Agen­da cor­ta: dipu­tados PS irán al TC pe­se a ten­sión con La Mo­ne­da

Los mi­nis­tros Bur­gos (DC) y Díaz (PS) res­pal­da­ron la nor­ma apro­ba­da y se dis­tan­cia­ron del anun­cio de los dipu­tados ofi­cia­lis­tas.

Pulso - - Actualidad & Politica -

—La agen­da cor­ta an­ti­de­lin­cuen­cia era una de las prio­ri­da­des le­gis­la­ti­vas del Go­bierno, sin em­bar­go, su tra­mi­ta­ción en el Con­gre­so ha sig­ni­fi­ca­do una se­rie de con­flic­tos pa­ra el ofi­cia­lis­mo.

Y pe­se a que el Eje­cu­ti­vo in­tro­du­jo cam­bios y el Con­gre­so apro­bó el miér­co­les pa­sa­do el pro­yec­to de ley, los dipu­tados del PS anun­cia­ron que re­cu­rri­rán al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal en con­tra del con­trol pre­ven­ti­vo de iden­ti­dad.

El anun­cio ge­ne­ró ayer reac­cio­nes en La Mo­ne­da: “No sue­na muy bien que una ban­ca­da ofi­cia­lis­ta lle­ve al TC un pro­yec­to del Go­bierno”, ad­vir­tió el mi­nis­tro del In­te­rior, Jor­ge Bur­gos (DC).

Es­to, des­pués de que re­for­mas co­mo la La­bo­ral y el ini­cio de la gra­tui­dad fue­ron im­pug­na­das por el or­ga­nis­mo, tras re­que­ri­mien­tos de la opo­si­ción.

En es­te mar­co, el je­fe de ga­bi­ne­te ase­gu­ró que “más allá de que a uno le pue­da gus­tar o no un fa­llo, el TC es una ins­ti­tu­ción que exis­te y los fa­llos de­ben aca­tar­se”.

Sin em­bar­go, el je­fe de la ban­ca­da de dipu­tados del PS, Juan Luis Cas­tro, in­sis­tió: “Le quie­ro re­cor­dar al mi­nis­tro Bur­gos que él se des­mar­có de la lí­nea de la Pre­si­den­ta Ba­che­let cuan­do le res­tó va­li­dez a la ter­ce­ra cau­sal en el pro­yec­to de abor­to, al de­cir que si él fue­ra dipu­tado no vo­ta­ría esa cau­sal”.

Tras es­to, el par­la­men­ta­rio le pi­dió al mi­nis­tro “más cohe­ren­cia y que ha­ya me­nos co­men­ta­rios de lo que ha­ce otro po­der del Es­ta­do”.

Por su par­te, el dipu­tado Leo­nar­do So­to (PS) ase­gu­ró que no hay “nin­gún pro­ble­ma de cohe­ren­cia, ya que en el pa­sa­do he­mos con­cu­rri­do en in­nu­me­ra­bles oca­sio­nes al TC, por­que te­ne­mos la con­vic­ción de de­fen­der los in­tere­ses de las per­so­nas y no de los par­ti­dos”.

So­to ar­gu­men­tó que la nor­ma “es una nue­va fa­cul­tad po­li­cial y sin du­da hay ries­go de vul­ne­ra­ción de las per­so­nas”, es­to por­que “se le ha pro­me­ti­do a las per­so­nas que iban a ha­cer un con­trol bio­mé­tri­co, sin em­bar­go, el pro­yec­to que sa­lió de la co­mi­sión mix­ta es­ta­ble­ce que Ca­ra­bi­ne­ros pue­de man­te­ner por has­ta una ho­ra en la ca­lle a las per­so­nas”, re­ve­ló.

En tan­to, el je­fe de la ban­ca­da de dipu­tados del PPD, Ra­món Fa­rías, acu­só que “es bas­tan­te inex­pli­ca­ble lo que es­tán ha­cien­do los dipu­tados so­cia­lis­tas”. La Mo­ne­da se ten­sio­nó con el anun­cio de los dipu­tados PS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.