Fran­cis­co “Cha­le­co” Ló­pez: “Epi­ca se­rá co­mo un rally, pe­ro pe­da­lean­do”

Cuan­do co­rría en el Da­kar ¿Qué opi­na­ba la gen­te del De­sier­to de Ata­ca­ma?

Pulso - - Evasion - MACARENA ZARHI COR­DE­RO ¿En qué con­sis­te tu en­tre­na­mien­to pa­ra es­ta ca­rre­ra?

—Lue­go de de­jar el mo­to­ci­clis­mo, Fran­cis­co (Cha­le­co) Ló­pez ha pro­ba­do con otras dis­ci­pli­nas. Una de ellas es el moun­tain bi­ke. Del 5 al 10 de sep­tiem­bre ten­drá un nue­vo desafío en el De­sier­to de Ata­ca­ma, cuan­do re­co­rra 500 ki­ló­me­tros di­vi­di­dos en seis eta­pas, du­ran­te el Epi­ca Gaes Ata­ca­ma, even­to que él di­ri­ge.

So­bre su en­tre­na­mien­to y ex­pe­rien­cia, en­tre­gó al­gu­nos da­tos que hay que re­sol­ver a tres me­ses del ini­cio de es­te even­to, don­de la cla­ve es­tá en la prác­ti­ca, hi­dra­ta­ción y co­mi­da ade­cua­da.

¿Por qué de­ci­dis­te par­ti­ci­par en es­ta ca­rre­ra?

— Es una ca­rre­ra de lar­go alien­to. Co­mo de­por­tis­ta ex­tre­mo, a uno le gus­tan los desafíos y siem­pre tra­ta­ré de pro­bar al­gu­na co­sa nue­va. Es­to es al­go muy atrac­ti­vo pa­ra cual­quier per­so­na. Ade­más, el even­to es muy im- por­tan­te pa­ra no­so­tros co­mo país, ya que po­de­mos dar a co­no­cer la ari­dez de nues­tro de­sier­to. Yo siem­pre vi­ví en el sur y cuan­do em­pe­cé a ha­cer rally me enamo­ré del nor­te. Es una lu­gar pa­ra ha­cer to­do ti­po de de­por­te en cual­quier épo­ca del año. —Pa­ra ellos las du­nas eran fas­ci­nan­tes por su ta­ma­ño, can­ti­dad y las ex­ten­sas ru­tas. So­bre to­do en­tre Co­pia­pó y Bahía In­gle­sa.

¿Qué es im­por­tan­te que se­pan los com­pe­ti­do­res pa­ra en­fren­tar es­te desafío?

—Es un de­sier­to sú­per ári­do, por lo que tie­nen que es­tar pre­pa­ra­dos en lo psi­co­ló­gi­co y fí­si­co, so­bre to­do en la ali­men­ta­ción, te­ma que de­bie­ran tra­ba­jar a par­tir de aho­ra. Es ele­men­tal en es­ta ca­rre­ra. Tam­bién es cla­ve la hi­dra­ta­ción y una bue­na ru­ti­na de en­tre­na­mien­to. —Aho­ra estoy en­tre­nan­do tres ve­ces a la se­ma­na y a me­di­da que se apro­xi­me la fe­cha, voy a te­ner que in­ten­si­fi­car­lo. El tra­ba­jo con­sis­te en un pe­da­leo que ha­go cer­ca del Mall Sport, lo que me to­ma apro­xi­ma­da­men­te una ho­ra y me­dia. Es­ta ru­ti­na la re­pi­to tres ve­ces a la se­ma­na. Co­mo no soy pro­fe­sio­nal de es­te de­por­te, me lo to­mo más a la li­ge­ra. Un ex­per­to de­be tra­ba­jar al me­nos cin­co ho­ras dia­rias.

Hay bas­tan­tes di­fe­ren­cias en­tre una mo­to y una bi­ci­cle­ta...

— La cla­ve es­ta­rá en el re­co­rri­do, don­de lo más com­pli­ca­do se­rá el sue­lo. La or­ga­ni­za­ción se preo­cu­pó de rea­li­zar una ru­ta es­pe­cial pa­ra Las du­nas se­rán más exi­gien­tes a la ho­ra de en­fren­tar­se a las di­fi­cul­ta­des de la ca­rre­ra.

pe­da­lear, por­que es­to no es co­mo la mo­to, en la que uno flo­ta. En la bi­ci­cle­ta, las pier­nas son el mo­tor. Epi­ca se­rá co­mo un rally, pe­ro pe­da­lean­do.

¿Qué sig­ni­fi­ca es­ta ex­pe­rien­cia pa­ra ti?

—La idea es que sea una aven­tu­ra, una nue­va ex­pe­rien­cia. Se­rá al­go nue­vo por­que yo nun­ca he si­do un gran ci­clis­ta, pe­ro me en­tre­ten­go con es­to. Co­mo de­jé la mo­to, estoy abier­to a es­tas ca­rre­ras, así co­mo a las de au­to­mó­vi­les. Ade­más, co­mo no com­pi­to de for­ma pro­fe­sio­nal, estoy más re­la­ja­do y lo pa­so bien.

¿Crees que es­te de­por­te es­tá to­man­do fuer­za en Chi­le?

—Ca­da vez su­ma más adep­tos y hay un boom mun­dial del moun­tain bi­ke. Co­mo es­tá de mo­da, lo más pro­ba­ble es que au­men­te el en­tu­sias­mo por desa­rro­llar nue­vas ca­rre­ras de es­te ti­po en Ata­ca­ma. Va­rias pro­duc­to­ras es­tán bus­can­do idear pro­pues­tas atrac­ti­vas pa­ra los que prac­ti­can es­te de­por­te.

¿Por qué acep­tas­te es­te desafío?

—Por­que me gus­ta an­dar en bi­ci­cle­ta. Mu­chas ve­ces cuan­do en­tre­na­ba, pre­fe­ría usar la bi­ci­cle­ta en vez de ir al gim­na­sio. Ade­más, me in­vi­ta­ron a ver la ru­ta que es­ta­ban tra­zan­do y eso me lla­mó la aten­ción. Ya ha­bía par­ti­ci­pa­do en una ca­rre­ra en San Pe­dro de Ata­ca­ma ha­ce dos años. Fue una ex­pe­rien­cia in­ten­sa don­de su­frí con los 4.000 me­tros de al­tu­ra, pe­ro lle­ga­mos a la me­ta. Lue­go de es­te desafío, que­dé con “el bi­chi­to” y me die­ron ga­nas de vol­ver a otro. Por lo mis­mo acep­té en es­ta opor­tu­ni­dad.

¿Có­mo ves la pro­yec­ción de Epi­ca Gaes?

—Muy bien, por­que hay mu­cha gen­te que quie­re co­no­cer el De­sier­to de Ata­ca­ma y ha­cer­lo en bi­ci­cle­ta lla­ma la aten­ción. El nom­bre del even­to ya es co­no­ci­do mun­dial­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.