“El pro­ce­so constituyente no ha si­do po­la­ri­za­dor”

—Pe­se al tér­mino de la pri­me­ra eta­pa del pro­ce­so constituyente, aún no es ho­ra de ba­lan­ces, di­ce el abo­ga­do. —Evi­ta cri­ti­car a los par­ti­dos, pe­ro re­co­no­ce que se ha­brían aho­rra­do di­fi­cul­ta­des con un acuer­do po­lí­ti­co.

Pulso - - Portada - Una en­tre­vis­ta de RE­NA­TA FER­NÁN­DEZ fren­te al pro­ce­so es uno de esos es­co­llos?

AUN­QUE es pro­fe­sor en la UC, de­cano de la es­cue­la de de­re­cho de la Uni­ver­si­dad de las Amé­ri­cas y tra­ba­ja con sus clien­tes par­ti­cu­la­res, des­de que Pa­tri­cio Za­pa­ta asu­mió en di­ciem­bre pa­sa­do co­mo pre­si­den­te del Con­se­jo de Ob­ser­va­do­res, el pro­ce­so constituyente es lo que aca­pa­ra to­da su aten­ción.

Es­tos sie­te me­ses no han si­do fá­ci­les y Za­pa­ta re­co­no­ce que ha ha­bi­do di­fi­cul­ta­des. Pe­ro el abo­ga­do di­ce ser op­ti­mis­ta. Con los en­cuen­tros lo­ca­les ya con­clui­dos, hoy su fo­co es­tá en ase­gu­rar­se que la pró­xi­ma eta­pa del pro­ce­so se im­ple­men­te con la me­nor can­ti­dad de erro­res po­si­bles.

¿Es­tá con­for­me con la pri­me­ra eta­pa del pro­ce­so constituyente? ¿Cuál es su ba­lan­ce?

—Cual­quier ba­lan­ce que uno ha­ga hoy día es pro­vi­so­rio. No nos co­rres­pon­de ha­blar en tér­mi­nos de éxi­to o fra­ca­so, de le­gi­ti­mi­dad o ile­gi­ti­mi­dad, de triun­fo o fra­ca­so. Yo de­re­cha­men­te creo que co­mo Con­se­jo he­mos ido lo­gran­do su­pe­rar los dis­tin­tos es­co­llos. En al­gu­nos ca­sos los su­pe­ra­mos con ele­gan­cia y ra­pi­dez, en otros ca­sos fue más di­fí­cil. Pe­ro di­ría que des­de los mo­men­tos que dis­cu­ti­mos la se­lec­ción de fa­ci­li­ta­do­res, cuan­do dis­cu­tía­mos la me­to­do­lo­gía, cuan­do dis­cu­tía­mos el in­vo­lu­cra­mien­to de fun­cio­na­rios pú­bli­cos, has­ta el mo­men­to en que dis­cu­tía­mos las con­di­cio­nes pa­ra for­mar en­cuen­tros… to­dos los pro­ble­mas fue­ron sien­do su­pe­ra­dos con un Con­se­jo Ciu­da­dano muy uni­do.

¿El com­por­ta­mien­to que han te­ni­do los par­ti­dos po­lí­ti­cos

—Hu­bie­ra si­do bas­tan­te más sen­ci­llo si des­de el día uno hu­bie­ra exis­ti­do un en­ten­di­mien­to o acuer­do po­lí­ti­co trans­ver­sal de ma­ne­ra que es­te pro­ce­so no fue­ra par­te de la gue­rri­lla po­lí­ti­ca ni de la lu­cha en­tre Go­bierno y opo­si­ción. Hu­bie­ra si­do ideal po­ner al pro­ce­so constituyente en un plano por en­ci­ma de la gue­rri­lla po­lí­ti­ca, por­que es­te es un te­ma de lar­go pla­zo que tras­cien­de es­te Go­bierno. Ya que no te­ne­mos ese acuer­do po­lí­ti­co las co­sas que pa­san en el pro­ce­so —las bue­nas, las ma­las y las feas— ter­mi­nan sien­do par­te de la gue­rri­lla po­lí­ti­ca.

¿Es­pe­ra­ba una ac­ti­tud dis­tin­ta de los par­ti­dos?

