Eje­cu­ti­vo op­ta por crear una uni­dad gu­ber­na­men­tal pa­ra res­guar­dar da­tos per­so­na­les

Ser­vi­cio pú­bli­co es­ta­rá su­per­vi­sa­do por el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da o de Eco­no­mía.

Pulso - - Portada - M. LEIVA/C. ALON­SO

—Una fi­gu­ra ad­mi­nis­tra­ti­va si­mi­lar a la Uni­dad de Aná­li­sis Fi­nan­cie­ro (UAF) es la ele­gi­da por el Go­bierno pa­ra la su­per­vi­sión y res­guar­do de los da­tos per­so­na­les, pro­yec­to que se­rá pre­sen­ta­do en el cor­to pla­zo por La Mo­ne­da.

— Ad por­tas de in­gre­sar al Con­gre­so es­tá el pro­yec­to de ley que per­fec­cio­na la le­gis­la­ción so­bre la pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les, ya que las au­to­ri­da­des a car­go del te­ma con­cor­da­ron en un di­se­ño de ins­ti­tu­cio­na­li­dad que cum­pla el prin­ci­pal re­qui­si­to pues­to des­de Ha­cien­da: que no sea ma­yor­men­te cos­to­so.

Des­de Eco­no­mía afir­man que la ini­cia­ti­va es­tá prác­ti­ca­men­te en el horno: “Es­ta­mos lis­tos, to­das las di­fe­ren­cias que te­nía­mos en­tre no­so­tros fue­ron su­pe­ra­das, y es­pe­ra­mos que el pro­yec­to in­gre­se de aquí a fin de mes”.

De he­cho, el pro­yec­to es­ta­ría re­dac­ta­do y se en­cuen­tra en la fa­se de pim­po­neo en­tre Ha­cien­da, Eco­no­mía y la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia (Seg­pres), que re­vi­sa los al­can­ces cons­ti­tu­cio­na­les y la con­cor­dan­cia con la le­gis­la­ción vi­gen­te.

To­do es­te pro­ce­so de­be ser rá­pi­do, por­que Pre­si­den­cia ha fi­ja­do co­mo pla­zo má­xi­mo de in­gre­so al Con­gre­so la pró­xi­ma se­ma­na, ya que se es­pe­ra que el texto es­té pre­sen­ta­do an­tes que la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let asis­ta a la Reunión del Con­se­jo de Mi­nis­tros de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OC­DE), que se rea­li­za­rá en­tre el 30 de ma­yo y el 2 de ju­nioen Pa­rís, don­de Chi­le pre­si­di­rá el en­cuen­tro.

Ca­be re­cor­dar que la OC­DE ha in­sis­ti­do al Go­bierno pa­ra que cum­pla con los ni­ve­les mí­ni­mos de pro­tec­ción de los da­tos de las per­so­nas, e in­clu­so han lle­ga­do mi­sio­nes a re­vi­sar el avan­ce del te­ma. An­te ello, el Go­bierno se au­to­im­pu­so co­mo pla­zo fa­tal con­tar con el pro­yec­to en el Con­gre­so an­tes de es­ta reunión del se­lec­to gru­po de paí­ses.

INS­TI­TU­CIO­NA­LI­DAD LI­VIA­NA. Tras dos años de de­ba­te in­terno, el Go­bierno se ha­bría in­cli­na­do por­que el guar­dián de los da­tos per­so­na­les sea una es­truc­tu­ra “li­via­na”, si­mi­lar a la que tie­nen la Uni­dad de Aná­li­sis Fi­nan­cie­ro (UAF) o de los Tri­bu­na­les Tri-

¿De­pen­den­cia? Lo que aún no es­tá zan­ja­do es quién es­ta­rá a car­go de es­ta nue­va en­ti­dad. La du­da es­tá en­tre los mi­nis­te­rios de Eco­no­mía y Ha­cien­da.

bu­ta­rios y Adua­ne­ros (TTA).

