­mo al­gu­nos de­fi­nen “ha­cer más con me­nos” con el cre­ci­mien­to y desa­rro­llo, el em­pleo y los sa­la­rios. Es por es­to que hoy más que nun­ca se re­quie­re no so­lo diag­nós­ti­cos, sino un es­fuer­zo pú­bli­co y pri­va­do que per­mi­ta en el cor­to, me­diano y lar­go pla­zo, dar sal­tos con mi­ras a una ma­yor pro­duc­ti­vi­dad. En nues­tra idio­sin­cra­sia ten­de­mos a pen­sar que la res­pon­sa­bi­li­dad y so­lu­ción de nues­tros pro­ble­mas re­cae ca­si ex­clu­si­va­men­te en el Es­ta­do o en con­se­jos de ex­per­tos. Si bien el Es­ta­do tie­ne un rol en es­te te­ma, a ve­ces su ver­da­de­ro ac­ti­vo es­tá en el de­jar ha­cer más que en el “ha­cer”. Se des­ta­ca, sin du­da, el rol de Cor­fo, que ha ge­ne­ra­do in­cen­ti­vos pa­ra que se desa­rro­lle un ver­da­de­ro eco­sis­te­ma de em­pren­di­mien­to. Es­te úl­ti­mo pun­to es cen- tral pa­ra cual­quier sal­to en pro­duc­ti­vi­dad. Son fi­nal­men­te los em­pren­de­do­res quie­nes en­car­nan de me­jor ma­ne­ra el ideal de ha­cer más con me­nos. Son ellos los que han te­ni­do que fra­ca­sar en re­pe­ti­das opor­tu­ni­da­des pa­ra lo­grar com­pren­der có­mo desa­rro­llar un ne­go­cio de ma­ne­ra exi­to­sa. El GEM Chi­le (Glo­bal En­tre­pre­neurs­hip Mo­ni­tor), es­tu­dio ela­bo­ra­do por la Uni­ver­si­dad del Desa­rro­llo, ubi­ca a Chi­le en el 6º lu­gar de los paí­ses con más em­pren­di­mien­tos na­cien­tes en el mun­do. Lo an­te­rior es una no­ti­cia es­pe­ran­za­do­ra pa­ra pen­sar en un fu­tu­ro más prós­pe­ro en tér­mi­nos de pro­duc­ti­vi­dad, pe­ro por otro la­do el mis­mo es­tu­dio se­ña­la que las prin­ci­pa­les de­bi­li­da­des son: el ac­ce­so al cré­di­to, el ni­vel edu­ca­cio­nal y la trans­fe­ren­cia de in­no­va­ción y desa­rro­llo. En un cli­ma en­ra­re­ci­do por la des­con­fian­za y nú­me­ros pe­si­mis­tas en re­la­ción al cre­ci­mien­to y el des­em­pleo, don­de in­clu­sos al­gu­nos pre­ten­den eli­mi­nar el li­bre em­pren­di­mien­to co­mo de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal, se ha­ce más ne­ce­sa­rio que nun­ca re­co­no­cer y apo­yar la la­bor de nues­tros em­pren­de­do­res, pe­que­ños y gran­des, que per­se­ve­ran en tiem­pos di­fí­ci­les y que son la cla­ve de nues­tro desa­rro­llo.

@mli­ra1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.