SII en­tre­ga cir­cu­lar con nue­vas re­glas de so­bre en­deu­da­mien­to de em­pre­sas

El prin­ci­pal cam­bio es que aho­ra pa­ra cal­cu­lar el ni­vel de deu­da de una fir­ma, se de­ben con­si­de­rar las mo­ro­si­da­des tan­to lo­ca­les co­mo ex­tran­je­ras y que no ex­ce­dan al re­qui­si­to de 3 a 1, es­to con el fin de evi­tar la elu­sión de im­pues­tos de gran­des com­pa­ñía

Pulso - - Economia&dinero - PIERINA BERTONI El tex­to que fue so­me­ti­do a con­sul­ta pú­bli­ca, no acla­ra­ría ple­na­men­te los cri­te­rios pa­ra eva­luar los ac­tos, se­gún los ex­per­tos. PIERINA BERTONI

—El año pa­sa­do la OCDE ini­cio su pro­gra­ma de nor­mas BEPS, que bus­ca evi­tar la ero­sión de la ba­se im­po­ni­ble de im­pues­tos, y que cuen­ta con 16 me­di­das pa­ra fo­men­tar la eva­sión y elu­sión de gra­vá­me­nes.

Es en ese sen­ti­do, que Chi­le se ha mos­tra­do ac­ti­vo en ir con la lí­nea que bus­ca la OCDE, y en la Re­for­ma Tri­bu­ta­ria se in­clu­ye­ron las nor­mas CFC (so­bre elu­sión), y pos­te­rior­men­te se hi­cie­ron al­gu­nos cam­bios al sis­te­ma de pre­cios de trans­fe­ren­cia, to­do en la lí­nea de evi­tar que las em­pre­sas ten­gas más gas­tos en los paí­ses con ma­yor car­ga tri­bu­ta­ria, di­ri­gien­do los in­gre­sos a paí­ses que tie­nen una me­nor car­ga, pa­ra pa­gar me­nos im­pues­tos.

Lo úl­ti­mo en ese ám­bi­to que emi­tió el Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos (SII), fue la cir­cu­lar 34, pu­bli­ca­da la se­ma­na pa­sa­da y que es­tu­vo en ma­yo en con­sul­ta pú­bli­ca.

¿Qué ha pa­sa­do? La cir­cu­lar 34 del SII pu­bli­ca­da es­te año, es­ta­ble­ce nue­vas re­glas al mo­men­to de cal­cu­lar el so­bre en­deu­da­mien­to.

¿Por qué ha pa­sa­do? Pa­ra se­guir en lí­nea con los nue­vos es­tán­da­res OCDE so­bre las nor­mas BEPS que bus­can evi­tar la ero­sión de la ba­se im­po­ni­ble.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Aho­ra las em­pre­sas al mo­men­to de cal­cu­lar la ba­se de en­deu­da­mien­to, de­ben con­si­de­rar las mo­ro­si­da­des con em­pre­sas re­la­cio­na­das lo­ca­les y ex­tran­je­ras.

¿Có­mo me pue­de afec­tar? Aho­ra es más fá­cil lle­gar a pa­gar un 35% de im­pues­to por es­te con­cep­to. An­te­rior­men­te era po­si­ble y fac­ti­ble ac­ce­der a una ta­sa pre­fe­ren­cial de 4%.

Es­ta cir­cu­lar cam­bia las re­glas del so­bre en­deu­da­mien­to de em­pre­sas con otras com­pa­ñías re­la­cio­na­das.

¿Por qué? Por­que aho­ra pa­ra rea­li­zar el cálcu­lo de en­deu­da­mien­to, se de­ben con­si­de­rar las deu­das tan­to con em­pre­sas ex­tran­je­ras, co­mo con em­pre­sas re­la­cio­na­das en Chi­le. De es­ta ma­ne­ra la cir­cu­lar se­ña­la: “ca­be re­cor­dar que de acuer­do a lo es­ta­ble­ci­do en el ar­tícu­lo 41 F de la LIR (Ley de Im­pues­to a la Ren­ta), se en­tien­de por En­deu­da­mien­to To­tal Anual (ETA), la su­ma que se efec­túe al tér­mino de ca­da año co­mer­cial, de los va­lo­res de los cré­di­tos y pa­si­vos que in­di­ca la Ley, con­tra­ta­do con par­tes do­mi­ci­lia­das, re­si­den­tes, cons­ti­tui­das o es­ta­ble­ci­das en el ex­te­rior o en Chi­le, sean re­la­cio­na­das o no”.

Es­te cam­bio en las re­glas, se­gún ex­per­tos, ha­ría que lle­gar a un so­bre en­deu­da­mien­to pa­ra las em­pre­sas sea más fá­cil, y por lo tan­to ten­gan que tri­bu­tar no con una ta­sa pre­fe­ren­cial de 4%, sino de un 35%.

El so­bre en­deu­da­mien­to se cal­cu­la cuan­do la deu­da tie­ne una re­la­ción de 3 a 1, va­le de­cir que la deu­da sea 3 ve­ces el pa­tri­mo­nio de la em­pre­sa. Pa­ra es­to, la deu­da lo­cal se apli­ca al mo­men­to de cal­cu­lar la ba­se del en­deu­da­mien­to de una em­pre­sa. —El Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos (SII), so­me­tió tam­bién a con­sul­ta pú­bli­ca dos­cir­cu­la­res que abor­dan las nor­mas an­ti­elu­sión, que fue­ron muy cri­ti­ca­das lue­go de la pu­bli­ca­ción de la Re­for­ma Tri­bu­ta­ria.

Una de es­tas cir­cu­la­res, sin em­bar­go, abor­da el pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo de ca­li­fi­ca­ción de ac­tos o ne­go­cios co­mo elu­sio­nes.