—Yo no quie­ro apa­re­cer ni si­quie­ra por aso­mo en la crí­ti­ca a los par­ti­dos po­lí­ti­cos, por­que creo que es­tá de mo­da y me car­gan las mo­das. Es muy fá­cil y es una ma­ne­ra de caer­le bien a la gen­te. Ade­más ese no es mi te­ma. Los par­ti­dos tie­nen mu­chas preo­cu­pa­cio­nes y yo sen­tí que hu­bo in­te­rés en el mo­men­to en que los in­vi­ta­mos en enero y fue­ron to­dos. Si hu­bo que­jas por fal­ta de in­for­ma­ción es por­que en ge­ne­ral ha­bía po­ca in­for­ma­ción.

¿Es muy tar­de pa­ra bus­car en­ten­di­mien­tos po­lí­ti­cos y pa­ra sa­car al pro­ce­so constituyente de la gue­rri­lla?

—Yo so­la­men­te cons­ta­to una di­fi­cul­tad. Si me pre­gun­ta por qué a ve­ces es tan di­fí­cil, yo creo que es en par­te por­que es­to es­tá si­tua­do en un te­rreno don­de la gue­rri­lla po­lí­ti­ca se ma­ni­fies­ta. Pe­ro no nos co­rres­pon­de co­mo con­se­jo an­dar re­co­men­dan­do una es­tra­te­gia, no quie­ro sa­lir­me de mi fun­ción. ¿Ha ha­bi­do di­fi­cul­ta­des? Sí. ¿Qué ex­pli- ca esas di­fi­cul­ta­des? Al­gu­nas son fru­to de erro­res que uno co­me­te, hay otras que tie­nen que ver con el cli­ma po­lí­ti­co que vi­ve el país, y hay otras que creo que se ex­pli­can por­que no he­mos lo­gra­do co­mo so­cie­dad que es­to lo dis­cu­ta­mos de una ma­ne­ra dis­tin­ta pe­se a los es­fuer­zos que he­mos he­cho co­mo Con­se­jo.

¿Có­mo eva­lúa la re­la­ción que han te­ni­do con el Go­bierno?

—Aun­que pa­rez­ca ex­tra­ño, ten­go un gra­do de res­pe­to per­so­nal y con­fian­za. Hay que de­cir esas co­sas: ha si­do una re­la­ción hu­ma­na­men­te sa­tis­fac­to­ria y he sen­ti­do mu­cho res­pe­to de par­te de to­dos los mi­nis­tros y de to­das las au­to­ri­da­des. Las di­fe­ren­cias que ha ha­bi­do, y ha ha­bi­do va­rias, creo que se ex­pli­can por­que no­so­tros nos he­mos to­ma­do muy en se­rio nues­tro tra­ba­jo y el Go­bierno tie­ne sus pro­pias ur­gen­cias. Pe­ro nun­ca he pen­sa­do que las di­fe­ren­cias se de­ban a que el Go­bierno es­té pro­mo­vien­do al­go inade­cua­do e ile­gí­ti­mo. Son ten­sio­nes por­que el Go­bierno quie­re ha­cer al­go más rá­pi­do, más ma­si­vo y no­so­tros pen­sa­mos que me­jor no.

¿To­mar­se muy en se­rio su tra­ba­jo no im­pli­ca ha­ber­se ex­ce­di­do en sus atri­bu­cio­nes?

—En nin­gún mo­men­to nos he­mos ex­ce­di­do en nues­tras atri­bu­cio­nes co­mo con­se­jo. Lo que pa­sa es que es­ta­mos ejer­cien­do ca­bal­men­te el 100% de lo que se nos ha­bía pe­di­do.

La Pre­si­den­ta tu­vo un rol vi­si­ble en la pri­me­ra eta­pa. Fue a va­rios en­cuen­tros, de­fen­dió el pro­ce­so en el ex­te­rior. ¿Co­rres­pon­de que la Pre­si­den­ta ten­ga ese pro­ta­go­nis­mo en es­ta se­gun­da eta­pa?

