Po­lé­mi­ca por jun­ta de con­trol que se ha­rá car­go de Puer­to Ri­co

En el con­gre­so de EEUU unos ca­li­fi­can la pro­pues­ta fis­cal de “neo­co­lo­nia­lis­mo”.

Pulso - - Economia & Dinero - VA­LEN­TI­NA JO­FRÉ

El San Juan pro­tes­ta­ron por el res­ca­te de Was­hing­ton. — Tras el im­pa­go de sus obli­ga­cio­nes el vier­nes re­cién pa­sa­do, Puer­to Ri­co que­dó so­me­ti­do a una jun­ta de con­trol fis­cal, la que tie­ne co­mo fin sal­var a la is­la de la cri­sis por la que atra­vie­sa, to­man­do to­das las de­ci­sio­nes fi­nan­cie­ras. Pe­ro des­de el pro­pio con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se al­gu­nos ta­chan la pro­pues­ta de un “evi­den­te neo­co­lo­nia­lis­mo”, des­per­tan­do la po­lé­mi­ca.

El vier­nes Puer­to Ri­co in­cu­rrió en un de­fault por US$2.000 mi­llo­nes al no te­ner la ca­pa­ci­dad de sal­dar las deu­das con sus acree­do­res. El go­ber­na­dor del país Ale­jan­dro García-Pa­di­lla, ya ha­bía an­ti­ci­pa­do es­ta si­tua­ción que com­pren­de una deu­da de US$78 mi­llo­nes. Al ser un Es­ta­do li­bre aso­cia­do a EEUU, el Pre­si­den­te de ese país, Ba­rack Oba­ma, pro­mul­gó el jue­ves 30 de ju­nio la ley Pro­me­sa, que per­mi­ti­rá la re­es­truc­tu­ra­ción de la deu­da in­sos­te­ni­ble de la is­la por par­te de una jun­ta fis­cal que fun­cio­na­rá por en­ci­ma del go­bierno de Puer­to Ri­co.

La is­la de­be­rá desa­rro­llar pre­su­pues­tos apro­ba­dos por lo me­nos du­ran­te cua­tro años con­se­cu­ti­vos con in­gre­sos anua­les su­pe­rio­res a los gas­tos, an­tes de que la jun­ta pue­da dar­se por ter­mi­na­da. Es­to ha pro­vo­ca­do te­mor en re­la­ción a la du­ra­ción de la jun­ta fe­de­ral, ya que al­gu­nos miem­bros del Con­gre­so ase­gu­ran que es­te pe­río­do po­dría pro­lon­gar­se por una dé­ca­da, y que se tra­ta­ría de un “neo­co­lo­nia­lis- mo”. So­lo hay un ca­so si­mi­lar, en Was­hing­ton DC, don­de la jun­ta du­ró seis años.

El se­na­dor de­mó­cra­ta por Nue­va Jersey Ro­bert Me­nén­dez (cu­bano) y el con­gre­sis­ta de­mó­cra­ta por Illi­nois Luis Gu­tié­rrez (puertorriqueño) re­cha­zan la ley al ha­cer hin­ca­pié en que la jun­ta fis­cal no se­rá ele­gi­da por los ciu­da­da­nos y po­drá to­mar de­ci­sio­nes sin te­ner que ren­dir cuen­tas a la po­bla­ción de la is­la.

Sin em­bar­go, el go­ber­na­dor García-Pa­di­lla di­jo re­cien­te­men­te en Was­hing­ton: “Es­toy con­ven­ci­do de que en cua­tro años la jun­ta fe­de­ral pue­de cum­plir con su ta­rea”.

El Se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Puer­to Ri­co, Víc­tor Suá­rez, di­jo ayer du­ran­te en un ac­to por el 4 de ju­lio que “de Pro­me­sa hay que sa­lir pron­to. Sus dis­po­si­cio­nes so­lo pue­den ver­se co­mo lo que son: una sa­li­da tem­po­ral”. Ade­más sos­tu­vo que el tiem­po que du­re la jun­ta de­pen­de­rá de los puer­to­rri­que­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.