Es así co­mo se­ña­lan que se de­be po­ner es­pe­cial aten­ción a la pre­sen­cia de do­cu­men­tos fal­sos, pre­sen­cia de cual­quier ma­nio­bra do­lo­sa u omi­sión ma­li­cio­sa ten­dien­te a im­pe­dir que la ad­mi­nis­tra­ción tri­bu­ta­ria ten­ga co­no­ci­mien­to del na­ci­mien­to de una obli­ga­ción tri­bu­ta­ria o de su ver­da­de­ro mon­to.

Mar­ce­lo Muñoz, so­cio de Salcedo & Cía, ex­pli­ca que “es una ofen­si­va de la le­gis­la­ción chi­le­na con­tra la elu­sión tri­bu­ta­ria internacional y que si­gue la guía y las ac­cio­nes de la OCDE. La cir­cu­lar es­pe­ci­fi­có lo que tie­ne que ver con la nor­ma­ti­va de los pa­raí­sos tri­bu­ta­rios que ya exis­tían y otros re­gí­me­nes”.

Se ha­ce es­ta dis­tin­ción, por­que la cir­cu­lar nom­bra una se­rie de pa­rá­me­tros pa­ra con­si­de­rar que un país tie­ne una car­ga tri­bu­ta­ria ba­ja, co­mo que sea de un 50% o me­nos del im­pues­to cor­po­ra­ti­vo chi­leno, que no exis­tan tra­ta­do de in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción o de dob­le tri­bu­ta­ción, en­tre otros.

Bas­ta con que un país cum­pla con dos de los re­qui­si­tos, pa­ra que el SII su­pon­ga que la em­pre­sa que tie­ne un so­bre en­deu­da­mien­to es­tá re­la­cio­na­da con la em­pre­sa que le pres­ta el ser­vi­cio en el ex­te­rior. Tam­bién se­ña­lan que se de­be ob­ser­var la pre­sen­cia de cual­quier he­cho ti­pi­fi­ca­do, co­mo ob­te­ner de­vo­lu­cio­nes de im­pues­tos que no co­rres­pon­den, si­mu­lan­do una ope­ra­ción tri­bu­ta­ria inexis­ten­te.

Xi­me­na Ni­ño, socia de tax & le­gal de De­loit­te, se­ña­ló que es­te te­ma “di­fí­cil­men­te po­dría que­dar cla­ro, pe­ro al me­nos en la sim­pli­fi­ca­ción de la Re­for­ma Tri­bu­ta­ria se Pe­ro en el ca­so que la em­pre­sa con la que se tie­ne la deu­da per­te­nez­ca a un país OCDE, el SII no ha­ce es­ta su­po­si­ción.

So­le­dad Re­ca­ba­rren, socia de Re­ca­ba­rren y Aso­cia­dos ex­pre­sa que “al fi­nal del día lo que es­tán di­cien­do es que no uno pue­de aco­ger­se a ta­sas pre­fe­ren­tes cuan­do son ope­ra­cio­nes en­tre par­tes re­la­cio­na­das. Si se me­te mu­cho gas­to acá, ter­mi­na no pa­gan­do im­pues­to en Chi­le y lo más se­gu­ro es que el acree­dor es­té en una ju­ris­dic­ción con im­pues­tos más ba­ra­tos”.

Por lo mis­mo la ex­per­ta su­gie­re que las em­pre­sas es­tén aten­ta a es­tas nue­vas re­glas “si no se es­tá re­la­cio­na­do, tie­nes que acre­di­tar que no es así, y si se prue­ba se va a asu­mir que es una em­pre­sa vin­cu­la­da al gru­po, por lo tan­to tie­ne que acom­pa­ñar los re­gis­tros de pro­pie­dad y la ca­de­na de pro­pie­dad”. pre­ci­só su vi­gen­cia, de ma­ne­ra que se­ría es­pe­ra­ble que la apli­ca­ción de es­ta nor­ma sea pa­ra he­chos, ac­tos o con­tra­tos sus­cri­tos a con­tar del 1 de oc­tu­bre de 2014”.

Por su par­te, Cris­tián Gonzalez, so­cio tax & le­gal de RSM, sos­tu­vo que “el pro­ble­ma es que no fi­jan cri­te­rios uni­for­mes que ilu­mi­nen el ac­tuar fu­tu­ro de los con­tri­bu­yen­tes, res­tán­do­le im­por­tan­cia al ob­je­ti­vo que ori­gi­nal­men­te pu­do ha­ber bus­ca­do el le­gis­la­dor”.

La otra cir­cu­lar de­ja en cla­ro la en­tra­da en vi­gen­cia de las nor­mas. Ca­ro­li­na Fuen­sa­li­da, socia de Fuen­sa­li­da & del Va­lle, di­jo que “da cer­te­za ju­rí­di­ca de que el SII no va a po­der ejer­cer la fa­cul­tad pa­ra po­der ini­ciar ca­sos de elu­sión tri­bu­ta­ria res­pec­to de ac­tos, con­tra­tos o ne­go­cios que es­tén con­clui­dos, ce­le­bra­dos, o que sus efec­tos es­tén pen­dien­tes an­tes del 30 de sep­tiem­bre del 2015”.

“(nor­ma an­ti­elu­sión) da cer­te­za ju­rí­di­ca de que el SII no va a po­der apli­car las nor­mas res­pec­to de ac­tos que es­tén con­clui­dos, ce­le­bra­dos, o que sus efec­tos es­tén pen­dien­tes an­tes del 30 de sep­tiem­bre del 2015”.

CA­RO­LI­NA FUEN­SA­LI­DA Socia de Fuen­sa­li­da & del Va­lle.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.