Naím: “El mun­do ha que­da­do sor­pren­di­do por la im­plo­sión de Ve­ne­zue­la”

Pulso - - En Portada - PAU­LA NAMUR Y.

El li­bro re­pa­sa los cam­bios más tras­cen­den­tes del mun­do en los úl­ti­mos años. Au­tor: Moisés Naím Se­llo: Tau­rus. Pá­gi­nas: 423. — A ni­vel re­gio­nal, al ex mi­nis­tro de Co­mer­cio e In­dus­tria y ex di­rec­tor del ban­co cen­tral de Ve­ne­zue­la, no le sor­pren­de la cri­sis por la que pa­sa su país. Ha­ce po­co me­nos de un año pro­nos­ti­có la si­tua­ción que hoy en­fren­ta el go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro con la opo­si­ción, a tra­vés de una de las co­lum­nas que de­ci­dió in­cluir en su li­bro “Re­pen­sar el Mun­do”.

¿Cuá­les son los prin­ci­pa­les he­chos que le sor­pren­die­ron en la re­gión en la pri­me­ra mi­tad del año?

— Pa­ra mí no fue sor­pre­sa por­que yo lo pro­nos­ti­qué. Des­gra­cia­da­men­te acer­té en des­cri­bir la tra­ge­dia, la si­tua­ción trá­gi­ca en la que vi­ve Ve­ne­zue­la, con sa­queos, ni­ños mu­rién­do­se, uno de los in­di­ca­do­res de mor­ta­li­dad in­fan­til más al­tos del mun­do. An­tes de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de di­ciem­bre del año pa­sa­do, an­ti­ci­pé que es­tas per­mi­ti­rían la­var la ima­gen de Ni­co­lás Ma­du­ro, mos­trán­do­se co­mo un go­bierno de­mo­crá­ti­co que per­mi­te que ha­ya elec­cio­nes y que la opo­si­ción con­tro­le la Asam­blea, pe­ro en esa co­lum­na pro­nos­ti­qué que tras ha­cer eso, el go­bierno iba a qui­tar­le a la Asam­blea Le­gis­la­ti­va el po­der e iba a res­trin­gir aún más a la po­bla­ción. Eso pa­ra mí no fue una sor­pre­sa, pe­ro el mun­do ha que­da­do sor­pren­di­do por la im­plo­sión de Ve­ne­zue­la, por­que cuan­do uno pien­sa en un es­ta­do fa- lli­do uno pien­sa en pe­que­ño es­ta­do en Áfri­ca, pe­ro no pien­sa en el país que tie­ne la ma­yor re­ser­va de pe­tró­leo del mun­do, ca­si 1 mi­llón de km2 y to­das las apa­rien­cias ex­ter­nas de un país mo­derno. Va en con­tra de lo que es­ta­mos acos­tum­bra­dos a pen­sar res­pec­to de un país fa­lli­do, pe­ro Ve­ne­zue­la tie­ne to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de ser­lo.

En el pri­mer se­mes­tre tam­bién es­tá la sa­li­da de Dil­ma y el es­cán­da­lo de La­va Ja­to y Bra­sil co­mo un to­do.

¿A dón­de va Ve­ne­zue­la con el go­bierno obs­tru­yen­do to­dos los in­ten­tos de la po­bla­ción de ha­cer un re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio? ¿Qué pa­sa­rá fi­nal­men­te con eso?

— Na­die lo sa­be. Es­tá cre­cien­do la pre­sión in­ter­na­cio­nal. Fi­nal­men­te en la OEA hay un se­cre­ta­rio ge­ne­ral que ac­túa en fun­ción del man­da­to y la mi­sión de la or­ga­ni­za­ción. Es­to no exis­tió por mu­chos años. Y una de las sor­pre­sas del pri­mer se­mes­tre de es­te año fue la re­vi­ta­li­za­ción de la fi­gu­ra del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OEA, no la OEA en sí, por­que la OEA si­gue sien­do una or­ga­ni­za­ción pa­ra­li­za­da y frag­men­ta­da. Pe­ro sí hay un se­cre­ta­rio de la OEA que de­ci­dió ser lí­der y no se­cre­ta­rio.

¿Dón­de tie­ne que es­tar cen­tra­da la aten­ción en la se­gun­da mi­tad del año en la re­gión?

— Es­pe­ra­mos una re­so­lu­ción so­bre el im­peach­ment a Dil­ma Rous­seff y tam­bién si el Pre­si­den­te Mi­chel Te­mer si­gue go­ber­nan­do, si ha­brá elec­cio­nes y qué pa­sa con la eco­no­mía de Bra­sil. Hay una gran preo­cu­pa­ción, por­que Bra­sil es­tá pa­san­do por la peor cri­sis fi­nan­cie­ra, una re­ce­sión muy im­por­tan­te y va­mos a ver có­mo evo­lu­cio­na la cri­sis.

OEA Y VE­NE­ZUE­LA “Una de las sor­pre­sas del pri­mer se­mes­tre fue la re­vi­ta­li­za­ción de la fi­gu­ra del se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la OEA”

RE­SO­LU­CIÓN EN VE­NE­ZUE­LA “En la opo­si­ción hay va­rios gru­pos tra­ba­jan­do en di­fe­ren­tes es­ce­na­rios”.

¿EX­PEC­TA­TI­VA SO­BRE BRA­SIL? “Hay gran preo­cu­pa­ción, por­que Bra­sil es­tá pa­san­do por la peor cri­sis fi­nan­cie­ra y una re­ce­sión im­por­tan­te”.

CRI­SIS EN BRA­SIL “El go­bierno de Te­mer tie­ne la gen­te que po­dría ha­cer las co­sas, pe­ro no sa­be­mos si ten­drá el po­der pa­ra ha­cer­lo”.

¿Cuál es su apues­ta?

— Bra­sil tie­ne un equi­po mi­nis­te­rial de pri­mer ni­vel. En es­te mo­men­to el go­bierno Te­mer tie­ne la gen­te que po­dría ha­cer las co­sas, pe­ro no sa­be­mos si ten­drá el po­der o las au­to­ri­za­cio­nes pa­ra ha­cer­lo.

Tal co­mo ocu­rrió con la sa­li­da (por aho­ra tem­po­ral) de la Pre­si­den­ta Rous­seff, ¿Es­pe­ra la caí­da de otros lí­de­res re­gio­na­les, co­mo por ejem­plo, en Ve­ne­zue­la?

— No hay du­da que Ve­ne­zue­la es­tá im­plo­sio­nan­do, que la cri­sis es mu­cho más crí­ti­ca que la de nin­gún otro país de Amé­ri­ca La­ti­na, y sí, ve­re­mos ma­las no­ti­cias, des­gra­cia­da­men­te.

¿La opo­si­ción ve­ne­zo­la­na es­tá tra­ba­jan­do en al­gu­nos pla­nes pa­ra una even­tual sa­li­da de Ma­du­ro?

— En la opo­si­ción hay va­rios gru­pos tra­ba­jan­do en di­fe­ren­tes es­ce­na­rios y en or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les tam­bién.

¿Us­ted es par­te de al­guno?

— Ten­go mu­chos ami­gos en to­das par­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.