EEUU: al­to re­cha­zo a Clin­ton y Trump fa­vo­re­ce co­mo nun­ca a un po­si­ble ter­cer can­di­da­to

En­tre los pos­tu­lan­tes a la Ca­sa Blan­ca fue­ra del bi­par­ti­dis­mo, el can­di­da­to del par­ti­do Li­ber­ta­rio, Gary John­son, es el que más cau­ti­va, con un 10% de apo­yo, por­cen­ta­je con el que po­dría ac­ce­der a fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co pa­ra su cam­pa­ña.

Pulso - - Actualidad & Politica - FRAN­CIS­CA GUE­RRE­RO G.

—Ayer la can­di­da­ta pre­si­den­cial de­mó­cra­ta en Es­ta­dos Uni­dos, Hi­llary Clin­ton, ga­nó la pri­ma­ria de su par­ti­do en Puer­to Ri­co, ubi­cán­do­se más cer­ca de la no­mi­na­ción de su par­ti­do. Sin em­bar­go, los al­tos ni­ve­les de re­cha­zo ha­cia ella y a Do­nald Trump han da­do un lu­gar más des­ta­ca­do a las can­di­da­tu­ras que se le­van­tan fue­ra del tra­di­cio­nal bi­par­ti­dis­mo es­ta­dou­ni­den­se. En­tre el lar­go lis­ta­do de pos­tu­lan­tes in­de­pen­dien­tes hay uno que lu­ce más atrac­ti­vo que el res­to: el go­ber­na­dor de Nue­vo Mé­xi­co y can­di­da­to del par­ti­do li­ber­ta­rio, Gary John­son.

Las en­cues­tas le han da­do un lu­gar pri­vi­le­gia­do pa­ra ser un can­di­da­to que no es de­mó­cra­ta ni re­pu­bli­cano y que, por lo tan­to, no tie­ne tan­ta ex­po­si­ción en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción co­mo el res­to.

Se­gún el úl­ti­mo son­deo de Fox News, des­pués de Trump ( 42%) y Clin­ton (39%), apa­re­ce John­son con el 10% de la in­ten­ción de vo­to, ci­fra que des­ta­ca en com­pa­ra­ción con el 0,99% que ob­tu­vo pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2012, cuan­do se en­fren­tó al ac­tual pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma y a Mitt Rom­ney.

“Al­can­zar los dos dí­gi­tos es mu­chí­si­mo pa­ra un can­di­da­to de un ter­cer par­ti­do”, ase­gu­ró a PUL­SO Terry Schi­lling, director eje­cu­ti­vo de Ame­ri­can Prin­ci­pal Pro­ject, quien atri­bu­ye el avan­ce de John­son a que de­mó­cra­tas y re­pu­bli­ca­nos aún no en­tran de lleno a la elec­ción ge­ne­ral de no­viem­bre.

“La ca­rre­ra pre­si­den­cial to­da­vía es jo­ven y los re­pu­bli­ca­nos y de­mó­cra­tas aún es­tán en el pro­ce­so de de­ba­te pa­ra unir­se de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va de­trás de un can­di­da­to de su par­ti­do”.

Adi­cio­nal­men­te, el can­di­da­to Li­ber­ta­rio se ve fa­vo­re­ci­do por las al­tas ta­sas de re­cha­zo que des­pier­tan los más pro­ba­bles no­mi­na­dos del bi­par­ti­dis­mo.

De acuer­do a la en­cues­ta men­cio­na­da an­te­rior­men­te el re­cha­zo ha­cia Hi­llary Clin­ton al­can­za el 61%, mien­tras que en con­tra Trump lle­ga a 56%.

En ca­so que John­son con­si­ga efec­ti­va­men­te un por­cen­ta­je por so­bre el 5% ten­dría la po­si­bi­li­dad de lo­grar fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co pa­ra los cos­tos de su cam­pa­ña.

De acuer­do a la re­gu­la­ción es­ta­dou­ni­den­se, los can­di­da­tos de par­ti­dos pe­que­ños pue­den ac­ce­der a fon­dos pú­bli­cos si en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les ge­ne­ra­les, en es­te ca­so

¿Qué pa­só? El li­ber­ta­rio Gary John­son, que pos­tu­la por se­gun­da vez a la pre­si­den­cia de EEUU, con­se­gui­ría el 10% de los vo­tos se­gún las en­cues­tas, ci­fra ele­va­da pa­ra un pos­tu­lan­te fue­ra del bi­par­ti­dis­mo.

