Dis­ca­pa­ci­dad y sueldos

Pulso - - Opinion -

La bre­cha la­bo­ral en­tre per­so­nas con y sin dis­ca­pa­ci­dad es in­dig­nan­te, 70% y 6,3% res­pec­ti­va­men­te. Por eso, es tan im­por­tan­te que la Pre­si­den­ta Ba­che­let pro­pon­ga un pro­yec­to de ley que per­mi­ta eli­mi­nar el ar­tícu­lo 16 de la ley 18.600, que tex­tual­men­te se­ña­la: “En el con­tra­to de trabajo que ce­le­bre la per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad men­tal, po­drá es­ti­pu­lar­se una re­mu­ne­ra­ción li­bre­men­te con­ve­ni­da en­tre las par­tes, no apli­cán­do­se a es­te res­pec­to las nor­mas sobre in­gre­so mí­ni­mo”. Lo te­rri­ble de es­ta ley es que per­mi­te y le­ga­li­za la con­tra­ta­ción de “mano de obra ba­ra­ta”. Una per­so­na con dis­ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual pue­de ser tan pro­duc­ti­va co­mo una per­so­na sin dis­ca­pa­ci­dad, siem­pre y cuan­do ten­ga las com­pe­ten­cias pa­ra tra­ba­jar en el lu­gar. Por eso, es esen­cial la se­lec­ción ade­cua­da del em­pleo pa­ra ca­da per­so­na y, que el suel­do sea el mis­mo que re­ci­ben las per­so­nas sin dis­ca­pa­ci­dad en igual ta­rea. Va­lo­ro el es­fuer­zo por de­ro­gar el ar­tícu­lo de es­ta ley. Chi­le no pue­de se­guir te­nien­do ciu­da­da­nos de pri­me­ra y se­gun­da ca­te­go­ría. Ese no es el Chi­le en el cual quie­ro vi­vir. Es­tá cla­ro que fal­ta mu­cho por avan­zar, no so­lo en tér­mi­nos le­ga­les, sino tam­bién en te­mas éti­cos y de jus­ti­cia so­cial. Es­pe­ro que ca­da vez más per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad ten­gan la opor­tu­ni­dad de mos­trar su po­ten­cial y apor­tar al de­sa­rro­llo de las em­pre­sas y del país.

Andrea Zon­dek Darms­tad­ter Pre­si­den­ta Fun­da­ción Ta­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.