3

Pulso - - Actualidad & Politica -

— La troi­ka de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo y el FMI, na­ci­da en 2010 pa­ra el pri­mer res­ca­te de Gre­cia, pa­re­ce con­de­na­da a per­der a uno de sus miem­bros, al me­nos, tem­po­ral­men­te. El FMI de­jó cla­ras a los mi­nis­tros de Economía de la zo­na eu­ro sus se­rias dis­cre­pan­cias con el pro­gra­ma de un ter­cer res­ca­te que el or­ga­nis­mo in­ter­na­cio­nal con­si­de­ra tan des­ti­na­do al fra­ca­so co­mo los dos an­te­rio­res, si no se pro­ce­de a una re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da grie­ga.

Pe­se a las crí­ti­cas del FMI, el Eu­ro­gru­po se mos­tró dis­pues­to a dar el vis­to bueno a los úl­ti­mos ajus­tes apro­ba­dos por el Gobierno de Ale­xis Tsi­pras, lo que po­dría per­mi­tir la li­be­ra­ción en los pró­xi­mos días de otro tra­mo del ter­cer res­ca­te, blo­quea­do des­de ha­ce ca­si un año.

El FMI su­pe­di­tó su par­ti­ci­pa­ción en el res­ca­te a una re­ba­ja de la car­ga fi­nan­cie­ra de Ate­nas de has­ta 84.000 mi­llo­nes de eu­ros. El mi­nis­tro ale­mán, Wolf­gang Schäu­ble, des­car­tó que las me­di­das de ali­vio pue­dan adop­tar­se an­tes de las elecciones ge­ne­ra­les en Ale­ma­nia de 2017, lo que obli­ga­rá a la zo­na eu­ro a pres­cin­dir de la con­tri­bu­ción del FMI en un re­ca­te que ab­sor­be­rá otros 86.000 mi­llo­nes de eu­ros has­ta 2018.

“To­ma­re­mos las de­ci­sio­nes cuan­do sea ne­ce­sa­rio”, se­ña­ló Schäu­ble en Bru­se­las y re­cal­có que no pue­de com­pro­me­ter­se en nom­bre del fu­tu­ro Gobierno ale­mán. “Yo ten­go aho­ra le­gi­ti­mi­dad y en 2018 tendrán que de­ci­dir quie­nes ha­yan si­do ele­gi­dos por el pue­blo ale­mán en 2017”, aña­dió Schäu­ble.

El cho­que de Berlín con el or­ga­nis­mo pre­si­di­do por Ch­ris­ti­ne La­gar­de obli­ga a los mi­nis­tros a bus­car un acuer­do que per­mi­ta li­be­rar nue­vos prés­ta­mos pa­ra man­te­ner a flo­te a Ate­nas sin que el FMI se es­ca­pe.

El bo­rra­dor del acuer­do Mi­llo­nes de eu­ros al­can­za­ría el re­cor­te que está bus­can­do el FMI, a lo que se opu­so el gobierno de Ale­ma­nia. Res­ca­tes so­be­ra­nos ha re­ci­bi­do Gre­cia, sin po­der or­de­nar sus finanzas, pe­se a que ha di­cho des­de 2010 que no está en con­di­cio­nes de pa­gar sus deu­das a acree­do­res.

bus­ca el equi­li­brio en­tre la pro­me­sa de una re­es­truc­tu­ra­ción, re­cla­ma­da por el FMI, y las ga­ran­tías de que su eje­cu­ción de­fi­ni­ti­va se ha­rá tras los co­mi­cios en Ale­ma­nia.

Ale­ma­nia, en­tre otros, ne­ce­si­ta el vis­to bueno de su Par­la­men­to pa­ra la en­tre­ga de nue­vos prés­ta­mos a Gre­cia y el Bun­des­tag im­po­ne co­mo con­di­ción la pre­sen­cia en Gre­cia del FMI. Fuen­tes del Eu­ro­gru­po apun­ta­ron co­mo so­lu­ción que el FMI asu­ma un pa­pel se­cun­da­rio en la troi­ka, co­mo ase­sor ex­terno, pero sin par­ti­ci­par fi­nan­cie­ra­men­te en el res­ca­te. El FMI ya ju­gó ese pa­pel en el pa­sa­do.

La prio­ri­dad se­ría evi­tar “otra crisis de li­qui­dez”, co­mo cuan­do Gre­cia ca­si cae en de­fault y de­jó cuen­tas sin sal­dar con el FMI. Mien­tras, Bru­se­las no quiere un nue­vo pro­ble­ma en ple­na crisis de re­fu­gia­dos y en la rec­ta fi­nal an­tes del re­fe­ren­do bri­tá­ni­co so­bre man­te­ner­se o sa­lir­se de la Unión Eu­ro­peat. CINCODIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.