Chang se­gui­ría pa­gan­do a clien­tes en el ex­te­rior

Pulso - - Intro -

—Te­mor a las au­to­ri­da­des norteamericanas. Esa se­ría la prin­ci­pal ra­zón de Al­ber­to Chang pa­ra se­guir pa­gan­do a sus in­ver­sio­nis­tas en Es­ta­dos Uni­dos. Es que pe­se a que el due­ño del Gru­po Ar­cano tie­ne gran par­te de sus cuen­tas ban­ca­rias con­ge­la­das, co­no­ce­do­res de su si­tua­ción ase­gu­ran que aún man­tie­ne con­trol so­bre al­gu­nas de es­tas en el ex­tran­je­ro, a tra­vés de las cua­les les es­ta­ría trans­fi­rien­do a quie­nes in­vir­tie­ron en sus ofi­ci­nas en Mia­mi. Lo an­te­rior, des­ta­can, es pa­ra evi­tar que la SEC de ese país, equi­va­len­te a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros, ini­cie un pro­ce­so ju­di­cial en su con­tra, es­to con­si­de­ran­do que ya reali­zó una in­ves­ti- ga­ción so­bre sus cuen­tas e in­ver­sio­nes en ese país. De he­cho, a fi­nes del año pa­sa­do, cuan­do al­gu­nos de sus clien­tes en Chi­le co­men­za­ron a du­dar de la si­tua­ción de Ar­cano, hu­bo quie­nes de­ci­die­ron mo­ver sus in­ver­sio­nes des­de Onix Chi­le ha­cia las fi­lia­les en Es­ta­dos Uni­dos, pa­ra ase- gu­rar­se el pa­go de sus ren­ta­bi­li­da­des. Ca­da vez más som­brío re­sul­ta el es­ce­na­rio ju­di­cial de Al­ber­to Chang y su ma­dre Ve­ró­ni­ca Ra­jii, am­bos in­ves­ti­ga­dos por los de­li­tos de la­va­do de di­ne­ro, es­ta­fa y vul­ne­ra­ción de la Ley de Ban­cos. Se­gún la fis­ca­lía, am­bos for­man par­te de un es­que­ma pi­ra­midal que afec­tó a 1.000 per­so­nas y ge­ne­ró per­jui­cios por US$100 mi­llo­nes. Re­cien­te­men­te el 25° Juz­ga­do Ci­vil de San­tia­go de­cre­tó la li­qui­da­ción de los ac­ti­vos del hol­ding, ad­vir­tien­do a cual­quier po­ten­cial aho­rris­ta o pro­vee­dor so­bre los ries­gos de sos­te­ner ne­go­cios con la com­pa­ñía.

Se­gún la fis­ca­lía, Chang for­ma par­te de un es­que­ma pi­ra­midal que afec­tó a 1.000 per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.