- Adap­ta­bi­li­dad: la cla­ve pa­ra el nue­vo lí­der,

Pulso - - Portada - por Ale­jan­dra Aran­da.

ADE­MÁS DE la ale­gría de ser bi­cam­peo­nes, el triun­fo de la Ro­ja nos de­jó la cer­te­za de con­tar con un equi­po cohe­sio­na­do y, so­bre to­do, con un lí­der cla­ro co­mo es Clau­dio Bra­vo. Pe­ro más que un buen lí­der, el del ar­que­ro fue un ti­po de li­de­raz­go ade­cua­do a ca­da reali­dad y con­tex­to que en­fren­tó el equi­po: des­de un co­mien­zo flo­jo has­ta la con­so­li­da­ción fi­nal. Y es que la adap­ta­bi­li­dad es, pre­ci­sa­men­te, la cla­ve que ha­ce a un lí­der efec­ti­vo. Hoy, más que nun­ca, cuan­do nos en­fren­ta­mos a es­ce­na­rios glo­ba­les y lo­ca­les en los que im­pe­ran la in­cer­ti­dum­bre y la vo­la­ti­li­dad, las or­ga­ni­za­cio­nes ne­ce­si­tan lí­de­res ca­pa­ces -al igual co­mo lo hi­zo Bra­vo- de crear equi­pos pa­ra en­fren­tar es­ce­na­rios cam­bian­tes, equi­pos don­de ca­da uno pue­da en­tre­gar sus me­jo­res ta­len­tos sin per­der el rum­bo ni el com­pro­mi­so con las me­tas prees­ta­ble­ci­das.

Sin ir más allá, te­ne­mos va­rios ejem­plos en la po­lí­ti­ca, en em­pre­sas (el ca­so de TVN es uno de ellos), ade­más de otros his­tó­ri­cos co­mo Mo­to­ro­la e IBM, en los cua­les la fal­ta de vi­sión y de ca­pa­ci­dad pa­ra adap­tar­se rá­pi­da­men­te a los cam­bios en el en­torno, tu­vo efec­tos de gran mag­ni­tud en el ne­go­cio. Aho­ra, lo que vie­ne es que el sec­tor pú­bli­co, el sec­tor pri­va­do y la aca­de­mia pue­dan “leer” las nue­vas ne­ce­si­da­des del mer­ca­do y en­tien­dan que la ge­ne­ra­ción de lí­de­res pue­de ha­cer la di­fe­ren­cia en el de­sa­rro­llo. Pa­ra ello es indispensable fo­men­tar li­de­raz­gos y for­mar li­de­raz­gos des­de la in­fan­cia. ¿Lo es­ta­mos ha­cien­do? ¿Es­ta­mos in­cor­po­ran­do ha­bi­li­da­des co­mo la adap­ta­bi­li­dad den­tro de los ob­je­ti­vos de las ma­llas cu­rri­cu­la­res? ¿Es­tán las uni­ver­si­da­des edu­can­do a pro­fe­sio­na­les ca­pa­ces de desen­vol­ver­se exi­to­sa­men­te en dis­tin­tas áreas? ¿Es­tán cons­cien­tes los pa­dres que desa­rro­llar es­tas ha­bi­li­da­des es cla­ve pa­ra el éxi­to laboral y per­so­nal? Y, por úl­ti­mo, ¿es­tán ac­tuan­do las em­pre­sas y or­ga­ni­za­cio­nes en ca­pa­ci­tar y po­ten­ciar la adap­ta­bi­li­dad de sus co­la­bo­ra­do­res? Son in­te­rro­gan­tes que va­le la pe­na plan­tear­nos. Es im­pres­cin­di­ble que Chi­le ten­ga lí­de­res ca­pa­ces de al­can­zar lo­gros co­mo el que nos ha regalado la Ro­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.