¿Hay di­ne­ro pa­ra los JJOO de Rio de Ja­nei­ro?

En vís­pe­ras de la ce­le­bra­ción de la ma­yor fies­ta del de­por­te, el es­ta­do de Rio de Ja­nei­ro es­tá en quie­bra. Tan­to así que pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal, el Go­bierno in­te­ri­no de Mi­chel Te­mer ba­ra­ja la ven­ta del ae­ro­puer­to de la ciu­dad ca­rio­ca y el de Sao P

Pulso - - Front Page - Un re­por­ta­je de CA­TA­LI­NA GÖPEL

EL 5 de agos­to, tu­ris­tas y com­pe­ti­do­res ate­rri­za­rán en la inau­gu­ra­ción de los Jue­gos Olím­pi­cos Rio 2016 (JJOO), con un Bra­sil en cri­sis. A tres se­ma­nas de que se ini­cie el ma­yor even­to de­por­ti­vo de ca­rác­ter in­ter­na­cio­nal del mun­do, los bra­si­le­ños vi­ven la peor re­ce­sión de su his­to­ria, y lo que en la li­ci­ta­ción de 2009 se es­pe­ra­ba fue­ra la vi­tri­na pa­ra ex­hi­bir el cre­ci­mien­to de ese país al mun­do, no se­rá más que la prue­ba cru­da de una na­ción que­bra­da.

Con un gran por­cen­ta­je de la in­fra­es­truc­tu­ra olím­pi­ca sin ter­mi­nar, el te­mor del vi­rus Zi­ka y una cri­sis política con un ni­vel de co­rrup­ción po­cas ve­ces vis­to, el cre­cien­te dé­fi­cit fis­cal se­ría la guin­da de una tor­ta que se cae a pe­da­zos.

Las fi­nan­zas es­tán en la rui­na, tan­to así que el Go­bierno in­te­ri­no de Mi­chel Te­mer, pien­sa ven­der la idí­li­ca is­la Bro­coió y el pa­la­cio de verano del go­ber­na­dor de Rio que se en­cuen­tra en ella. Ade­más se es­tá ba­ra­jan­do la ven­ta los ae­ro­puer­tos de Rio de Ja­nei­ro y Sao Pau­lo.

El es­ta­do de Rio de Ja­nei­ro es­pe­ra un dé­fi­cit apro­xi­ma­do de 19.000 mi­llo­nes de rea­les (US$5.800 mi­llo­nes) pa­ra es­te año, ra­zón por la que en ju­nio se de­cla­ró co­mo un Es­ta­do en ca­la­mi­dad fis­cal, lo que a jui­cio de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción im­pi­dió el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos pa­ra los JJOO. Así, una nue­va ron­da de me­di­das de aus­te­ri­dad in­ten­tan sa­car a flo­te el even­to y evi­tar que sea peor de lo que te­mía pa­ra la Co­pa del Mun­do 2014.

Me­di­das de emer­gen­cia

Bra­sil re­du­jo su pre­su­pues­to de se­gu­ri­dad e in­te­rrum­pió pa­gos de suel­dos a po­li­cías, bom­be­ros y pro­fe­so­res. La si­tua­ción es tan crí­ti­ca que un sin­nú­me­ro de ma­ni­fes­ta­cio­nes en con­tra de los JJOO son pan de ca­da día en el es­ta­do ca­rio­ca.

Se­gún Ma­nuel Res­tre­po, ana­lis­ta de XP Se­cu­ri­ties pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca, “la si­tua­ción de Rio no pue­de ser peor pa­ra la pro­xi­mi­dad de los JJOO el pró­xi­mo mes. La com­bi­na­ción de pa­si­vos en pen­sio­nes y la pér­di­da de re­ga­lías por pe­tró­leo e im­pues­tos han ge­ne­ra­do una se­quía en los in­gre­sos del Es­ta­do, ade­más de la cri­sis que en­fren­ta el país co­mo tal”.

So­bre la ven­ta de la is­la de más de 20 hec­tá­reas y el pa­la­cio de verano que se en­cuen­tra en ella, so­lo se sa­be que su li­ci­ta­ción pú­bli­ca se ini­cia­rá lo an­tes posible y es pro­ba­ble que se fi­ni­qui­te a fi­nes de año. Por su al­tos cos­tos de man­te­ni­mien­to y los desafíos de la pro­pie­dad mis­ma, co­mo la con­ta­mi­na­ción de las aguas que la ro­dean y la res­tau­ra­ción de la fa­cha­da de al­re­de­dor 8 mi­llo­nes de rea­les, es po­co pro­ba­ble la ven­ta del in­mue­ble pa­ra uso re­si­den­cial, por lo que se po­dría con­ver­tir en un ho­tel, clí­ni­ca o cen­tro de reha­bi­li­ta­ción.

