Gra­va­men a la emi­sión de con­ta­mi­nan­tes

Pulso - - Empresas & Mercados -

De acuer­do a la ley, el ob­je­ti­vo de im­ple­men­tar es­te im­pues­to a la emi­sión de con­ta­mi­nan­tes (im­pues­tos ver­des) en la in­dus­tria es pa­ra es­ti­mu­lar el cam­bio ha­cia tec­no­lo­gías lim­pias. Se­gún la le­gis­la­ción apro­ba­da se gra­ban con es­te im­pues­to las emi­sio­nes al ai­re de ma­te­rial par­ti­cu­la­do (MP), óxi­dos de ni­tró­geno (NOx), dió­xi­do de

MW uti­li­za­dos en ese pe­rio­do por los 12 me­ses del año, es­ta in­dus­tria en pro­me­dio uti­li­za só­lo 20 MW”, ex­pli­ca Gui­ller­mo Gon­zá­lez, ge­ren­te ge­ne­ral de Chi­lea­li­men­tos.

“Lo ló­gi­co hu­bie­ra si­do que la dis­po­si­ción tri­bu­ta­ria hu­bie­se con­tem­pla­do el uso pro­me­dio anual de la ca­pa­ci­dad tér­mi­ca y no la ins­ta­la­da. Así, la nor­ma­ti­va ha­bría re­co­gi­do la reali­dad de ac­ti­vi­da­des co­mo la Agroin­dus­tria”, aña­dió Mi­ra.

Tam­po­co fue con­si­de­ra­do el he­cho que es­ta ac­ti­vi­dad só­lo pro­du­ce en me­ses de ve­rano, en los cua­les las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas de ven­ti­la­ción de las cuen­cas son más fa­vo­ra­bles, en con­tra­po­si­ción con lo que ocu­rre en in­vierno con el uso de ca­le­fac­to­res y con­su­mo de elec­tri­ci­dad en las ciu­da­des, re­cal­can des­de el gre­mio.

Los ru­bros prin­ci­pal­men­te afec­ta­dos por es­ta dis­po­si­ción son la pro­duc­ción de pul­pas de fru­tas (man­za­na, uva, du­razno) y la pas­ta de to­ma­te, afec­tan­do la pro­duc­ción de 46 mil hec­tá­reas de fru­ta­les, in­clui­das 9 mil hec­tá­reas de to­ma­te in­dus­trial. Es­tas ac­ti­vi­da­des ge­ne­ran unos 100 mil em­pleos anua­les.

De apli­cár­se­les el gra­va­men, los sec­to­res po­drían su­frir una pér­di­da im­por­tan­te en su com­pe­ti­ti­vi­dad, ad­vier­ten en Chi­lea­li­men­tos.

Es­to por­que la pro­duc­ción de la agroin­dus­tria se orien­ta a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les y de­pen­den de las fluc­tua­cio­nes de los pre­cios ex­ter­nos y el ti­po de cam­bio, a di­fe­ren­cia del ne­go­cio de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca que se di­ri­ge al abas­te­ci­mien­to del mer­ca­do in­terno y tie­ne una ren­ta­bi­li­dad ase­gu­ra­da por la fi­ja­ción del pre­cio que rea­li­za el Es­ta­do, de mon­tos de­ce­nas de ve­ces ma­yo­res que los de la agroin­dus­tria. azu­fre (S02) y dió­xi­do de car­bono (C02), pro­du­ci­dos por es­ta­ble­ci­mien­tos cu­yas fuen­tes fi­jas, con­for­ma­das por cal­de­ras o tur­bi­nas, in­di­vi­dual­men­te o en con­jun­to su­men una po­ten­cia tér­mi­ca ma­yor o igual a 50MW, con­si­de­ran­do el lí­mi­te su­pe­rior del va­lor ener­gé­ti­co del com­bus­ti­ble. Se­gún la ley, “en el ca­so de las emi­sio­nes al ai­re Ru­bros afec­ta­dos El ma­yor im­pac­to se­rá pa­ra la pro­duc­ción de pul­pas de fru­tas y la pas­ta de to­ma­te. Ac­ti­vi­da­des que ge­ne­ran 100 mil em­pleos anua­les.

“Es­te es un sec­tor que de­bie­se du­pli­car su ni­vel de ac­ti­vi­dad en los pró­xi­mos años, pe­ro con es­te ti­po de po­lí­ti­cas se le po­ne un freno a la in­ver­sión y a las po­si­bi­li­da­des de cre­ci­mien­to. Así só­lo me in­vi­tan a achi­car­me co­mo em­pre­sa”, ase­gu­ra Gon­zá­lez.

El im­pac­to de cor­to, me­diano y lar­go pla­zo pa­ra la agroin­dus­tria, a jui­cio del sec­tor, se­ría la pa­ra­li­za­ción de las ins­ta­la­cio­nes, las in­ver­sio­nes y la de­ten­ción de los efec­tos mul­ti­pli­ca­do­res en em­pleo, trans­por­te y uso de com­bus­ti­bles fó­si­les de ori­gen na­cio­nal.

“Es un freno a la in­ver­sión sec­to­rial y a la re­vi­sión de la fac­ti­bi­li­dad eco­nó­mi­ca de plan­tas que ope­ran en el país en es­tos ins­tan­tes, pe­ro que de­be­rán de­jar de ope­rar si es­ta me­di­da pros­pe­ra”, con­clu­ye Mi­ra.

REALI­DAD DEL PAÍS. A jui­cio del gre­mio, el pro­ble­ma ra­di­ca en de ma­te­rial par­ti­cu­la­do (MP), oxí­dos de ni­tró­geno (N0x) y dió­xi­do de azu­fre (S02), el im­pues­to se­rá equi­va­len­te a 0,1 por ca­da to­ne­la­da emi­ti­da, o la pro­por­ción que co­rres­pon­da, de di­chos con­ta­mi­nan­tes mul­ti­pli­ca­do por la fór­mu­la (...). En cuan­to al dió­xi­do de car­bono, el im­pues­to se­rá de US$ 5 por to­ne­la­da emi­ti­da”. que es­te pro­yec­to es­tá des­co­no­cien­do la par­ti­cu­la­ri­dad del sec­tor, apli­cán­do­le un gra­va­men que en un co­mien­zo so­la­men­te iba con­tem­pla­do a los ge­ne­ra­do­res eléc­tri­cos.

Un buen ejem­plo lo ven en Mé­xi­co, que con el mis­mo ob­je­ti­vo de dis­mi­nuir las emi­sio­nes de car­bono, en vez de au­men­tar los im­pues­tos ver­des, re­du­jo los sub­si­dios que en­tre­ga­ban a com­bus­ti­bles fó­si­les. Mo­de­lo que no pue­de ser re­pli­ca­do en Chi­le, pe­ro que se ajus­ta a la reali­dad de ese país y del sec­tor.

Muy por el con­tra­rio de lo que es­tá pa­san­do en Chi­le. “Se quie­ren re­pli­car los mis­mos lí­mi­tes de 50MW que ya apli­có la co­mu­ni­dad eu­ro­pea. Sin em­bar­go, ellos tie­nen una dis­po­ni­bi­li­dad enor­me de com­bus­ti­bles me­nos con­ta­mi­nan­tes, co­mo el gas na­tu­ral, a di­fe­ren­cia de no­so­tros que no te­ne­mos esa po­si­bi­li­dad”, con­clu­ye Mi­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.