“No po­de­mos po­ner­nos una po­lí­ti­ca de ca­pi­ta­li­za­ción sin que opi­ne el due­ño, cu­yos re­pre­sen­tan­tes cam­bian ca­da 4 años”

¿Cuán­to ca­pi­ta­li­za­ron de las uti­li­da­des de 2051? Tras las re­ne­go­cia­cio­nes de La Arau­ca­na y Los Hé­roes, ¿có­mo ana­li­za el te­ma de los lla­ma­dos ban­cos en las som­bras?

Pulso - - En Portada -

—Sin mie­do a la dis­cu­sión en el Con­gre­so y con­ven­ci­do de que el Es­ta­do pon­drá los re­cur­sos ne­ce­sa­rios se mues­tra el pre­si­den­te de la en­ti­dad es­ta­tal a la ho­ra de ana­li­zar los cam­bios plan­tea­dos por Ha­cien­da pa­ra re­for­mas la Ley Ge­ne­ral de Ban­cos.

Us­te­des ne­ce­si­tan US$1.000 mi­llo­nes pa­ra im­ple­men­tar Basilea III, ¿lo han con­ver­sa­do con Ha­cien­da?

—He­mos es­ta­do con­ver­san­do, pe­ro en el cálcu­lo usa­mos una ci­fra que nos pa­re­ce ra­zo­na­ble; sin em­bar­go, no sé si es el da­to al fi­nal por­que de­pen­de de có­mo sa­le la ley. Nues­tra mi­ra­da es que si el Es­ta­do de Chi­le nos quie­re, nos va a po­ner los re­cur­sos. ¿Y có­mo nos ha­ce­mos que­ri­ble? Sien­do un muy buen ban­co. El año pa­sa­do le en­tre­ga­mos al Es­ta­do US$360 mi­llo­nes en­tre im­pues­tos y uti­li­da­des, si además de lo que ha­ce­mos po­de­mos pro­veer ese ti­po de in­gre­sos, creo que po­de­mos ser que­ri­bles. Pe­ro tam­bién hay una fór­mu­la que es com­ple­men­ta­ria que es sa­lir a bus­car cua­si ca­pi­tal a tra­vés de bo­nos per­pe­tuos, que es al­go que es­ta­mos es­tu­dian­do.

¿Pe­ro eso es en re­em­pla­zo de sus bo­nos su­bor­di­na­dos?

—De­pen­de de la ley, cuan­do es­tán ha­cien­do es­tá re­for­ma tam­bién es­tán pen­san­do en Ban­coEs­ta­do, es­tán sa­can­do las cuen­tas. El Es­ta­do nos me­tió US$500 mi­llo­nes por­que les sir­ve, el ban­co no es un ca­cho.

—Es­ta­mos pi­dien­do un pe­da­zo de eso, pe­ro no es­tá zan­ja­do

Lo pre­gun­to por­que a raíz de la re­for­ma al­gu­nos han plan­tea­do que se­ría im­por­tan­te es­tu­diar cam­bios a la po­lí­ti­ca de ca­pi­ta­li­za­ción del ban­co, ha­cer­la más es­ta­ble.

—Te­ne­mos una po­lí­ti­ca de­fi­ni­da has­ta 2018 que es tra­tar de man­te­ner­nos en un 14% de par­ti­ci­pa­ción en las co­lo­ca­cio­nes, al­go que fue ne­go­cia­do con Rodrigo Val­dés, pe­ro ob­via­men­te eso pue­de cam­biar. No­so­tros no so­mos los due­ños del ban­co, no po­de­mos po­ner­nos una po­lí­ti­ca de ca­pi­ta­li­za­ción sin que opi­ne el due­ño, cu­yos re­pre­sen­tan­tes cam­bian ca­da 4 años. Pe­ro en la his­to­ria de es­te ban­co, siem­pre ha ha­bi­do un apre­cio muy gran­de de los go­bier­nos

Los ban­cos pri­va­dos han plan­tea­do la ne­ce­si­dad de ne­go­ciar la re­for­ma a la LGB an­tes de que en­tre en el Con­gre­so, en par­te por cier­to te­mor a que en la dis­cu­sión se tra­ten de re­gu­lar te­mas en ca­lien­te.

—No, ten­go una bue­na opi­nión de los par­la­men­ta­rios, du­ran­te mu­chos años me to­có in­ter­ac­tuar con ellos y cla­ro de re­pen­te uno es­cu- cha de­cla­ra­cio­nes al­ti­so­nan­tes, por­que ellos sa­ben que de esa for­ma sal­drán en la pren­sa, pe­ro en ge­ne­ral son per­so­nas cuer­das. No le ten­go mie­do, pe­ro te­ne­mos que con­ven­cer­los, res­pe­tar­los, uno no pue­de pre­ten­der usar al par­la­men­ta­rio co­mo un me­ro trá­mi­te.

TRÁ­MI­TE DE LGB EN CON­GRE­SO “No le ten­go mie­do, pe­ro hay que con­ven­cer­los, res­pe­tar­los, uno no pue­de pre­ten­der usar al par­la­men­ta­rio co­mo un trá­mi­te”.

CA­JAS DE COM­PEN­SA­CIÓN “Si man­te­ne­mos una Su­se­so sin re­cur­sos, va­mos a te­ner otra vez es­tos pro­ble­mas en los pró­xi­mos años”.

CA­PI­TA­LI­ZA­CIÓN POR BASILEA “El Es­ta­do nos me­tió US$500 mi­llo­nes por­que les sir­ve, el Ban­co no es un ca­cho”.

—Creo que se re­quie­re una Su­pe­rin­ten­den­cia de Se­gu­ri­dad So­cial que vi­gi­le más. De­be­mos apro­ve­char es­ta cri­sis y for­ta­le­cer a una su­pe­rin­ten­den­cia que de­bie­ra es­tar su­per­vi­san­do muy de­te­ni­da­men­te lo que ha­cen es­tas ca­jas, aque­lla que tu­vo el pro­ble­ma tie­ne has­ta una uni­ver­si­dad y agen­cia de tu­ris­mo. Es­tos or­ga­nis­mo tie­nen sen­ti­do pa­ra cré­di­tos pe­que­ños, pe­ro más que re­gu­lar hay que vi­gi­lar.

Us­te­des eran los ban­cos más ex­pues­tos a es­tas en­ti­da­des, ¿es­pe­ran que tras la re­es­truc­tu­ra­cio­nes se aca­ben es­tas si­tua­cio­nes?

—Te­ne­mos esa es­pe­ran­za, de que po­da­mos ter­mi­nar con el sec­tor bien sa­nea­do, pe­ro si man­te­ne­mos una Su­se­so sin re­cur­sos, va­mos a te­ner otra vez es­tos pro­ble­mas en los pró­xi­mos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.