So­bre Bra­sil: “Los eco­no­mis­tas no pue­den ha­cer ma­ra­vi­llas sin apo­yo po­lí­ti­co”

En ese sen­ti­do, ¿có­mo eva­lúa el nue­vo equi­po eco­nó­mi­co en Bra­sil? Ayer se con­fir­mó co­mo nue­vo pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral a Ilan Gold­fajn

Pulso - - Economia & Dinero -

caer en es­tos vi­cios que la so­cie­dad ar­gen­ti­na es­tá re­pu­dian­do.

¿Có­mo eva­lúa el li­de­raz­go del equi­po eco­nó­mi­co?

—Es un equi­po muy só­li­do. Sin du­da te­ne­mos un gran equi­po eco­nó­mi­co en la can­cha. Lo que uno pue­de pe­dir adi­cio­nal­men­te es una me­jor coor­di­na­ción de to­das las va­ria­bles de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca.

¿Có­mo eva­lúa en tér­mi­nos ge­ne­ra­les al go­bierno de Macri?

—Co­mien­zo pro­me­te­dor, desafíos pendientes. Ha si­do un buen co­mien­zo, des­per­tan­do bue­nas expectativas, pe­ro el desafío prin­ci­pal es su­pe­rar en ma­te­ria eco­nó­mi­ca y so­cial la es­tan­fla­ción. Pe­ro sin du­da, Ar­gen­ti­na ini­ció un ca­mino ha­cia la nor­ma­li­dad en po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca e in­ter­na­cio­nal. Lo es­tá tran­si­tan­do con al­gu­nos po­zos de ai­re que a mi jui­cio es­tán vin­cu­la­dos a una fal­ta de es­tra­te­gia in­te­gral, más abar­ca­do­ra que lo que he­mos vis­to has­ta el mo­men­to. Has­ta aho­ra he­mos vis­to más una po­lí­ti­ca de pa­so a pa­so y es­to ha lle­va­do a un desgaste que a mi jui­cio po­dría ha­ber­se evi­ta­do.

¿Có­mo se po­dría ha­ber evi­ta­do?

—Con ma­yor coor­di­na­ción, con me­tas tri­mes­tra­les, y un ho­ri­zon­te plu­ri­anual en ma­te­ria mo­ne­ta­ria, fis­cal, de in­gre­sos y de in­ver­sión pú­bli­ca. Si se hu­bie­ra vis­to el lan­za­mien­to de un pro­gra­ma, con me­tas a dos años y ob­je­ti­vos tri­mes­tra­les, tam­bién en ma­te­ria de ac­coun­ta­bi­lity, hu­bie­ra ge­ne­ra­do un sen­de­ro ha­cia el sec­tor pri­va­do que qui­ta­ría in­cer­ti­dum­bres. Hoy es muy di­fí­cil con­vo­car a la in­ver­sión cuan­do no se sa­be cuá­les se­rán los cos­tos la­bo­ra­les, por­que to­da­vía no es­tán ce­rra­das las ne­go­cia­cio­nes sa­la­ria­les pa­ra to­do el año. To­da­vía no te­ne­mos el sen­de- ro en ma­te­ria ta­sas de in­te­rés, de cos­tos, y al no ha­ber un sen­de­ro cla­ro, es di­fí­cil te­ner una eco­no­mía que va­ya del con­su­mo a la in­ver­sión co­mo pre­ten­de el go­bierno.

Mu­chos han cri­ti­ca­do que las medidas de Macri se es­tén rea­li­zan­do de una for­ma tan ra­di­cal, más que de ma­ne­ra gra­dual ¿Qué opi­na ud. so­bre la ve­lo­ci­dad con que han avan­za­do?

—Ha ha­bi­do shock en lo mo­ne­ta­rio, y gra­dua­lis­mo en lo fis­cal, pe­ro hay que es­ca­par de esa dis­cu­sión. La pre­gun­ta es: ¿el pro­gra­ma es in­te­gral o par­cial? ¿O es un pro­gra­ma en gra­geas? Pri­me­ro fue la uni­fi­ca­ción cam­bia­ra, lue­go el au­men­to de las ta­ri­fas de los ser­vi­cios pú­bli- cos, lue­go los hol­douts, aho­ra se es­tá tra­ba­jan­do en el blan­queo de ca­pi­ta­les, o del au­men­to de las obras pú­bli­cas. En­ton­ces, es­tá to­do vi­nien­do por eta­pas en lu­gar de te­ner un pro­gra­ma abar­ca­dor, que le dé un ho­ri­zon­te a la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca ar­gen­ti­na.

¿Có­mo po­dría sub­sa­nar­se eso?

—El go­bierno siem­pre es­tá a tiem­po de lan­zar un pro­gra­ma eco­nó­mi­co in­te­gral. Si ma­ña­na los mi­nis­tros del área eco­nó­mi­ca plan­tean un es­que­ma de me­tas en ma­te­ria fis­cal, mo­ne­ta­ria, po­lí­ti­ca de in­gre­sos e in­ver­sión pú­bli­ca, po­drían com­ple­tar lo que ya han he­cho. Si no ha­cen un pro­gra­ma in­te­gral, es­ta­re­mos en es­te pro­ce­so de desgaste que pro­ba­ble­men­te con­su­ma to­do el año 2016.

¿Es­pe­ra que es­to se ma­te­ria­li­ce?

—Te­ne­mos un go­bierno que por suer­te es­cu­cha al sec­tor pri­va­do, a di­fe­ren­cia del an­te­rior, que con­vo­ca a eco­no­mis­tas pro­fe­sio­na­les in­de­pen­dien­tes, que ha si­do mi ca­so: me han con­vo­ca­do pa­ra te­ner reunio­nes in­for­ma­les y yo les he di­cho a ellos lo mis­mo que he di­cho aho­ra, así que uno es­pe­ra que tal co­mo han co­rre­gi­do otras co­sas, siem­pre lo pue­dan ha­cer, y si no, ten­dre­mos un 2016 que se­rá to­ma­do co­mo un año de tran­si­ción.

