“Lo que he­mos de­no­mi­na­do ‘rea­lis­mo sin re­nun­cia’ nun­ca ha des­apa­re­ci­do”

—Pi­de al mun­do pri­va­do “ha­cer su con­tri­bu­ción” pa­ra co­la­bo­rar con el Go­bierno en la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca. —Ade­más, lla­ma a es­pe­rar a que con­clu­ya el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te an­tes de ha­cer eva­lua­cio­nes.

Pulso - - En Portada - Una en­tre­vis­ta de RE­NA­TA FER­NÁN­DEZ

UN AÑO de tra­ba­jo y la asis­ten­cia a dos cuen­tas pú­bli­cas su­ma ya Mar­ce­lo Díaz des­de que des­em­bar­có co­mo mi­nis­tro en la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de Go­bierno. Hoy, una se­ma­na después de la cuen­ta pú­bli­ca del 21 de ma­yo, el vo­ce­ro de La Mo­ne­da ex­pli­ca los al­can­ces del dis­cur­so de la Pre­si­den­ta y pro­yec­ta la que se­rá la ges­tión en los 24 meses que que­dan de Go­bierno.

En su cuen­ta pú­bli­ca la Pre­si­den­ta ha­bló de “re­pro­gra­mar” cier­tas ini­cia­ti­vas. ¿El re­torno del ‘rea­lis­mo sin re­nun­cia’ mar­ca­rá lo que que­da de ges­tión de Go­bierno?

—La Pre­si­den­ta ha he­cho re­fe­ren­cia a que he­mos de­bi­do re­pro­gra­mar cier­tos com­pro­mi­sos. En­tre ellos la gra­tui­dad, y otras ma­te­rias que se han vis­to im­pac­ta­das por la me­nor dis­po­si­ción de re­cur­sos co­mo consecuencia del es­ce­na­rio eco­nó­mi­co que en­fren­ta Chi­le. Des­de esa pers­pec­ti­va nos ha pa­re­ci­do que la con­duc­ta se­ria y sa­na es la que he­mos te­ni­do, en el sen­ti­do de ha­cer evi­den­te cuá­les son las res­tric­cio­nes, pre­ci­sa­men­te pa­ra po­der cum­plir los com­pro­mi­sos que hi­ci­mos. La mis­ma cuen­ta es re­fle­jo muy ní­ti­do de có­mo he­mos ido cum­plien­do los com­pro­mi­sos que hi­ci­mos con el país. Des­de esa pers­pec­ti­va aque­llo que he­mos de­no­mi­na­do ‘rea­lis­mo sin re­nun­cia’ nun­ca ha des­apa­re­ci­do co­mo un cri­te­rio que or­de­ne nues­tra agen­da. Por el con­tra­rio, es­tá muy pre­sen­te y lo va a es­tar pre­ci­sa­men­te por­que te­ne- mos esa con­vic­ción. La con­vic­ción que de acuer­do a las ca­pa­ci­da­des y reali­da­des que en­fren­ta­mos de­be­mos se­guir cum­plien­do con los com­pro­mi­sos que hi­ci­mos con el país.

¿Se bus­có con es­te men­sa­je pre­si­den­cial dar cer­te­zas a al­gu­nos sec­to­res? En par­ti­cu­lar al em­pre­sa­ria­do.

—La Pre­si­den­ta lo que ha he­cho es en­tre­gar una cuen­ta pú­bli­ca del país en la que ha se­ña­la­do que hay co­sas que he­mos cum­pli­do, no so­la­men­te en los úl­ti­mos 12 meses, sino des­de el ini­cio del man­da­to pre­si­den­cial. Y son una obra ma­ci­za: Re­for­ma Tri­bu­ta­ria, la­bo­ral, el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, una Re­for­ma Edu­ca­cio­nal que ha abor­da­do to­dos los ni­ve­les de la edu­ca­ción y que ha cam­bia­do de ma­ne­ra muy ra­di­cal un sis­te­ma edu­ca­ti­vo in­jus­to y do­mi­na­do por el lu­cro y la se­gre­ga­ción. Tam­bién ha se­ña­la­do con mu­cha ni­ti­dez cuá­les son las ta­reas que te­ne­mos por de­lan­te, al­gu­nas de tre­men­da en­ver­ga­du­ra, así co­mo el cum­pli­mien­to de otros desafíos que nos he­mos plan­tea­do. Y ha se­ña­la­do tam­bién con la mis­ma ni­ti­dez que nos co­rres­pon­de ocu­par­nos de ma­ne­ra muy cla­ra del desafío del cre­ci­mien­to y la pro­duc­ti­vi­dad, por­que las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas cam­bia­ron muy sus­tan­ti­va­men­te. De ahí que la Pre­si­den­ta le ha ins­trui­do al con­jun­to del Go­bierno po­ner un fo­co de aten­ción muy pre­fe­ren­te en es­ta agen­da pro cre­ci­mien­to que es­ta­mos lle­van­do a ca­bo.

¿El Eje­cu­ti­vo tie­ne cla­ri­dad so­bre qué pro­yec­tos en par­ti­cu­lar de­be­rán ser pos­ter­ga­dos y re­pro­gra­ma­dos? Sal­vo el enun­cia­do eso no se cla­ri­fi­có en el dis­cur­so.