¿Por qué pa­só? Su po­si­cio­na­mien­to se ha vis­to fa­vo­re­ci­do por el re­cha­zo a Clin­ton y Trump, quie­nes to­da­vía no han con­se­gui­do el res­pal­do de­fi­ni­ti­vo de las cú­pu­las de sus res­pec­ti­vos par­ti­dos. Ayer, Hi­llary Clin­ton ga­nó la pri­ma­ria de­mó­cra­ta en Puer­to Ri­co, que­dan­do a pun­to de ob­te­ner los de­le­ga­dos ne­ce­sa­rios pa­ra su no­mi­na­ción. las del mar­tes 8 de no­viem­bre, con­si­guen un por­cen­ta­je de vo­tos en­tre el 5% y 25%.

En las úl­ti­mas dos ca­rre­ras a la Ca­sa Blan­ca el ter­cer can­di­da­to no ha po­di­do ac­ce­der a es­te ti­po de fi­nan­cia­mien­to.

En 2012 el mis­mo Gary John­son ob­tu­vo ca­si el 1% de los vo­tos, mien­tras que en las de 2008 Ralph Na­der, que se en­fren­tó a Ba­rack Oba­ma y John McCain, ob­tu­vo ape­nas el 0,56% de las pre­fe­ren­cias.

La Co­mi­sión Fe­de­ral de Elec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos in­di­ca que el mon­to al que pue­de ac­ce­der el can­di­da­to de un par­ti­do pe­que­ño, si con­si­gue su­pe­rar el um­bral de 5% de vo­ta­ción po­pu­lar, es en fun­ción del ran­go de la vo­ta­ción que ob­tu­vo su par­ti­do en la elec­ción pre­si­den­cial an­te­rior y el por­cen- ta­je de los vo­tos que ob­tu­vie­ron en esa mis­ma elec­ción los dos can­di­da­tos de los ma­yo­res par­ti­dos, el de­mó­cra­ta y el re­pú­bli­cano.

De to­das ma­ne­ras, Schi­lling con­si­de­ra que la pos­tu­la­ción de John­son po­dría ir per­dien­do res­pal­do po­pu­lar a me­di­da que nos apro­xi­me­mos a las elec­cio­nes de no­viem­bre.

“Des­pués de que los par­ti­dos se po­si­cio­nen con cla­ri­dad de­trás de Clin­ton y Trump, sus por­cen­ta­jes de re­cha­zo co­men­za­rán a ba­jar, lo que se ve­rá plas­ma­do en la in­ten­ción de vo­to a fa­vor de es­tos can­di­da­tos y del pro­pio Gary John­son”, pre­ci­só el ana­lis­ta de Ame­ri­can Prin­ci­pal Pro­ject.

Ade­más, con­si­de­ra que si bien al­gu­nos con­ser­va­do­res se han mos­tra­do atraí­dos por John­son, por su pro­gra­ma eco­nó­mi­co fa­vo­ra­ble a los mer­ca­dos, lo re­con­si­de­ra­rán cuan­do se vuel­va más evi­den­te su agen­da va­ló­ri­ca. “Los li­ber­ta­rios son par­ti­da­rios del abor­to, la pros­ti­tu­ción, la le­ga­li­za­ción de las dro­gas y otras co­sas que la ma­yo­ría de los con­ser­va­do­res re­cha­zan”.

UNA AL­TER­NA­TI­VA A TRUMP. Por otra par­te, hay sec­to­res con­ser­va­do­res a los que la can­di­da­tu­ra de Do­nald Trump no los con­ven­ce en lo ab­so­lu­to, por lo que apues­tan por pos­tu­la­cio­nes al mar­gen del par­ti­do.

Uno de los nom­bres que han sur­gi­do es el de Da­vid French, un con­ser­va­dor, columnista de la re­vis­ta Na­tio­nal Re­view, que nun­ca an­tes ha com­pe­ti­do en una ca­rre­ra de elec­ción po­pu­lar.

Su his­to­ria co­mo can­di­da­to co­mien­za ha­ce al­gu­nas se­ma­nas cuan­do Bill Kris­tol, edi­tor del se­ma­na­rio Weekly Stan­dard anun­cia que se le­van­ta­rá una al­ter­na­ti­va a las can­di­da­tu­ras de Trump y Clin­ton. Días más tar­de, anun­cia en Bloomberg el nom­bre de Da­vid French.

Has­ta aho­ra, es la pro­pia edi­to­rial de Weekly Stan­dard la úni­ca que ha da­do un res­pal­do ex­plí­ci­to a French, mien­tras que otros me­dios de co­mu­ni­ca­ción han cues­tio­na­do las po­si­bi­li­da­des de un per­so­na­je que ni si­quie­ra tie­ne una pá­gi­na en Wi­ki­pe­dia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.