La po­ten­te alian­za Chi­le-Ale­ma­nia

Ale­ma­nia es ac­tual­men­te un cla­ro ejem­plo de una na­ción que ha cons­trui­do una so­cie­dad ba­sa­da en el co­no­ci­mien­to, la in­no­va­ción y una in­dus­tria muy com­pe­ti­ti­va.

Pulso - - Opinion - —por CORNELIA SONNENBERG—

DU­RAN­TE su re­cien­te vi­si­ta de Es­ta­do a Chi­le, el Pre­si­den­te de Ale­ma­nia, Joa­chim Gauck, par­ti­ci­pó en un al­muer­zo con la di­rec­ti­va, los so­cios e in­vi­ta­dos de la Cá­ma­ra Chi­leno-Ale­ma­na de Co­mer­cio e In­dus­tria (Cam­chal), con mo­ti­vo del aniver­sa­rio nú­me­ro cien de Cam­chal.

La pre­sen­cia del Pre­si­den­te Gauck en es­te even­to de­mos­tró, una vez más, la al­ta im­por­tan­cia que el Go­bierno ale­mán con­ce­de a nues­tra ins­ti­tu­ción, la que du­ran­te un si­glo de tra­yec­to­ria se ha cen­tra­do en la pro­mo­ción del in­ter­cam­bio co­mer­cial en­tre am­bas na­cio­nes, de­di­can­do su queha­cer a unir lo me­jor de am­bos mun­dos.

Por ello, la vi­si­ta del Pre­si­den­te Gauck es tam­bién un mo­men­to opor­tuno pa­ra re­afir­mar los va­lo­res más pro­fun­dos de nues­tra cá­ma­ra bi­na­cio­nal, de ser un fiel re­pre­sen­tan­te de los in­tere­ses de sus so­cios y de la eco­no­mía ger­ma­na en Chi­le, en pro del pro­gre­so de am­bos paí­ses.

Hoy en día, la Re­pú­bli­ca Federal de Ale­ma­nia si­gue ocu­pan­do un lu­gar pre­pon­de­ran­te en el co­mer­cio ex­te­rior de Chi­le: ha­ce años que Ale­ma­nia es pa­ra Chi­le el so­cio co­mer­cial más im­por­tan­te den­tro de Eu­ro­pa.

Nues­tra Cá­ma­ra se po­si­cio­nó con sus co­no­ci­mien­tos pro­fun­dos y ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les co­mo eje de re­fe­ren­cia pa­ra em­pre­sas ale­ma­nas y chi­le­nas en b ¿Qué ha pa­sa­do? En su vi­si­ta a Chi­le, el Pre­si­den­te ale­mán, Joa­chim Gauck, par­ti­ci­pó en el aniver­sa­rio nú­me­ro cien de Cam­chal.

¿Cuál es su ob­je­ti­vo? Cam­chal tie­ne co­mo pro­pó­si­to ser el eje de re­fe­ren­cia pa­ra las em­pre­sas chi­le­nas y ger­ma­nas en su in­gre­so a los res­pec­ti­vos mer­ca­dos bi­la­te­ra­les.

¿Có­mo con­ti­nuar? La cá­ma­ra bi­na­cio­nal apun­ta a pro­se­guir apo­yan­do las me­jo­res re­la­cio­nes en­tre Chi­le y Ale­ma­nia, pa­ra así con­tri­buir al desa­rro­llo de am­bos paí­ses. ran­cia de su fuer­te “Mit­tels­tand”, un eco­sis­te­ma de in­no­va­ción y em­pren­di­mien­to y un sis­te­ma de edu­ca­ción y for­ma­ción téc­ni­ca, cu­yo fun­da­men­to es un am­plio diá­lo­go so­cial y la bús­que­da de con­sen­sos de lar­go pla­zo.

Es­pe­cial­men­te el sis­te­ma de for­ma­ción téc­ni­ca dual y de ca­pa­ci­ta­ción du­ran­te to­da la vi­da, orien­ta­do en las ne­ce­si­da­des de un mun­do en con­ti­nuo cam­bio y que po­ne a la per­so­na en el cen­tro, es uno de los fac­to­res prin­ci­pa­les del desa­rro­llo y bie­nes­tar de es­te país. De otra ma­ne­ra no se ex­pli­ca que una na­ción de 80 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, lo­gre ex­por­tar pro­duc­tos y ser­vi­cios por un va­lor si­mi­lar al vo­lu­men de ex­por­ta­ción de la eco­no­mía chi­na.

La ce­le­bra­ción de los cien años de Cam­chal cons­ti­tu­ye un mo­men­to opor­tuno pa­ra en­tre­gar un tes­ti­mo­nio de lo rea­li­za­do, sus ra­zo­nes y ob­je­ti­vos que nos lla­man a re­fle­xio­nar so­bre el pre­sen­te y, al mis­mo tiem­po, apro­ve­char la opor­tu­ni­dad de pro­yec­tar­nos al fu­tu­ro.

La ra­zón de es­te ejer­ci­cio so­lo pue­de te­ner una fi­na­li­dad: se­guir apor­tan­do al pro­gre­so de Chi­le y Ale­ma­nia, mi­sión que ha es­ta­do pre­sen­te en ca­da mo­men­to de nues­tra his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.