De igual ma­ne­ra, des­de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca se pien­sa que su ven­ta po­co ayu­da­rá a le­van­tar al Es­ta­do de su agu­je­ro fi­nan­cie­ro. So­bre es­to Res­tre­po pien­sa que “Rio es­tá pró­xi­mo a en­fren­tar una si- tua­ción pe­no­sa y em­ba­ra­zo­sa en las olim­pia­das, da­do que ac­tual­men­te ya tie­ne di­fi­cul­tad pa­ra re­sol­ver ser­vi­cios esen­cia­les (...) pro­ba­ble­men­te ve­re­mos un acuer­do en­tre el Go­bierno y el Es­ta­do los pró­xi­mos días pa­ra que pue­dan pro­lon­gar el pa­go de sus deu­das, no obs­tan­te es­ta no es una so­lu­ción sos­te­ni­ble pa­ra el lar­go pla­zo”.

La cri­sis política

Du­ran­te los úl­ti­mos días, el ex pre­si­den­te y posible can­di­da­to pa­ra 2018, Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va, acu­só al man­da­ta­rio in­te­ri­no de Bra­sil, Mi­chel Te­mer, de ven­der el pa­tri­mo­nio del país y no sa­ber go­ber­nar. Es­to, lue­go de que la ac­tual di­rec­ción anun­cia­ra que po­dría ven­der los ae­ro­puer­tos de Sao Pau­lo y Rio de Ja­nei­ro, con la idea de re­du­cir el dé­fi­cit fis­cal pa­ra 2017. El mis­mo Te­mer di­jo a la pren­sa que es pro­ba­ble que se reali­cen es­tas y otras pri­va­ti­za­cio­nes de bie- nes pú­bli­cos que po­drían ge­ne­rar gran­des mon­tos de di­ne­ro. El ae­ro­puer­to de Con­gon­has, que tra­ba­ja con la ma­yo­ría de los vue­los na­cio­na­les, es el se­gun­do más gran­de de Sao Pau­lo, des­pués del de Gua­rul­hos, que ya fue pri­va­ti­za­do. La ad­mi­nis­tra­ción in­te­ri­na ade­más pro­yec­ta la en­tre­ga de li­cen­cias a com­pa­ñías li­ga­das a la cons­truc­ción pa­ra desa­rro­llar pla­nes de in­fra­es­truc­tu­ra, mien­tras tra­ba­jan por me­jo­rar su eco­no­mía y re­du­cir el dé­fi­cit, pa­ra lo que se pro­pu­so una me­ta de re­cor­te de gas­tos de al me­nos 80 mi­llo­nes de rea­les.

Ade­más, tras el cam­peo­na­to de­por­ti­vo, el se­na­do de­be­rá vo­tar el jui­cio po­lí­ti­co so­bre la des­ti­tu­ción de Dil­ma Rous­seff, lo que mar­ca­rá el fu­tu­ro gu­ber­na­men­tal de Bra­sil y ele­va el ni­vel de ten­sión que se vi­ve el Rio. Pe­ro pa­re­ce que a Bra­sil le llue­ve so­bre mo­ja­do, ya que a to­dos los pro­ble­mas que en­fren­ta se su­ma la ame­na­za del vi­rus Zi­ka a la se­gu­ri­dad de los par­ti­ci­pan­tes de los JJOO, que ha ge­ne­ra­do di­vi­sio­nes y crí­ti­cas de los mis­mos com­pe­ti­do­res, apun­tan­do a la de­ci­sión de al­gu­nos de­por­tis­tas, co­mo los gol­fis­tas, de no asis­tir al even­to por mie­do al ger­men que pue­de cau­sar mal­for­ma­cio­nes con­gé­ni­tas.

Lu­la da Sil­va, acu­só al man­da­ta­rio in­te­ri­no de Bra­sil, Mi­chel Te­mer, de ven­der el pa­tri­mo­nio del país y no sa­ber go­ber­nar.

A Rio de Ja­nei­ro en ju­nio se le de­cla­ró co­mo un Es­ta­do en ca­la­mi­dad fis­cal.

“La si­tua­ción del Es­ta­do de Río no pue­de ser peor pa­ra la pro­xi­mi­dad de los olím­pi­cos el pró­xi­mo mes”, di­jo un ana­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.