Blac­kRock ins­ta a in­ver­sio­nis­tas a to­mar más ries­go en bus­ca de re­tor­nos

La ca­te­go­ría de mer­ca­dos emer­gen­tes es la que ten­dría las me­jo­res pers­pec­ti­vas.

Pulso - - Trader - P. BRESCHI

— ¿Có­mo y dón­de in­ver­tir con re­tor­nos atrac­ti­vos? Esa es la pre­gun­ta que mu­chos in­ver­sio­nis­ta se han plan­tea­do es­te año, que co­men­zó con al­tos ni­ve­les de vo­la­ti­li­dad y ter­mi­nó la pri­me­ra mi­tad con un he­cho po­lí­ti­co que au­men­tó la in­cer­ti­dum­bre: la sa­li­da de Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea. A ello se su­ma un es­ce­na­rio de in­ver­sión par­ti­cu­lar: los ban­cos cen­tra­les se en­cuen­tran en mo­do es­tí­mu­lo, lo que ha­ce que el mer­ca­do de ren­ta fi­ja de los desa­rro­lla­dos se en­cuen­tre con ta­sas ba­jas o has­ta ne­ga­ti­vas. “Los bo­nos con ren­di­mien­tos de 3% o más es­tán en pro­ce­so de ex­tin­ción”, se­ña­la Blac­kRock en sus pers­pec­ti­vas de in­ver­sión de me­dio año 2016.

Con to­do, el se­gun­do se­mes­tre co­men­zó en te­rreno po­si­ti­vo pa­ra los mer­ca­dos emer­gen­tes.

Pa­ra Blac­kRock hoy la ca­te­go­ría de mer­ca­dos emer­gen­tes es la que tie­ne las me­jo­res pers­pec­ti­vas, en par­ti­cu­lar en deu­da, y en me­nor me­di­da en ac­cio­nes. “Hoy a ni­vel global los re­tor­nos son muy ba­jos, in­clu­so en los ins­tru­men­tos tra­di­cio­na­les de ren­ta fi­ja que son muy es­ta­bles, es­tá cam­bian­do. Es­to tam­bién se ha da­do en la ren­ta va­ria­ble, co­mo re­fle­jo del ba­jo cre­ci­mien­to mun­dial”, di­ce Axel Ch­ris­ten­sen, je­fe de es­tra­te­gia de in­ver­sión pa­ra La­tam & Ibe­ria de Blac­kRock. Asi­mis­mo ex­pli­ca que es­te es­ce­na­rio ha­ce muy di­fí­cil la in­ver­sión y es­tá obli­gan­do a los in­ver­sio­nis­tas a bus­car al­ter­na­ti­vas más allá de lo que es­tán ha­bi­tua­dos. To­do aque­llo abri­ría opor­tu­ni­da­des en emer­gen­tes.

Por un la­do, el mer­ca­do de deu­da emer­gen­te es­ta­ría en­tre­gan­do ren­di­mien­tos por en­ci­ma de lo tra­di­cio- nal. Por ejem­plo, la deu­da de cor­to pla­zo en Bra­sil en­tre­ga­ría pa­ga­ría cerca de 13% anual. “El ti­po de re­tor­nos que es­tá en­tre­gan­do lo ha­ce muy atrac­ti­vo pa­ra in­ver­sio­nis­tas que es­tán hoy vien­do re­tor­nos muy ba­jos”, se­ña­la Ch­ris­ten­sen.

En el ca­so de las ac­cio­nes hay va­lo­ri­za­cio­nes atrac­ti- vas en mer­ca­dos emer­gen­tes (so­bre­to­do en In­dia y paí­ses del Su­des­te Asiá­ti­co), pues­to que ade­mas es­tá el fac­tor de cre­ci­mien­to. Hay un re­des­cu­bri­mien­to de mer­ca­dos emer­gen­tes, que po­dría an­ti­ci­par una es­pe­cie de re­lan­za­mien­to de es­ta ca­te­go­ría”, des­ta­ca.

Asi­mis­mo, Blac­kRock co­men­ta que hay opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión en ac­ti­vos alternativos, an­te el pre­mio que exis­te por su me­nor li­qui­dez. El ma­yor re­torno es al­go que mu­chos in­ver­sio­nis­tas es­tán per­si­guien­do pa­ra re­em­pla­zar la ba­ja ren­ta­bi­li­dad de otros ac­ti­vos.

Sin em­bar­go, di­cho ti­po de al­ter­na­ti­vas de in­ver­sión no que­da exen­ta de ries­gos, aun­que pa­re­ce ser la úni­ca al­ter­na­ti­va. “Los re­tor­nos que ob­tie­nes de no to­mar ries­go son de­ma­sia­do ba­jos, de al­gu­na ma­ne­ra te lle­va a otro ries­go. Lo pri­mor­dial es en­ten­der el ti­po de ries­go que es­tás to­man­do y mi­ti­gar­lo, di­ver­si­fi­car­lo. Hoy in­ver­tir sin ries­gos y bus­car re­tor­nos no exis­te, só­lo exis­te en las pi­rá­mi­des na­da más”, enfatiza Ch­ris­ten­sen.

En cuan­to al mer­ca­do chi­leno, el ex­per­to des­ta­ca que ha re­gre­sa­do al ojo de los in­ver­sio­nis­tas ex­tran­je­ros, so­bre­to­do con los úl­ti­mos mo­vi­mien­tos que vio la Bol­sa de Co­mer­cio la se­ma­na pa­sa­da. Sin em­bar­go ad­vier­te que pe­se a mos­trar un buen desem­pe­ño en tér­mi­nos ab­so­lu­tos, no ha si­do el que ha li­de­ra­do los mo­vi­mien­tos de los emer­gen­tes en La­ti­noa­mé­ri­ca co­mo Bra­sil y Pe­rú. A ojos del ex­per­to, sec­to­res li­ga­dos a ex­por­ta­cio­nes per­ma­ne­cen atrac­ti­vos a ni­vel lo­cal, mien­tras que los mi­no­ris­tas y ac­ti­vi­dad ban­ca­ria se­rán más dé­bi­les. “Ope­ra­cio­nes co­mo la de la se­ma­na pa­sa­da, sue­len ser con­ta­gio­sas. Ha in­flui­do una es­pe­cie de di­fe­ren­cia de vi­sión en­tre in­ver­sio­nis­tas lo­ca­les y ex­tran­je­ros, que ven más opor­tu­ni­da­des, lo que ha ayu­da­do a que se en­cuen­tren en un pre­cio de transac­ción. An­tes Chi­le era un país ca­ro pa­ra in­ver­sio­nis­tas ex­tran­je­ros, por­que lo­ca­les no es­ta­ban in­tere­sa­dos en dar­les des­cuen­to”.

La Bol­sa de Bra­sil ha ve­ni­do re­fle­jan­do es­pec­ta­ti­vas del cam­bio pol­tí­ti­co en una even­tual me­jo­ra del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co con po­lí­ti­cas que apun­ten a un ajus­te fis­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.