Pri­me­ra Mi­ra­da Ra­ti­fi­can­do gra­tui­dad dis­cri­mi­na­to­ria

Pulso - - Intro - MA­RÍA PAZ AR­ZO­LA— In­ves­ti­ga­do­ra Pro­gra­ma So­cial Li­ber­tad y De­sa­rro­llo (LyD)

E—por

N SU DIS­CUR­SO del 21 de ma­yo, la Pre­si­den­ta re­du­jo la me­ta de gra­tui­dad en edu­ca­ción su­pe­rior com­pro­me­ti­da en su pro­gra­ma: en lu­gar de los es­tu­dian­tes pro­ve­nien­tes del 70% de me­no­res in­gre­sos del país, se­ña­ló que pa­ra el fi­nal de su man­da­to pre­ten­de lle­gar al 60%. Con es­ta en men­te, es­te año se avan­zó con 125 mil alum­nos per­te­ne­cien­tes al 50% de me­no­res in­gre­sos en 30 uni­ver­si­da­des ele­gi­bles, y pa­ra el 2017, el com­pro­mi­so es in­cor­po­rar a quie­nes asis­tan a ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior téc­ni­co pro­fe­sio­nal sin fi­nes de lu­cro y con cua­tro o más años de acre­di­ta­ción. Es­to, se­gún es­ti­mo, per­mi­ti­ría su­mar del or­den de 50 mil alum­nos de sie­te cen­tros de for­ma­ción téc­ni­ca (CFT) e ins­ti­tu­tos pro­fe­sio­na­les (IP). De es­ta for­ma, se con­fir­ma la in­ten­ción del Go­bierno de se­guir con­di­cio­nan­do ar­bi­tra­ria­men­te la gra­tui­dad a ca­rac­te­rís­ti­cas de la ins­ti­tu­ción, lo que es in­co­rrec­to, pues el fi­nan­cia­mien­to es­tu­dian­til es un be­ne­fi­cio pa­ra el alumno. Peor aún, las exi­gen­cias en es­te sen­ti­do son dis­pa­res: el re­qui­si­to de años de acre­di­ta­ción no ri­ge pa­ra ins­ti­tu­cio­nes del Con­se­jo de Rec­to­res, aun cuan­do al in­te­rior de es­te hay tres uni­ver­si­da­des es­ta­ta­les que lo in­cum­plen. Así, ha­brá unos 160 mil es­tu­dian­tes del 50% de me­no­res in­gre­sos que es­tu­dian en 22 CFT e IP que se­rán ex­clui­dos de la gra­tui­dad, aun­que tie­nen igual o me­jor acre­di­ta­ción que es­tas tres uni­ver­si­da­des que sí en­tran. El ca­so de Ina­cap ejem­pli­fi­ca muy bien có­mo los cri­te­rios ideo­ló­gi­cos del Go­bierno son in­cohe­ren­tes con los ob­je­ti­vos de equi­dad: a pe­sar de su ex­ce­len­te ca­li­dad (res­pal­da­da por sus seis años de acre­di­ta­ción), sus más de 40 mil alum­nos que se­gún nues­tras es­ti­ma­cio­nes per­te­ne­cen al 50% de me­no­res in­gre­sos del país, se­rán ex­clui­dos de la gra­tui­dad. No soy par­ti­da­ria de con­cen­trar los au­men­tos del gas­to pú­bli­co en edu­ca­ción su­pe­rior; pe­ro si es el ca­mino ele­gi­do, creo que al me­nos de­be­ría ha­cer­se en for­ma jus­ta. La Pre­si­den­ta, en cam­bio, si bien ajus­tó en al­go las ex­pec­ta­ti­vas a la reali­dad, ratificó de to­das for­mas con su dis­cur­so su in­ten­ción de con­ti­nuar con una gra­tui­dad dis­cri­mi­na­to­ria y ba­sa­da en ar­bi­tra­rie­da­des, y que sos­pe­cho no lo­gra­rá me­jo­rar ni la ca­li­dad ni la equi­dad en el ac­ce­so a es­te ni­vel edu­ca­ti­vo.

@MPAr­zo­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.