El Go­bierno fren­te a la Re­for­ma La­bo­ral

La con­duc­ta errá­ti­ca del Eje­cu­ti­vo es el re­fle­jo de una en­mien­da mal con­ce­bi­da des­de su ori­gen.

Pulso - - Opinion -

HOY POR HOY, la Re­for­ma La­bo­ral es el gran do­lor de ca­be­za del Go­bierno. Tras el fa­llo del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal y el pos­te­rior ve­to del Eje­cu­ti­vo, La Mo­ne­da aún no con­si­gue ali­near in­ter­na­men­te a sus mi­nis­tros res­pec­to de cuál de­be­ría ser la es­tra­te­gia a se­guir. Re­fle­jo de es­to es que, ape­nas diez días tras el anun­cio del ve­to a la Re­for­ma La­bo­ral, el Go­bierno es­ta­ría eva­luan­do re­ti­rar­lo pues no cuen­ta con el apo­yo trans­ver­sal de la ad­mi­nis­tra­ción. En po­si­cio­nes opues­tas se man­tie­nen los mi­nis­tros de Ha­cien­da, Rodrigo Val­dés, y del Tra­ba­jo, Xi­me­na Rin­cón, res­pec­to de las im­pli­can­cias del fa­llo del TC, en par­ti­cu­lar en lo que se re­fie­re a los acuer­dos de jor­na­das es­pe­cia­les de tra­ba­jo. La di­fe­ren­cia de in­ter­pre­ta­ción ju­rí­di­ca ha im­po­si­bi­li­ta­do la de­fi­ni­ción de una es­tra­te­gia cla­ra pa­ra in­ten­tar sal­var uno de los pro­yec­tos es­tre­lla de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción. Más allá de si re­ti­ra el ve­to o no, el errá­ti­co ac­tuar del Go­bierno y de la coa­li­ción que lo sus­ten­ta de­ja de ma­ni­fies­to que La Mo­ne­da es­tá en un ver­da­de­ro za­pa­to chino con la Re­for­ma La­bo­ral. Se de­ba­te en­tre cum­plir las ex­pec­ta­ti­vas de al­gu­nos sec­to­res de la Nue­va Ma­yo­ría y las de­man­das de la CUT, o fre­nar una re­for­ma que tie­ne ma­ni­fies­tos vi­cios cons­ti­tu­cio­na­les y que en na­da con­tri­bu­ye a la ge­ne­ra­ción de em­pleo. El tiem­po es li­mi­ta­do y La Mo­ne­da de­be­ría te­ner una res­pues­ta cla­ra an­tes del men­sa­je del 21 de Ma­yo. Es de es­pe­rar que en es­ta pri­men la res­pon­sa­bi­li­dad y el afán de ha­cer po­lí­ti­cas pú­bli­cas pro cre­ci­mien­to, que es lo que el país aho­ra ne­ce­si­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.