La con­fian­za em­pre­sa­rial con­ti­nuó a la ba­ja

Las ci­fras mues­tran que en ju­nio las ex­pec­ta­ti­vas de los em­pre­sa­rios han cum­pli­do 27 me­ses en te­rreno ne­ga­ti­vo y que ba­ja­ron has­ta el me­nor ni­vel des­de la cri­sis sub­pri­me.

Pulso - - Opinion -

Ju­nio fue el pri­mer mes des­de fe­bre­ro de 2015 en que to­dos los sec­to­res con­sul­ta­dos se ubi­ca­ron en un te­rreno pe­si­mis­ta.

DE­FI­NI­TI­VA­MEN­TE el an­he­la­do re­pun­te de la con­fian­za em­pre­sa­rial no lle­gó. Por el con­tra­rio, de acuer­do con los da­tos de una me­di­ción rea­li­za­da por Ica­re y la Uni­ver­si­dad Adol­fo Ibá­ñez (UAI), en ju­nio ella se con­tra­jo has­ta los 39,24 pun­tos, 2,48 pun­tos me­nos que en ma­yo, man­te­nién­do­se de es­ta for­ma en ni­ve­les pe­si­mis­tas (me­nos de 50 pun­tos) por un total de 27 me­ses. El da­to del mes pa­sa­do es, ade­más, el más ba­jo des­de mar­zo de 2009, es de­cir, en ple­na cri­sis sub­pri­me, pe­río­do en que la eco­no­mía re­gis­tró una re­ce­sión. De he­cho, ju­nio fue el pri­mer mes des­de fe­bre­ro de 2015 en que to­dos los sec­to­res con­sul­ta­dos se ubi­ca­ron en te­rreno pe­si­mis­ta.

La con­fian­za em­pre­sa­rial era un fac­tor cla­ve pa­ra per­ci­bir un re­pun­te en la in­ver­sión pri­va­da y, por en­de, en el cre­ci­mien­to. Es más, el Ban­co Cen­tral con­si­de­ra­ba en su es­ce­na­rio ba­se un au­men­to de es­ta va­ria­ble, lo que per­mi­ti­ría una ta­sa de ex­pan­sión del país al­go ma­yor.

Pe­ro los da­tos de la en­cues­ta son el re­fle­jo del de­te­rio­ro de un mercado la­bo­ral que se ha­bía mos­tra­do con ca­pa­ci­dad de re­sis­tir a la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca, así co­mo tam­bién mues­tran una cier­ta de­s­es­pe­ran­za del em­pre­sa­ria­do, la que tam­bién pa­re­ce tras­pa­sar­se a los con­su­mi­do­res. ¿Qué cau­sa es­te pe­si­mis­mo? Al­gu­nos lo atri­bu­yen más a fac­to­res ex­ter­nos, mien­tras que otros a las de­ci­sio­nes de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción.

El Bre­xit, los rui­dos en Chi­na y la Fed por el la­do ex­terno. En el fren­te in­terno, una se­rie de re­for­mas co­mo la tri­bu­ta­ria, ya que mien­tras aún se si­guen co­no­cien­do as­pec­tos fun­da­men­ta­les de su apli­ca­ción, ya par­te de la Nue­va Ma­yo­ría co­mien­za a pe­dir una nue­va re­for­ma pa­ra fi­nan­ciar la gra­tui­dad, lo que ex­tien­de el pe­río­do de in­cer­ti­dum­bre pa­ra el sec­tor pri­va­do. Es­to, a pe­sar de que el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ro­dri­go Val­dés, des­car­tó ayer que es­ta ad­mi­nis­tra­ción se em­bar­que en un pro­yec­to de esa na­tu­ra­le­za. La puer­ta ya se abrió pa­ra que even­tual­men­te el pró­xi­mo Go­bierno ne­ce­si­te fi­nan­cia­mien­to adi­cio­nal.

A lo an­te­rior se de­ben agre­gar al­gu­nos ele­men­tos. Las au­to­ri­da­des ade­más se ju­ga­ron sus fi­chas en la po­lé­mi­ca Re­for­ma La­bo­ral que, in­creí­ble­men­te, de ma­ne­ra ofi­cial an­ti­ci­pa­ron que se ju­di­cia­li­za­rá. To­do es­to mien­tras es­tá en mar­cha un pro­ce­so de mo­di­fi­ca­ción de la Cons­ti­tu­ción.

Así las co­sas, es muy di­fí­cil que, en es­te es­ce­na­rio, la con­fian­za y la in­ver­sión re­pun­ten en el cor­to pla­zo, jus­to en un mo­men­to en que se pre­vé un ma­yor de­te­rio­ro del mercado la­bo­ral.

Por lo pron­to, pa­re­cen es­tar ma­te­ria­li­zán­do­se los es­ce­na­rios de ries­gos con­si­de­ra­dos en el In­for­me de Po­lí­ti­ca Mo­ne­ta­ria del Ban­co Cen­tral.

Es­te am­bien­te es pro­pi­cio pa­ra des­en­ca­de­nar pre­sio­nes por ma­yor gas­to fis­cal pa­ra, su­pues­ta­men­te, apun­ta­lar el cre­ci­mien­to. Es­tu­dios mues­tran que ello no es así en eco­no­mías abier­tas, por lo que sim­ple­men­te se tra­du­ci­rá en más dé­fi­cit.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.