Pro­yec­tos eléc­tri­cos y co­mu­ni­da­des

Com­pen­sar a las co­mu­ni­da­des ale­da­ñas a los pro­yec­tos eléc­tri­cos no es una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va, da­do que con ello so­lo se les pon­dría un pi­so a las ne­go­cia­cio­nes.

Pulso - - Opinion -

LA RE­CIEN­TE edi­ción de la Ce­na de la Ener­gía fue la ins­tan­cia es­co­gi­da por la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let pa­ra re­flo­tar la idea de otor­gar­les una par­ti­ci­pa­ción a las co­mu­ni­da­des ale­da­ñas a los pro­yec­tos eléc­tri­cos, en el mar­co de la ini­cia­ti­va de aso­cia­ti­vi­dad. “Ya no es su­fi­cien­te con un acer­ca­mien­to tem­prano a las co­mu­ni­da­des; aho­ra es ne­ce­sa­rio em­pe­zar a su­mar a es­tas co­mu­ni­da­des pa­ra dar sos­te­ni­bi­li­dad a los pro­yec­tos. Al­gu­nos pro­po­nen, por ejem­plo, de­jar es­ta­ble­ci­do des­de el prin­ci­pio que el 1% del proyecto per­te­ne­ce a las co­mu­ni­da­des”, di­jo la man­da­ta­ria. Si bien no se ju­gó por un me­ca­nis­mo es­pe­cí­fi­co, en­fa­ti­zó que “si que­re­mos au­men­tar el nú­me­ro de pro­yec­tos ener­gé­ti­cos por to­do Chi­le, for­ta­le­cer nues­tro sis­te­ma eléc­tri­co y apro­ve­char el po­ten­cial que nos re­ga­la nues­tro te­rri­to­rio, es­tos pro­yec­tos tie­nen que ser vis­tos como un be­ne­fi­cio pa­ra las co­mu­ni­da­des que los aco­gen”. No obs­tan­te, es­tas ini­cia­ti­vas no son una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va a pro­yec­tos, to­man­do en cuen­ta que el nú­me­ro que se con­si­de­re se­rá el “des­de”. ¿Por qué un 1% y no el 2% más otras re­ga­lías? Siem­pre ha­brá al­guien que bus­ca­rá ex­tre­mar las pe­ti­cio­nes. Eso no quie­re de­cir que las com­pa­ñías no ten­gan una po­lí­ti­ca proac­ti­va con la co­mu­ni­dad que las aco­ge, sino que sim­ple­men­te lo que de­be­ría pri­mar es un as­pec­to téc­ni­co, con exi­gen­cias cla­ras y re­glas que se cum­plen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.