100

Pulso - - Empresas & Mercados -

pa­ra co­no­cer el ori­gen de di­chos di­ne­ros.

En pa­ra­le­lo, la arre­me­ti­da de Al­ber­to Chang pa­ra evi­tar su ex­tra­di­ción co­mien­za a to­mar dos vías: Chi­le y Mal­ta.

Jus­ta­men­te en nues­tro país ayer la Cor­te Su­pre­ma de­ci­dió re­cha­zar la pe­ti­ción de la de­fen­sa del em­pre­sa­rio de in­ha­bi­li­tar al mi­nis­tro Car­los Ga­jar­do, quien es­cu­cha­ra los ale­ga­tos de ex­tra­di­ción que im­pul­sa el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

A tra­vés de un re­cur­so de re­po­si­ción, la de­fen­sa de Chang in­sis­tió en que se de­cla­re la in­ha­bi­li­dad de Ga­jar­do. Es­to lue­go que el magistrado del Tri­bu­nal de Al­za­da in­for­ma­ra que den­tro de los in­ver­sio­nis­tas de Gru­po Ar­cano se en­cuen­tran tres fa­mi­lia­res de la jue­za Glo­ria Ana Che­ve­sich, quien es su pareja.

En el es­cri­to que pre­sen­ta­ra el abo­ga­do Car­los Cas­tro se ad­jun­tó jus­ta­men­te a es­ta úl­ti­ma aris­ta. “Se acom­pa­ña a es­ta pre­sen­ta­ción el lis­ta­do de víc­ti­mas, al que ha­ce alu­sión el mi­nis­tro en su cons­tan­cia, pe­ro re­sul­ta im­po­si­ble pa­ra es­ta par­te de­ter­mi­nar cuá­les son los pa­rien­tes por afi­ni­dad es­pe­cí­fi­cos a los que se re­fie­re Ga­jar­do, to­da vez que los mis­mos no fue­ron iden­ti­fi­ca­dos por és­te”.

Más aún, el abo­ga­do ar­gu­men­tó que “es­ta cir­cuns­tan­cia, uni­da a la pro­pia cer­ti­fi­ca­ción que hi­zo la mi­nis­tra Che­ve­sich, de in­ha­bi­li­dad pa­ra co­no­cer de es­ta pre­sen­ta­ción, es­ti­ma­mos dan sus­ten­to a los pre­su­pues­tos fác­ti­cos, pa­ra dar por acre­di­ta­da la o las cau­sa­les le­ga­les es­gri­mi­das por es­ta par­te”.

¿Cuán­to tiem­po po­dría to­mar la Cor­te Su­pre­ma pa­ra de­fi­nir si aco­ge o re­cha­za la re­po­si­ción? Bre­ve. Se­gún abo­ga­dos de la cau­sa sos­tie­nen que po­dría to­mar en­tre tres a cua­tro días. A par­tir de esa fe­cha po­dría sur­gir, si fi­nal­men­te se re­cha­za, el fa­llo de la ex­tra­di­ción y la re­so­lu­ción so­bre la so­li­ci­tud de arres­to in­ter­na­cio­nal en con­tra del em­pre­sa­rio.

“Es de­cir, nue­va­men­te se co­mien­za a mo­ver el te­ma aho­ra en Mal­ta”, di­ce un cer­cano a Chang. Mi­llo­nes de dó­la­res se­ría el mon­to de per­jui­cios que ha­bría ge­ne­ra­do la pre­sun­ta es­ta­fa pi­ra­midal fun­da­da por Al­ber­to Chang Ra­jii, se­gún el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. DE­FEN­SA EN MAL­TA. En la is­la me­di­te­rrá­nea Al­ber­to Chang ha se­gui­do ca­da una de las re­co­men­da­cio­nes de sus ase­so­res le­ga­les. De he­cho, con­tra­tó un es­tu­dio de abo­ga­dos que tie­ne se­de en Lon­dres y Mia­mi.

¿ El ob­je­ti­vo? Uno so­lo: ape­lar a la re­vo­ca­ción del per­mi­so de re­si­den­cia que efec­tua­ran au­to­ri­da­des de la is­la pa­ra man­te­ner­se, al me­nos por un tiem­po más, fue­ra de Chi­le.

En Chi­le la de­fen­sa de Chang ha ra­di­ca­do to­dos sus es­fuer­zos por man­te­ner abierto el pro­ce­so de li­qui­da­ción for­zo­sa de Onix Ca­pi­tal, el que se en­cuen­tra en ple­na mar­cha en el 30° Juz­ga­do Ci­vil de San­tia­go y des­de el 9 de ma­yo ha co­men­za­do a pre­sen­tar­se acree­do­res de los pa­ga­rés.

Se­gún ins­truc­cio­nes del pro­pio Chang bus­ca le­van­tar un con­ve­nio de pa­go, in­sis­ten fuen­tes cer­ca­nas al em­pre­sa­rio, que ayer man­tu­vie­ra una ex­ten­sa con­ver­sa­ción con sus ase­so­res le­ga­les vía te­le­fó­ni­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.