Mo­de­ra­ción de dis­cur­so y vo­lun­ta­ris­mo po­lí­ti­co

Has­ta el mo­men­to, el Gobierno no ha da­do se­ñal cla­ra res­pec­to so­bre có­mo re­to­mar el cre­ci­mien­to.

Pulso - - Opinion -

EL MEN­SA­JE que ha bus­ca­do trans­mi­tir La Mo­ne­da post dis­cur­so del 21 de Ma­yo es una mo­de­ra­ción de las ex­pec­ta­ti­vas res­pec­to del pro­gra­ma de Gobierno, con un se­gun­do tiem­po mar­ca­do por la im­ple­men­ta­ción de las lla­ma­das re­for­mas es­truc­tu­ra­les. Así lo ma­ni­fes­ta­ron los mi­nis­tros del área eco­nó­mi­ca y la pro­pia Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca, que apun­tó a re­afir­mar es­ta lec­tu­ra en en­tre­vis­tas otor­ga­das tras su cuen­ta pública. En ra­dio Du­na, la man­da­ta­ria reite­ró el tono mo­de­ra­do que usó en su dis­cur­so del 21 de Ma­yo, par­ti­cu­lar­men­te en te­mas co­mo edu­ca­ción, economía, crisis de con­fian­za y re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal. Res­pec­to del es­ce­na­rio macro, la Pre­si­den­ta sor­pren­dió di­cien­do: “Siem­pre he creí­do que el cre­ci­mien­to es ne­ce­sa­rio pa­ra la equidad e igual­dad, dis­tri­buir la po­bre­za no tie­ne sen­ti­do. Hay que cre­cer y ade­más mi­rar las he­rra­mien­tas que per­mi­ten que ese cre­ci­mien­to se dis­tri­bu­ya me­jor”. Es­ta mo­de­ra­ción le ha va­li­do al Gobierno crí­ti­cas de al­gu­nos sec­to­res de la Nue­va Ma­yo­ría que de­man­dan una ac­ti­tud más fron­tal res­pec­to de las re­for­mas pen­dien­tes, co­mo la edu­ca­cio­nal. Pero la mo­de­ra­ción del dis­cur­so pa­re­ce más un vo­lun­ta­ris­mo de dis­tin­tos sec­to­res po­lí­ti­cos que un quie­bre en la agen­da de Gobierno. Pe­se a que, en efec­to, la Pre­si­den­ta ha­bló so­bre cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y ha qui­ta­do pre­sión me­diá­ti­ca al proceso cons­ti­tu­yen­te, lo cier­to es que no ha di­ri­gi­do nin­gu­na ac­ción que apun­te di­rec­ta­men­te a re­to­mar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, que de­be­rá ser, por le­jos, la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción del Gobierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.