Cons­truir pro­duc­ti­vi­dad des­de la ba­se

La pro­duc­ti­vi­dad “po­si­ti­va” se cons­tru­ye des­de el lu­gar de tra­ba­jo, con la gen­te. La pro­duc­ti­vi­dad pue­de ser así al­go desea­do, po­si­ti­vo, mo­ti­van­te, y que al fi­nal del día per­mi­te la crea­ción de va­lor.

Pulso - - Opinion - El au­tor es so­cio Mont­blanc Con­sul­ting.

AFI­NES de no­viem­bre de 2015, la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let anun­ció a 2016 co­mo “año de la pro­duc­ti­vi­dad”, y la CPC y la Co­mi­sión Na­cio­nal de Pro­duc­ti­vi­dad han pu­bli­ca­do re­cien­te­men­te sus re­co­men­da­cio­nes. Ra­zo­nes pa­ra ha­cer­lo hay de so­bra: dis­tin­tos ran­kings de com­pe­ti­ti­vi­dad y pro­duc­ti­vi­dad (WEF, IMD, WB) si­túan a Chi­le ca­yen­do sos­te­ni­da­men­te los úl­ti­mos dos años y con una pro­duc­ti­vi­dad cer­ca­na a la mi­tad de la de los paí­ses de la OC­DE. Chi­le ne­ce­si­ta me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad y rá­pi­do.

Pa­ra un eco­no­mis­ta, la pro­duc­ti­vi­dad es “el out­put eco­nó­mi­co de un sis­te­ma/sec­tor/país di­vi­di­do por los fac­to­res utilizados pa­ra ge­ne­rar di­cho out­put”, pe­ro ¿có­mo se en­tien­de un men­sa­je así a ni­vel ope­ra­cio­nal en la em­pre­sa? ¿Có­mo se ate­rri­za es­te con­cep­to pa­ra de­fi­nir un plan de ac­cio­nes que me­jo­ren la pro­duc­ti­vi­dad?

Si bien las más de 150 ini­cia­ti­vas re­co­men­da­das por la CPC y la Co­mi­sión son de gran in­te­rés, la pro­duc­ti­vi­dad ma­cro y el len­gua­je uti­li­za­do es­tán le­jos aún de per­mi­tir so­lu­cio­nes que las em­pre­sas y las per­so­nas pue­dan ac­cio­nar. La mi­ra­da ma­cro no dis­tin­gue en­tre em­pre­sas, ni me­nos los equi­pos de tra­ba­jo y sus di­ná­mi­cas, don­de mu­chas ve­ces re­si­den las fuen­tes de ma­yor pro­duc­ti­vi­dad.

Pa­ra en­ten­der có­mo la pro­duc­ti­vi­dad se trans­for­ma en al­go con­cre­to, pri­me­ro es im­por­tan­te en­ten­der qué sig­ni­fi­ca pro­duc­ti­vi­dad pa­ra un tra­ba­ja­dor. En nues­tra ex­pe­rien­cia en va­rias ción, par­te des­de la ac­ción con­jun­ta de je­fa­tu­ras y equi­pos de tra­ba­ja­do­res en­ten­dien­do me­jor el sen­ti­do de su tra­ba­jo, ha­cién­do­se las pre­gun­tas co­rrec­tas que ayu­da­rán a su­pe­rar las barreras que impiden me­jo­res ren­di­mien­tos, an­ti­ci­pan­do es­ce­na­rios pro­duc­ti­vos me­dian­te pla­ni­fi­ca­ción, en­tre otros. El rol de las je­fa­tu­ras es cla­ve pa­ra cam­biar la mi­ra­da del tra­ba­jo y me­jo­rar los ren­di­mien­tos; un je­fe an­ta­go­nis­ta con su equi­po, que no ins­pi­ra o no fa­ci­li­ta el apren­di­za­je de su equi­po, es uno de los dos ele­men­tos que más afec­tan la pro­duc­ti­vi­dad de las per­so­nas, em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes. ¿El otro fac­tor? La “es­ca­sa” dis­ci­pli­na.

Chi­le de­be dar el pri­mer pa­so a la pro­duc­ti­vi­dad lo­gran­do or­ga­ni­za­cio­nes más dis­ci­pli­na­das. La dis­ci­pli­na par­te por ac­cio­nes tan sen­ci­llas co­mo lle­gar a la ho­ra, rea­li­zar las reunio­nes de ini­cio de turno, co­mu­ni­car no­ve­da­des, man­te­ner asea­dos los equi­pos y lu­ga­res de tra­ba­jo. La dis­ci­pli­na ge­ne­ra re­pe­ti­bi­li­dad en la ope­ra­ción y pa­vi­men­ta el ca­mino a la me­jo­ra de pro­duc­ti­vi­dad.

Pa­ra el “año de la pro­duc­ti­vi­dad”, ¿qué ti­po de pro­duc­ti­vi­dad bus­ca­rá desa­rro­llar pa­ra su em­pre­sa? ¿Có­mo de­fi­ni­rá su em­pre­sa la pro­duc­ti­vi­dad lue­go de sus de­ci­sio­nes? Chi­le ne­ce­si­ta me­jo­rar su pro­duc­ti­vi­dad en for­ma ur­gen­te pa­ra no que­dar­nos atrás de paí­ses que avan­zan rá­pi­do en es­te desafío. Vol­ver a la ba­se es la cla­ve pa­ra lo­grar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.