¿Qué opi­na de la ley an­ti­des­pi­dos?

—Es una ley a la de­fen­si­va que, la­men­ta­ble­men­te ins­ta­la un te­ma que no de­bie­ra: Ar­gen­ti­na no tie­ne una cri­sis de em­pleo en es­te mo­men­to. Qui­zás el go­bierno no ha ma­ne­ja­do bien es­te te­ma. Me gus­ta­ría ver una dis­cu­sión en el con­gre­so so­bre có­mo ba­jar im­pues­tos a las em­pre­sas pe­que­ñas y me­dia­nas que es­tén ge­ne­ran­do em­pleo y no una ley a la de­fen­si­va que lo úni­co que ha­ce es ce­rrar el mer­ca­do la­bo­ral. —El eco­no­mis­ta ar­gen­tino, que es­ta­rá en Chi­le en ju­nio, plan­tea que en el se­mi­na­rio se re­fe­ri­rá a los desafíos de la región. “No po­de­mos ha­blar de Amé­ri­ca La­ti­na en ge­ne­ral, hay que ir país por país por­que las reali­da­des son dis­tin­ta”, sos­tie­ne. Pro­ba­ble­men­te, uno de los te­mas que más in­tere­sa­rán a su au­dien­cia -ade­más de Ar­gen­ti­na- se­rá Bra­sil, que tras el cam­bio de go­bierno la se­ma­na pa­sa­da, ayer con­fir­mó a un nue­vo pre­si­den­te del ban­co cen­tral.

¿Qué tan im­por­tan­te es pa­ra Ar­gen­ti­na el mo­men­to por el cual es­tá pa­san­do Bra­sil aho­ra?

— Sin du­da, no só­lo es im­por­tan­te pa­ra Ar­gen­ti­na, sino pa­ra to­da la región. Por su­pues­to que que­re­mos que Bra­sil se re­cu­pe­re lo más rá­pi­da­men­te po­si­ble, va a en­con­trar los me­ca­nis­mos pa­ra es­ta­bi­li­zar­se y vol­ver a cre­cer y en el cor­to pla­zo, el im­pac­to so­bre Ar­gen­ti­na se da so­bre el sec­tor in­dus­trial, por­que las exportaciones de es­te sec­tor cae­rán 19% es­te año a Bra­sil pro­duc­to de la caí­da de ca­si 4% que es­ti­ma­mos pa­ra el PIB de Bra­sil. Eso im­pac­ta sec­to­res cla­ve y so­bre el em­pleo. Ha­brá que mi­rar con cui­da­do pro­duc­tos que, al no po­der ven­der­se en Bra­sil pro­duc­to de la re­ce­sión, tra­tan de ubi­car­se en mer­ca­dos del res­to de Amé­ri­ca del Sur y es­tar aten­tos a que eso no ge­ne­re da­ño por ven­tas por de­ba­jo de los cos­tos. — Es­tu­pen­do, co­noz­co a Ilan y a Hen­ri­que (Mei­re­lles, mi­nis­tro de Ha­cien­da). Tra­ba­jé con Hen­ri­que cuan­do fue pre­si­den­te del ban­co cen­tral. Es un equi­po de gran repu­tación tan­to in­ter­na co­mo ex­ter­na. Por su­pues­to, los eco­no­mis­tas no pue­den ha­cer ma­ra­vi­llas si no tie­nen apo­yo po­lí­ti­co. Sin du­da, Bra­sil ha ele­gi­do al me­jor equi­po eco­nó­mi­co, tie­ne bue­nos eco­no­mis­tas, me pa­re­ce ex­tra­or­di­na­ria com­bi­na­ción, por su­pues­to, el te­rreno es más en el cam­po po­lí­ti­co que en el téc­ni­co pa­ra po­der sa­lir de la cri­sis en la que es­tá Bra­sil.

Es una crí­ti­ca ha­bi­tual a los go­bier­nos que son muy téc­ni­cos. ¿Cree que pri­ma­rán los desacuer­dos po­lí­ti­cos?

— Es to­do un pro­ble­ma de cri­sis po­lí­ti­ca, ins­ti­tu­cio­nal y de co­rrup­ción, por lo tan­to, no só­lo es ma­ne­jo con el Con­gre­so, sino con to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos que es­tán plan­tean­do una cri­sis de cre­di­bi­li­dad muy im­por­tan­te, de ma­ne­ra que ha­brá que ge­ne­rar un pro­gra­ma que ten­ga el res­pal­do su­fi­cien­te co­mo pa­ra pro­du­cir re­sul­ta­dos y que esos re­sul­ta­dos em­pie­cen a dar­le el res­pal­do que Bra­sil ne­ce­si­ta pa­ra sa­lir ade­lan­te.

EVA­LUA­CIÓN GO­BIERNO MACRI “Co­mien­zo pro­me­te­dor, desafíos pendientes. Ha si­do un buen co­mien­zo, des­per­tan­do bue­nas expectativas”.

PRO­GRA­MA ECO­NÓ­MI­CO “Te­ne­mos un go­bierno que, por suer­te, es­cu­cha al sec­tor pri­va­do, a di­fe­ren­cia del an­te­rior”.

REAC­TI­VA­CIÓN ECO­NÓ­MI­CA “Ar­gen­ti­na avan­za en un ca­mino de nor­ma­li­dad. La va­ria­ble que que­da por des­per­tar es la in­ver­sión”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.