Val­dés des­ta­ca im­por­tan­cia de la pro­pie­dad pri­va­da en la economía

El Mi­nis­tro de Ha­cien­da tam­bién des­ta­có el rol que cumple el sec­tor pri­va­do co­mo mo­tor de la economía del país.

Pulso - - Economia & Dinero -

—Me­dian­te una car­ta al di­rec­tor pu­bli­ca­da en El Mer­cu­rio, el Mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ro­dri­go Val­dés, des­ta­có la im­por­tan­cia de la pro­duc­ti­vi­dad, la ins­ti­tu­cio­na­li­dad ma­cro­eco­nó­mi­ca, la re­gu­la­ción, el res­pe­to a la pro­pie­dad pri­va­da y el rol que en con­jun­to de­ben cum­plir tan­to el Es­ta­do co­mo los pri­va­dos en el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de la economía.

Val­dés des­ta­có que uno de los fac­to­res pa­ra el éxi­to eco­nó­mi­co es te­ner un Es­ta­do efec­ti­vo y mer­ca­dos di­ná­mi­cos, “que se com­ple­men­ten y no se obs­tru­yan en­tre sí”.

“Es bá­si­co re­co­no­cer que el Es­ta­do tie­ne un rol in­sus­ti­tui­ble en la re­gu­la­ción, fis­ca­li­za­ción, la pro­vi­sión de bie­nes pú­bli­cos y la coor­di­na­ción (...) El sec­tor pri­va­do, por su par­te, cumple un pa­pel irrem­pla­za­ble en iden­ti­fi­car opor­tu­ni­da­des, desa­rro­llar ne­go­cios, abrir nue­vos mer­ca­dos, to­do por cier­to so­bre la ba­se de la jus­ta ga­nan­cia. Sin ella, no hay in­cen­ti­vos pa­ra to­mar ries­gos, in­ver­tir y ge­ne­rar em­pleo. Y sin un sec­tor pri­va­do vi­go­ro­so es di­fí­cil ima­gi­nar có­mo cre­cer”, es­cri­bió.

Asi­mis­mo, se­ña­ló que el res­pe­to a la pro­pie­dad pri­va­da es un ele­men­to “im­por­tan­tí­si­mo” en cual­quier economía exi­to­sa. “Al igual que co­mo ocu­rre en las Cons­ti­tu­cio­nes de mu­chos paí­ses desa­rro­lla­dos, en Chi­le el de­re­cho de pro­pie­dad es­tá pro­te­gi­do de ma­ne­ra ro­bus­ta, in­clui­da la re­gu­la­ción cons­ti­tu­cio­nal de las ex­pro­pia­cio­nes”, aña­dió.

Val­dés va­lo­ró la im­por­tan­cia de la pro­duc­ti­vi­dad “co­mo fo­co de nues­tros es­fuer­zos”, a la vez que des­ta­có que hoy “te­ne­mos una ins­ti­tu­cio­na­li­dad ma­cro bien or­ga­ni­za­da y que fun­cio­na tan­to en épo­cas nor­ma­les co­mo en tiem­pos de vo­la­ti­li­dad”, y reite­ró que la “Sin un sec­tor pri­va­do vi­go­ro­so es di­fí­cil ima­gi­nar có­mo cre­cer”, es­cri­bió Ro­dri­go Val­dés, Mi­nis­tro de Ha­cie­da.

au­to­no­mía del Ban­co Cen­tral es “cla­ve”.

Te­ner me­tas de in­fla­ción creí­bles y un ti­po de cam­bio flo­tan­te han con­tri­bui­do a la es­ta­bi­li­dad y a en­fren­tar

con éxi­to los shocks ex­ter­nos”, se­ña­ló.

Por otro la­do, el Mi­nis­tro se­ña­ló -co­mo otro fac­tor im­por­tan­te pa­ra el di­na­mis­mo de la economía del país- el rol que cumple la re­gu­la­ción tan­to a ni­vel pú­bli­co co­mo pri­va­do, in­clu­so ha­cien­do alu­sión a las re­gu­la­cio­nes pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de la po­lí­ti­ca.

“Te­ne­mos un con­jun­to de re­glas que se res­pe­tan, que res­guar­dan la fe pú­bli­ca y la cer­te­za ju­rí­di­ca; que ga­ran­ti­zan los de­re­chos de quie­nes son ob­je­to de pro­ce­di­mien­tos de in­ves­ti­ga­ción y san­ción; que ve­lan por la li­bre com­pe­ten­cia y el em­pren­di­mien­to. Te­ne­mos tam­bién nue­vas re­gu­la­cio­nes pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de la po­lí­ti­ca”, con­sig­na la pu­bli­ca­ción.

Fi­nal­men­te re­le­vó la im­por­tan­cia de ser un país abier­to e in­te­gra­do al mun­do. “Te­ne­mos aran­ce­les muy ba­jos, acuer­dos de li­bre co­mer­cio con el 80% del PIB del mun­do y nues­tra in­ser­ción fi­nan­cie­ra nos per­mi­te ac­ce­der a fi­nan­cia­mien­to en for­ma con­ve­nien­te”, sen­ten­ció.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.