- Nues­tra ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, por Gonzalo Res­ti­ni

Pulso - - Portada -

Un jo­ven em­pren­de­dor con­ver­sa por Sky­pe con un po­si­ble in­ver­sio­nis­ta. Su pro­yec­to cum­ple con to­dos los re­qui­si­tos de lo que se ne­ce­si­ta pa­ra triun­far en el Si­glo XXI: una em­pre­sa de ser­vi­cios, es­ca­la­ble y con vo­ca­ción glo­bal. “El pro­yec­to es ex­traor­di­na­rio, we li­ke you guys, que­re­mos in­ver­tir. Aho­ra, one thing, cree­mos que us­te­des de­ben tras­la­dar­se fue­ra de Chi­le” Asu­má­mos­lo. Chi­le es es­ta­ción ter­mi­nal. En el úl­ti­mo rin­cón del mun­do, a mu­chas ho­ras de avión de cual­quier la­do. Tie­ne una po­bla­ción chi­ca, sin ma­sa crí­ti­ca. Le­jos de los lu­ga­res don­de se to­man las de­ci­sio­nes im­por­tan­tes. Has­ta aho­ra he­mos si­do ca­pa­ces de ge­ne­rar em­pre­sas y pro­yec­tos que han su­pe­ra­do es­tos tre­men­dos obs­tácu­los ape­lan­do a lo que te­ne­mos. Nues­tras ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas son po­cas. La más ob­via, so­mos efi­cien­tes pro­duc­to­res de com­mo­di­ties. La se­gun­da, qui­zá más im­por­tan­te aún, es una ha­bi­li­dad tra­ba­ja­da cui­da­do­sa­men­te du­ran­te años: un am­bien­te fa­vo­ra­ble pa­ra ha­cer ne­go­cios. Re­glas cla­ras, ins­ti­tu­cio­nes só­li­das, va­lo­ra­ción de la fun­ción em­pre­sa­rial. Es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca hi­zo po­si­ble un pri­mer gran sal­to al desa­rro­llo des­de fi­na­les de los años 80. Flo­re­ció el ne­go­cio fi­nan­cie­ro, flu­yó el cré­di­to, au­men­ta­ron las in­ver­sio­nes. Lle­ga­ron em­pre­sas de to­do el mun­do, cre­ció el re­tail, se desa­rro­lló el país. Pa­sa­dos los años y en una se­gun­da fa­se, ba­sa­dos en lo apren­di­do, los em­pre­sa­rios chilenos sa­lie­ron en bus­ca de La­ti­noa­mé­ri­ca, con bas­tan­te éxi­to, so­bre­to­do en Pe­rú y , en me­nor me­di­da, en Colombia y Bra­sil. Esa ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va, que se re­su­me en la fa­ci­li­dad pa­ra ha­cer ne­go­cios, ha su­fri­do con el pro­ce­so de Re­for­mas de los úl­ti­mos años, da­ñán­do­la en for­ma qui­zás es­truc­tu­ral. “Yo en­tien­do que you guys li­ke Chi­le. Es muy lin­do, pe­ro es­tá muy le­jos de to­do. In­clu­so si quie­ren ha­cer to­dos esos trips, aho­ra vie­ne un sis­te­ma tri­bu­ta­rio muy com­pli­ca­do y que no se en­tien­de. Además la re­gu­la­ción la­bo­ral es­tá going in the op­po­si­te di­rec­tion a lo que ha­cen en to­dos la­dos, ca­da vez más rí­gi­do. Además , lo de la Cons­ti­tu­ción, ge­ne­ra mu­chas pre­gun­tas. Chi­le no es­tá friendly pa­ra ha­cer ne­go­cios. No hay muy bue­nas ra­zo­nes pa­ra fun­cio­nar des­de San­tia­go” Así , nues­tras po­si­bi­li­da­des de desa­rro­llo más allá de nues­tra zo­na de con­fort en el mun­do de los com­mo­di­ties se com­pli­can. Las em­pre­sas del fu­tu­ro se­rán más di­fí­ci­les de crear y aque­llos que las quie­ran im­pul­sar ten­drán más in­cen­ti­vos pa­ra bus­car ho­ri­zon­tes más pro­me­te­do­res. “I´m sorry, but tho­se are the facts. It´s your choi­ce guys”. Sin que­rer qui­zás, he­mos da­ña­do la lí­nea de flo­ta­ción de una de nues­tras más im­por­tan­tes ha­bi­li­da­des. Más allá del Span­glish, lo que di­ce el in­ver­sio­nis­ta tie­ne bas­tan­te de cier­to.

El au­tor es pa­ne­lis­ta de In­for­ma­ción Pri­vi­le­gia­da, de Ra­dio Du­na.

GONZALO RES­TI­NI

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.