Cri­sis en Ve­ne­zue­la

Pulso - - Opinion -

Tras una bre­ve aper­tu­ra de la fron­te­ra con Co­lom­bia, 35 mil ve­ne­zo­la­nos lo­gra­ron cru­zar­la en bus­ca de ali­men­tos y me­di­ci­nas des­apa­re­ci­dos de los anaque­les des­de ha­ce tiem­po en Ve­ne­zue­la. Es­te país pe­tro­le­ro atra­vie­sa una du­ra cri­sis eco­nó­mi­ca y una es­ca­sez de ali­men­tos que al­can­za en al­gu­nos es­ta­dos al 85%,de­bi­do a las ex­pro­pia­cio­nes de em­pre­sas que pro­du­cían ali­men­tos y la ma­la ad­mi­nis­tra­ción de los re­cur­sos del Es­ta­do. Los ve­ne­zo­la­nos bus­can en el país ve­cino lo que Ve­ne­zue­la les nie­ga: el de­re­cho a la ali­men­ta­ción. El he­cho fue pre­ce­di­do por 500 va­lien­tes mu­je­res del es­ta­do de Tá­chi­ra que se aden­tra­ron en te­rri­to­rio co­lom­biano mo­vi­das por el ham­bre y la de­ses­pe­ra­ción. Es­te tris­te epi­so­dio se asi­mi­la a la mi­gra­cion de paí­ses afri­ca­nos a Eu­ro­pa. An­te las de­cla­ra­cio­nes del Go­bierno ve­ne­zo­lano, con­vie­ne re­cor­dar el re­frán po­pu­lar: “No hay peor cie­go que el que no quie­re ver”. Ro­sa­rio Ace­ve­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.