—La Pre­si­den­ta lo se­ña­ló en su agen­da y he­mos con­cor­da­do una ho­ja de ru­ta. He­mos te­ni­do una jor­na­da de tra­ba­jo con la Nue­va Ma­yo­ría y he­mos de­fi­ni­do prio­ri­da­des le­gis­la­ti­vas. Y vuel­vo a se­ña­lar: el cri­te­rio del ‘rea­lis­mo sin re­nun­cia’ es un fac­tor que or­de­na el con­jun­to de la ac­ción del Go­bierno, de có­mo cum­plir aque­llos com­pro­mi­sos que hi­ci­mos con los ciu­da­da­nos por­que es­te es un Go­bierno que ha cum­pli­do y que se­gui­rá cum­plien­do, pe­ro en un con­tex­to de ma­yor res­tric­ción pre­su­pues­ta­ria y fis­cal.

En los tres con­se­jos de ga­bi­ne­te que se han rea­li­za­do en el año, en el úl­ti­mo cón­cla­ve y en el 21 de ma­yo se ha­bló de prio­ri­zar el cre­ci­mien­to. Sin em­bar­go, al­gu­nos sec­to­res de opo­si­ción cues­tio­nan que só­lo se anun­ció la crea­ción de 60 mil em­pleos en el área de cons­truc­ción. ¿Es su­fi­cien­te?

—Hay 10 ini­cia­ti­vas que se van a li­ci­tar el pró­xi­mo año por 4 mil mi­llo­nes en in­fra­es­truc­tu­ra, la ley de pro­duc­ti­vi­dad que ya es­tá en el Con­gre­so, el fon­do de in­fra­es­truc­tu­ra que ya es­tá en el Con­gre­so. Es de­cir, no son so­la­men­te los anun­cios se­ña­la­dos el día 21 de ma­yo, sino que son otras ac­cio­nes que ya he­mos ve­ni­do im­ple­men­tan­do. El mi­nis­tro de Ha­cien­da ha si­do es­pe­cial­men­te proac­ti­vo en abrir el diálogo y el tra­ba­jo con el con­jun­to de los ac­to­res vin­cu­la­dos a es­tos desafíos, pre­ci­sa­men­te pa­ra po­der apun­ta­lar nues­tra ca­pa­ci­dad de cre­ci­mien­to. Por­que te­ne­mos la con­vic­ción de que la eco­no­mía pue­de cre­cer más y que la eco­no­mía chi­le­na tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra más.

CRE­CI­MIEN­TO ECO­NÓ­MI­CO “Nos co­rres­pon­de ocu­par­nos de ma­ne­ra muy cla­ra y muy re­suel­ta del desafío del cre­ci­mien­to”.

SE­GUN­DO TIEM­PO “El acen­to de es­te se­gun­do tiem­po del Go­bierno es­tá pues­to en la im­ple­men­ta­ción ade­cua­da y apro­pia­da de las re­for­mas”.

PRO­CE­SO CONS­TI­TU­YEN­TE “Las prin­ci­pa­les re­for­mas es­tán o ter­mi­na­das o en mar­cha, eso in­clu­ye al pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te”.

TE­LE­VI­SIÓN NA­CIO­NAL “No me pa­re­ce que sea­mos no­so­tros los lla­ma­dos a juz­gar ni a res­pon­der por la ges­tión de TVN por­que no somos par­te de ella”.

Eso re­quie­re, tal co­mo lo ha se­ña­la­do la Pre­si­den­ta, un pac­to pú­bli­co pri­va­do en torno a una agen­da de cre­ci­mien­to que se sos­ten­ga en el tiem­po. El Go­bierno es­tá ha­cien­do su con­tri­bu­ción, pe­ro tam­bién tie­nen que ha­cer­la los pri­va­dos.

La Pre­si­den­ta dio por ter­mi­na­da la obra grue­sa del Go­bierno, pe­ro una de sus re­for­mas em­ble­má­ti­cas, la cons­ti­tu­cio­nal, re­cién es­tá en su pri­me­ra eta­pa y car­ga con crí­ti­cas y la mar­gi­na­ción de la opo­si­ción del pro­ce­so. ¿No es ade­lan­ta­do plan­tear que la obra grue­sa del Go­bierno es­tá lis­ta cuan­do no se sa­be aún si el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te lle­ga­rá a buen tér­mino?

—Yo no veo nin­gu­na con­tra­dic­ción en aque­llo. Al con­tra­rio. He­mos di­cho que las prin­ci­pa­les re­for­mas com­pro­me­ti­das por es­te Go­bierno es­tán o ter­mi­na­das o es­tán en mar­cha, y eso in­clu­ye al pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te. Cuan­do la Pre­si­den­ta lo anun­ció en el mes de oc­tu­bre plan­teó cla­ra­men­te que era un pro­ce­so que te­nía dis­tin­tos mo­men­tos, y que eso cru­za el ho­ri­zon­te tem­po­ral del man­da­to de es­te Go­bierno. Si hay al­go que nos tie­ne sa­tis­fe­chos de lo que ha ocu­rri­do en los úl­ti­mos sie­te meses des­de que la Pre­si­den­ta anun­ció el ini­cio del pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, es que hoy des­de to­das las po­si­cio­nes po­lí­ti­cas se es­tá ha­blan­do de la ne­ce­si­dad de cons­truir una Cons­ti­tu­ción que nos re­pre­sen­te a to­dos. Si uno mi­ra lo que es­tá ocu­rrien­do en Chi­le es que se ha ins­ta­la­do un mo­men­to cons­ti­tu­cio­nal en el que to­dos asu­mi­mos que, más allá de la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.