Tras el ca­so Chey­re

Pulso - - Opinion -

Pen­sar que lo del ge­ne­ral (R) Chey­re se re­fie­re a los de­re­chos hu­ma­nos es no en­ten­der lo que es­tá pa­san­do en Chi­le ha­ce ya bas­tan­tes años. Los tri­bu­na­les más que ha­cer jus­ti­cia en es­ta ma­te­ria, ha­ce tiem­po que lo que real­men­te es­tán juz­gan­do es el gol­pe. Por eso re­sul­ta irre­le­van­te que, co­mo lo es­ta­ble­ce el pro­pio au­to del juez, no se le im­pu­te una par­ti­ci­pa­ción es­pe­cí­fi­ca, sal­vo la de ha­ber­se en­con­tra­do en el lu­gar. Qué hi­zo o qué no, no re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo. Cual­quier jo­ven mi­li­tar, que ha­ya es­ta­do en el lu­gar equi­vo­ca­do, es cul­pa­ble del de­li­to que se le im­pu­te, in­de­pen­dien­te de lo que ha­ya o no he­cho, por ha­ber per­te­ne­ci­do a la ins­ti­tu­ción que que­bran­tó la de­mo­cra­cia. Es­to es ju­rí­di­ca­men­te tan ex­tra­va­gan­te, que so­lo puede te­ner una ex­pli­ca­ción po­lí­ti­ca. To­dos aque­llos que fue­ron miem­bros de las FFAA son res­pon­sa­bles del gol­pe, por lo cual to­dos son le­gal­men­te cul­pa­bles por ha­ber es­ta­do al­gu­na vez pre­sen­tes. Pien­se us­ted que los mis­mos que lo per­si­guen, sa­ben a cien­cia cier­ta que los mi­li­ta­res que se opu­sie­ron al gol­pe fue­ron fusilados o arries­ga­ron ser­lo, pe­ro es­to les re­sul­ta in­tras­cen­den­te. Ju­rí­di­ca­men­te, el no que­rer in­mo­lar­se tie­ne re­le­van­cia, po­lí­ti­ca­men­te no. Aquí es­tá el meo­llo del asun­to. No im­por­tan aquí las res­pon­sa­bi­li­da­des per­so­na­les. Si se era par­te de las FFAA, se fue par­te del gol­pe, y eso me­re­ce ser san- cio­na­do po­lí­ti­ca­men­te con pe­nas de cár­cel. Cris­tián Ga­bler Abo­ga­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.