Bre­xit: un gol­pe a la in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra

Una li­te­ra­tu­ra eco­nó­mi­ca con­tun­den­te ha de­mos­tra­do de for­ma em­pí­ri­ca al­gu­nos de los be­ne­fi­cios de la in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra.

Pulso - - Opinion - PA­TRI­CIO VA­LEN­ZUE­LA

(pa­la­bra que com­bi­na Bri­tain y exit) fue exa­cer­bar los cos­tos de la cri­sis mi­gra­to­ria en Eu­ro­pa, la cam­pa­ña en con­tra de aban­do­nar la Unión Eu­ro­pea no fue ca­paz de trans­mi­tir al ciu­da­dano pro­me­dio los enor­mes be­ne­fi­cios de la in­te­gra­ción re­gio­nal en sus dis­tin­tas fa­ce­tas. Co­mo re­sul­ta­do, los bri­tá­ni­cos han op­ta­do por pri­var­se de mu­chos be­ne­fi­cios que ac­tual­men­te dis­fru­tan, pe­ro que pro­ba­ble­men­te mu­chos des­co­no­cen que per­de­rán co­mo con­se­cuen­cia del Bre­xit. Un nú­me­ro no me­nor de es­tos be­ne­fi­cios pro­vie­ne de la in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra.

Li­te­ra­tu­ra eco­nó­mi­ca con­tun­den­te ha de­mos­tra­do em­pí­ri­ca­men­te al­gu­nos de los be­ne­fi­cios de la in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra. Una ma­yor in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra tien­de, usual­men­te, a re­du­cir el cos­to del ca­pi­tal ex­terno, fo­men­tar una ma­yor pro­fun­di­za­ción del mer­ca­do fi­nan­cie­ro do­més­ti­co, crear una ma­yor li­qui­dez por los ac­ti­vos fi­nan­cie­ros, au­men­tar los re­tor­nos ac­cio­na­rios, ofre­cer al­ter­na­ti­vas de di­ver­si­fi­ca­ción del ries­go fi­nan­cie­ro, pro­mo­ver la in­ver­sión pú­bli­ca y pri­va­da, y me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad de las em­pre­sas. En vis­ta de es­tos be­ne­fi­cios, exis­te cier­to con­sen­so en­tre eco­no­mis­tas que la in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra pro­mue­ve el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de lar­go pla­zo.

La in­cer­ti­dum­bre res­pec­to de có­mo se im­ple­men­ta­rá el Bre­xit, así co­mo el po­ten­cial re­tro­ce­so en el pro­ce­so de in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra, ha pro­du- ci­do la pér­di­da de al­gu­nos be­ne­fi­cios de ma­ne­ra in­me­dia­ta. Por ejem­plo, Stan­dard & Poor’s ba­jó la ca­li­fi­ca­ción de ries­go en mo­ne­da ex­tran­je­ra de lar­go pla­zo del Reino Uni­do des­de AAA a AA, ar­gu­men­tan­do que el Bre­xit po­dría pro­du­cir un de­te­rio­ro en sus pers­pec­ti­vas eco­nó­mi­cas y un de­bi­li­ta­mien­to de su sec­tor fi­nan­cie­ro. Por su par­te, Moody’s em­peo­ró las pers­pec­ti­vas cre­di­ti­cias de ocho de los do­ce ban­cos que ope­ran en Lon­dres. otras pa­la­bras, el gra­do de di­chas res­tric­cio­nes de­pen­de­rá de có­mo se ad­mi­nis­tre y re­suel­va la nueva re­la­ción en­tre am­bas par­tes.

El Reino Uni­do po­dría op­tar por acuer­dos bi­la­te­ra­les, tal co­mo ac­tual­men­te lo ha­ce Sui­za, que ga­ran­ti­cen su ac­ce­so al mer­ca­do co­mún de la Unión Eu­ro­pea en cier­tos sec­to­res (por ejem­plo, el fi­nan­cie­ro) mien­tras pre­ser­va la in­de­pen­den­cia en otros. Otra op­ción se­ría sus­cri­bir un acuer­do al es­ti­lo de No­rue­ga, que in­te­gra el Es­pa­cio Eco­nó­mi­co Eu­ro­peo. Es­to sig­ni­fi­ca adop­tar la mayoría de la le­gis­la­ción de la Unión Eu­ro­pea res­pec­to del mer­ca­do úni­co eu­ro­peo con ex­clu­sio­nes en cier­tas po­lí­ti­cas li­ga­das a te­mas ta­les co­mo tri­bu­ta­ción, jus­ti­cia, se­gu­ri­dad na­cio­nal y unión mo­ne­ta­ria.

En la ma­ne­ra de re­du­cir los cos­tos del Bre­xit en ma­te­ria fi­nan­cie­ra, es cru­cial que la tran­si­ción ha­cia un nue­vo mar­co re­gu­la­to­rio que ri­ja en­tre las par­tes in­vo­lu­cra­das con­si­de­re el efec­to be­nigno que el pro­ce­so de in­te­gra­ción fi­nan­cie­ra ha te­ni­do en el de­sa­rro­llo de los mer­ca­dos fi­nan­cie­ros de la re­gión, así co­mo el for­ta­le­ci­mien­to de Lon­dres co­mo cen­tro fi­nan­cie­ro global. Es im­por­tan­te, por ejem­plo, que los

ten­gan en con­si­de­ra­ción que ac­tual­men­te un nú­me­ro im­por­tan­te de ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras de paí­ses fue­ra de la Unión Eu­ro­pea ope­ran den­tro del blo­que des­de Lon­dres (el lla­ma­do Ade­más, re­sul­ta vi­tal que con­si­de­ren que es di­fí­cil vi­sua­li­zar un fu­tu­ro don­de las transac­cio­nes de eu­ros y bo­nos so­be­ra­nos eu­ro­peos se reali­cen en un cen­tro fi­nan­cie­ro fue­ra de la Unión Eu­ro­pea.

Por el bien de to­dos, es­pe­re­mos que la tran­si­ción ha­cia una nueva re­la­ción en­tre el Reino Uni­do y la Unión Eu­ro­pea no sea una nueva bo­fe­ta­da al pro­ce­so de in­te­gra­ción que los mis­mos eu­ro­peos cons­tru­ye­ron con es­fuer­zo y con­vic­ción.

ma­kers pass­por­ting). po­licy

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.