Una nue­va re­gu­la­ción acuí­co­la

Tras diez años, la au­to­ri­dad pre­sen­tó cam­bios nor­ma­ti­vos pa­ra el sec­tor, los que bus­can la sus­ten­ta­bi­li­dad de una in­dus­tria que has­ta an­tes de los pro­ble­mas sa­ni­ta­rios era un ejem­plo.

Pulso - - Opinion -

DE­BIE­RON PA­SAR diez años pa­ra que la au­to­ri­dad pre­sen­ta­ra un con­jun­to de nor­mas ten­dien­tes a regular la ope­ra­ción de la acui­cul­tu­ra y así dis­mi­nuir los ries­gos sa­ni­ta­rios. El ori­gen de es­ta ini­cia­ti­va sur­ge a par­tir de la cri­sis sa­ni­ta­ria que vi­vió la in­dus­tria sal­mo­ne­ra en 2007, pro­du­ci­da por el vi­rus ISA. Des­de ese pe­río­do que el sec­tor ha con­ti­nua­do su­frien­do pro­ble­mas sa­ni­ta­rios. El mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis Fe­li­pe Cés­pe­des, di­jo que “la idea es dar­le ma­yor sus­ten­ta­bi­li­dad a la ac­ti­vi­dad des­de una pers­pec­ti­va de me­diano y lar­go pla­zo. Es­tas ini­cia­ti­vas jue­gan un rol im­por­tan­te en tér­mi­nos de com­pe­ti­ti­vi­dad, por­que de al­gu­na u otra for­ma los ries­gos sa­ni­ta­rios se pue­den trans­for­mar en con­di­cio­nes con­tra la com­pe­ti­ti­vi­dad de la in­dus­tria”.

El pa­so da­do por la au­to­ri­dad es re­le­van­te, so­bre todo pa­ra una in­dus­tria que por mu­chos años fue un ejem­plo de desa­rro­llo de mo­de­lo pro­duc­ti­vo chi­leno. No obs­tan­te, hay dos con­clu­sio­nes que se des­pren­den de es­te pro­ce­so. Pri­me­ro, es que fue la tar­dan­za en la ela­bo­ra­ción de es­tas nor­mas lo que lle­vó a que el sec­tor se man­ten­ga en un cons­tan­te ries­go sa­ni­ta­rio. Lo se­gun­do, es que pro­ba­ble­men­te lo rea­li­za­do no es su­fi­cien­te. Por ello se de­be te­ner la fle­xi­bi­li­dad y dis­po­si­ción pa­ra que exis­ta una cons­tan­te re­vi­sión y aná­li­sis de me­jo­ras del sec­tor pú­bli­co en con­jun­to con el pri­va­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.