—Es com­ple­ta­men­te im­pro­ce­den- te que un con­se­jo ciu­da­dano co­mo es­te dic­ta­mi­ne lo que la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca pue­de ha­cer o no ha­cer, de­cir o no de­cir. Creo que es im­per­ti­nen­te e im­pro­ce­den­te. Lo que sí es cier­to es que si que­re­mos que los ca­bil­dos fun­cio­nen bien va a ser sú­per im­por­tan­te que las au­to­ri­da­des del Go­bierno in­te­rior, co­mo go­ber­na­do­res, in­ten­den­tes y fun­cio­na­rios pú­bli­cos en te­rreno, se li­mi­ten es­tric­ta­men­te a tra­ba­jar en la pro­duc­ción y se abs­ten­gan de in­ter­ve­nir en la di­rec­ción del even­to. Esa es una dis­tin­ción com­ple­ja. En eso va­mos a te­ner que ser muy cui­da­do­sos.

¿Cuá­les son sus ex­pec­ta­ti­vas de ca­ra a la se­gun­da eta­pa del pro­ce­so?

—Con­tra lo que al­gu­nos cre­ye­ron es­to no ha si­do po­la­ri­za­dor, la dis- cu­sión ha si­do or­de­na­da. La gen­te que va a los en­cuen­tros no sa­le con ga­nas de des­truir o de ata­car, sino que en un áni­mo muy pro­po­si­ti­vo. La es­truc­tu­ra de los en­cuen­tros es un buen pun­to de par­ti­da, pe­ro tam­po­co la idea era em­pe­zar a ha­cer una ac­ti­vi­dad que sig­ni­fi­ca­ra un es­guin­ce o una frac­tu­ra —es­toy ca­si sien­do el ki­ne­sió­lo­go Za­pa­ta— pe­ro es la pro­gre­sión de la ener­gía, del con­su­mo de fuer­zas, y es­ta era una ma­ne­ra de par­tir.

PRO­BLE­MAS EN PRO­CE­SO “He­mos ido su­peran­do los es­co­llos. En al­gu­nos ca­sos con ele­gan­cia y ra­pi­dez, otros fue­ron más di­fí­ci­les”.

ATRI­BU­CIO­NES “En nin­gún mo­men­to nos he­mos ex­ce­di­do en nues­tras atri­bu­cio­nes co­mo Con­se­jo”.

Y si hay po­ca par­ti­ci­pa­ción, ¿no hay ries­go de que nos que­de­mos sin ai­re an­tes de lle­gar a la me­ta?

—Hay que po­ner las con­di­cio­nes y hay que te­ner al­go de pa­cien­cia. De­cla­rar que ya no vas a lle­gar a Ru­sia 2018 por­que en el pri­mer par­ti­do em­pa­tas­te de­mues­tra que en el fon­do no tie­nes mu­cha cla­ri­dad de lo que sig­ni­fi­ca la pa­la­bra pro­ce­so. Si en el pri­mer par­ti­do de los 18 de la eli­mi­na­to­ria, no te fue tan bien y em­pa­tas­te no­más, tú di­ces: sa­que­mos lec­cio­nes, sa­que­mos ex­pe­rien­cia, es­to pue­de ha­ber ser­vi­do pa­ra me­jo­rar. En­ton­ces si es­te pri­mer mo­men­to tu­vo de­bi­li­da­des, pe­ro crees en la idea del pro­ce­so, lo que ha­ces es mi­rar las de­bi­li­da­des no pa­ra aplas­tar­lo, sino pa­ra me­jo­rar­lo.

DI­FE­REN­CIAS EN CON­SE­JO “Las di­fe­ren­cias que ha ha­bi­do creo que se ex­pli­can por­que nos he­mos to­ma­do muy en se­rio nues­tro tra­ba­jo”.

Lle­van seis me­ses de tra­ba­jo co­mo ob­ser­va­do­res y les que­dan cua­tro más. ¿Es­tá con­for­me con la la­bor rea­li­za­da?

—Es­to es muy in­ten­so, es muy de­man­dan­te, fí­si­ca y es­pi­ri­tual­men­te. Por­que la res­pon­sa­bi­li­dad es muy gran­de. Hay un con­jun­to de per­so­nas que hi­cie­ron un ac­to de fe y yo no quie­ro ser par­te de nin­gún ti­po de de­cep­ción o de­silu­sión. A ca­da con­se­je­ro es­to le va a ge­ne­rar un en­ri­que­ci­mien­to. Es muy bo­ni­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.