Pa­yG­roup: “Las tar­je­tas pre­pa­go al por­ta­dor po­drían ser ries­go­sas”

Fir­ma chi­le­na, es­pe­cia­lis­ta en so­lu­cio­nes de pa­go, re­cau­da­ción y de­tec­ción de frau­de, pro­ce­sa unas 20 mi­llo­nes de transac­cio­nes men­sua­les só­lo en Chi­le.

Pulso - - Empresas & Mercados -

—“Lo que hoy se plan­tea co­mo un no­ve­do­so me­dio de pa­go, des­de el ex­te­rior lo ob­ser­van con cier­ta cu­rio­si­dad”.

Así de­fi­ne el CEO de Pa­yG­roup, Ro­dri­go Del Cas­ti­llo, la in­tro­duc­ción de las tar­je­tas de pre­pa­go al por­ta­dor en el país, hoy en fa­se fi­nal de la dis­cu­sión par­la­men­ta­ria. En nues­tro país, agre­ga, “la tar­je­ta de pre­pa­go pue­de apor­tar en la sim­pli­fi­ca­ción de mu­chas transac­cio­nes, pe­ro siem­pre es im­por­tan­te cau­te­lar ade­cua­da­men­te la com­pe­ten­cia”.

“En otros paí­ses las tar­je­tas de pre­pa­go exis­ten ha­ce va­rios años. Lo mis­mo, pe­ro en sen­ti­do in­ver­so, su­ce­de cuan­do des­de Chi­le ha­bla­mos de los sis­te­mas de ban­ca en lí­nea y mos­tra­mos, en otros paí­ses de la re­gión, las transac­cio­nes y pa­gos por in­ter­net que se rea- li­zan en nues­tro país: les pa­re­cen una fan­ta­sía”, aña­de.

La com­pa­ñía chi­le­na, que su­ma vein­te años de tra­yec­to­ria, co­mo pro­vee­do­ra de tec­no­lo­gía en ser­vi­cios transac­cio­na­les pa­ra im­por­tan­tes ins­ti­tu­cio­nes de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y de re­tail ac­tual­men­te tie­ne pre­sen­cia en más de quin­ce paí­ses, aca­ba de abrir una ofi­ci­na en Co­lom­bia y ha im­ple­men­ta­do sis­te­mas de ad­mi­nis­tra­ción de tar­je­tas y pre­ven­ción de frau­de pa­ra más de 20 pro­ce­sa­do­ras en mer­ca­dos co­mo el de Mé­xi­co y Bra­sil, en­tre otros.

A jui­cio de sus prin­ci­pa­les Lí­mi­te. La tar­je­ta bip! tie­ne un lí­mi­te de car­ga de di­ne­ro, fi­ja­do en $25 mil. eje­cu­ti­vos, la pro­pues­ta en torno a la tar­je­ta de pre­pa­go hay que ana­li­zar­la en de­ta­lle, por­que aun­que ge­ne­ra im­por­tan­tes be­ne­fi­cios tam­bién tie­ne aso­cia­dos cier­tos ries­gos. En­tre los se­gun­dos, aler­tan so­bre los even­tua­les pro­ble­mas de se­gu­ri­dad aso­cia­dos a las tar­je­tas al por­ta­dor, es de­cir, que no es­tán aso­cia­das a una per­so­na de­ter­mi­na­da e iden­ti­fi­ca­ble. Las tar­je­tas que no son no­mi­na­ti­vas ha­bi­tual­men­te se usan pa­ra transac­cio­nes muy es­pe­cí­fi­cas, ge­ne­ral­men­te de ba­jos mon­tos. Eso, fun­da­men­tal­men­te pa­ra pre­ve­nir ries­gos vin­cu­la­dos al la­va­do de ac­ti­vos”, ad­vier­te Fer­nan­do Be­ya, Ge­ren­te Co­mer­cial de la com­pa­ñía.

“En ese sen­ti­do, las tar­je­tas de pre­pa­go al por­ta­dor po­drían ser ries­go­sas. “Evi­den­te­men­te es un ries­go car­gar tar­je­tas de $100 mil que even­tual­men­te po­drían ser re­ven­di­das en el mercado al­ter­na­ti­vo, en ca­so de no ser no­mi­na­ti­vas, a un me­nor va­lor, lo­gran­do el efec­to de la­va­do de di­ne­ro in­me­dia­ta­men­te”, plan­tea el eje­cu­ti­vo. Ro­dri­go Del Cas­ti­llo, CEO de Pa­yG­roup.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.