Es­ta uni­dad es­ta­rá a car­go de la coor­di­na­ción de los or­ga­nis­mos in­vo­lu­cra­dos; se­rá

la res­pon­sa­ble de cum­plir con los es­tán­da­res fi­ja­dos en la fu­tu­ra le­gis­la­ción; dic­ta­rá las ins­truc­cio­nes ge­ne­ra­les pa­ra que se adop­ten las me­di­das ne­ce­sa­rias ; y su­per­vi­sa­rá el cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes y por en­de de los pro­ce­sos re­vo­ca­to­rios.

Es­te nue­vo ser­vi­cio gu­ber­na­men­tal se­ría un or­ga­nis­mo des­cen­tra­li­za­do con per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca y pa­tri­mo­nio pro­pio, con un di­rec­tor res­pon­sa­ble de­fi­ni­do por el Sis­te­ma de Al­ta Di­rec­ción Pú­bli­ca (ADP).

La for­ma en que el di­rec­tor se re­la­cio­ne con el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca aún no es­tá de­fi­ni­do. Es­te se­ría el úni­co pun­to que fal­ta­ría por de­ter­mi­nar, ya que hay dos can­di­da­tos pa­ra es­tar en­ci­ma de es­ta nue­va en­ti­dad: los mi­nis­te­rios de Eco­no­mía y de Ha­cien­da.

Am­bos tie­nen ar­gu­men­tos su­fi­cien­tes pa­ra ser el pa­ra­guas de es­ta nue­va es­truc­tu­ra. Ha­cien­da por un la­do tie­ne a su car­go la su­per­vi­sión de las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras, que son las de­po­si­ta­rias de los ma­yo­res re­gis­tros de da­tos per­so­na­les. Y por otro la­do, Eco­no­mía tie­ne la mi­sión de ve­lar por los con­su­mi­do­res,

que se­rían los su­je­tos be­ne­fi­cia­dos con es­ta ley.

LOW COST. El pro­yec­to le per­mi­ti­rá al Go­bierno cum­plir con los es­tán­da­res OC­DE y que a la vez no le sig­ni­fi­que un gas­to fis­cal muy ele­va­do en tiem­pos de ajus­te.

De acuer­do a fuen­tes que tra­ba­ja­ron en su de­fi­ni­ción, la nue­va fi­gu­ra con­ta­ría con una ofi­ci­na cen­tral en San­tia­go, que se re­la­cio­na­rá con las re­gio­nes a tra­vés de las Se­cre­ta­rias Regionales Mi­nis­te­ria­les (Se­re­mi), quie­nes ten­drán la la­bor de re­ci­bir los re-

cla­mos que lue­go se­rán de­ri­va­dos a la ma­triz en la ca­pi­tal. To­do ello de­be es­tar aso­cia­do a un sis­te­ma in­for­má­ti­co que per­mi­ta a la ciu­da­da­nía ejer­cer sus de­re­chos so­bre la pro­tec­ción de da­tos per­so­na­les.

El cos­to ini­cial de es­te pro­yec­to ron­da­ría los $800 mi­llo­nes en el pri­mer año, pa­ra lue­go, al quin­to año, cuan­do la nue­va es­truc­tu­ra es­té en ré­gi­men, lle­gar a unos $ 2 mil mi­llo­nes apro­xi­ma­da­men­te. “Es­ta es la es­truc­tu­ra que Ha­cien­da es­ta­ría dis­pues­ta a fi­nan­ciar”, se­ña­lan

cer­ca­nos a la dis­cu­sión in­ter­na del Go­bierno.

De es­ta ma­ne­ra, la al­ter­na­ti­va de que fue­ra el Con­se­jo pa­ra la Trans­pa­ren­cia el or­ga­nis­mo que res­guar­da­ra la pro­tec­ción de da­tos no pros­pe­ró. Mien­tras al­gu­nas vo­ces del Eje­cu­ti­vo re­co­no­cen que fue una de las op­cio­nes que se ba­ra­ja­ron, otras se­ña­lan que nun­ca es­tu­vo esa po­si­bi­li­dad en la me­sa, por­que se con­si­de­ra que la pro­tec­ción de da­tos es una fun­ción pú­bli­ca que de­be ser cum­pli­da por un or­ga­nis­mo de­pen­dien­te y no au­tó­no­mo.

FOTO: AGENCIAUNO

Los mi­nis­tros de Ha­cien­da y Eco­no­mía con­cor­da­ron la nue­va nor­ma­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.