Un plan eco­nó­mi­co pa­ra Ve­ne­zue­la

La opo­si­ción ya ela­bo­ra un pro­gra­ma ante una even­tual sa­li­da de Ni­co­lás Ma­du­ro del Gobierno.

Pulso - - Opinion -

LA SI­TUA­CIÓN de crisis po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial de Ve­ne­zue­la pa­re­ce in­sos­te­ni­ble. Ante es­te es­ce­na­rio, eco­no­mis­tas de opo­si­ción al ré­gi­men de Ni­co­lás Ma­du­ro han es­ta­do reunién­do­se pa­ra tra­ba­jar en un plan eco­nó­mi­co ante un even­tual fi­nal abrup­to del man­da­to del ac­tual Pre­si­den­te. Es­te pro­gra­ma, co­mo pu­bli­có ayer PUL­SO, tie­ne co­mo prio­ri­dad po­ner en mar­cha un plan de es­ta­bi­li­za­ción ma­cro­eco­nó­mi­ca que lle­ve a eli­mi­nar los con­tro­les de pre­cios, lo­grar una convergencia cam­bia­ria y una nue­va po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, su­ma­do a res­ta­ble­cer las trans­fe­ren­cias di­rec­tas a los sec­to­res más po­bres de la po­bla­ción. Des­de el pun­to de vis­ta sec­to­rial, se po­ten­cia­rán la edu­ca­ción, el sec­tor eléc­tri­co y el de la sa­lud. No se­rá fá­cil lo­grar el equi­li­brio ma­cro­eco­nó­mi­co ni co­rre­gir el pro­ble­ma fis­cal. Tam­po­co lo se­rá des­en­re­dar la ma­ra­ña de pre­cios fi­jos que la au­to­ri­dad di­se­ñó pen­san­do que pue­de ma­ne­jar des­de una ofi­ci­na las “le­yes” de la ofer­ta y la de­man­da. Tam­po­co se­rá fá­cil res­tau­rar la con­fian­za a un ban­co cen­tral que ha si­do ma­ni­pu­la­do co­mo en la peor Amé­ri­ca La­ti­na del si­glo pa­sa­do. Tam­po­co se­rá fá­cil ga­nar la con­fian­za de los in­ver­sio­nis­tas ex­tran­je­ros, flu­jos muy ne­ce­sa­rios en mo­men­tos que el pre­cio del pe­tró­leo - su prin­ci­pal pro­duc­to de ex­por­ta­ción- está cer­ca de los cos­tos de pro­duc­ción de ese país. Sin em­bar­go, la ex­pe­rien­cia de lo que está ha­cien­do el Pre­si­den­te Ma­cri en Ar­gen­ti­na da pa­ra te­ner es­pe­ran­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.