“Un ma­yor im­pul­so ex­terno es cla­ve pa­ra to­mar más di­na­mis­mo”

—No obs­tan­te cree que puede ve­nir ayu­da des­de afue­ra. “Un ma­yor im­pul­so ex­terno es cla­ve pa­ra ir to­man­do un di­na­mis­mo ma­yor”. —Ad­vier­te de po­si­bles ries­gos si Chi­na se de­te­rio­ra o se ace­le­ra la in­fla­ción en EEUU.

Pulso - - Portada - Una en­tre­vis­ta de CAR­LOS ALON­SO Tras el aco­ta­do im­pac­to del Bre­xit cam­bia­ron las ex­pec­ta­ti­vas pa­ra las ta­sas de in­te­rés a ni­vel global. ¿Có­mo de­be­ría ac­tuar el Ban­co Cen­tral?

NO muy es­pe­ran­za­do res­pec­to de un cam­bio de gi­ro que per­mi­ta al país cre­cer más, se mos­tró el eco­no­mis­ta je­fe del Gru­po Se­cu­rity, Da­li­bor Eterovic. Más bien cree que só­lo un im­pul­so ex­terno po­dría mo­ver las ba­jas ex­pec­ta­ti­vas del mun­do pri­va­do.

La eco­no­mía acu­mu­la un cre­ci­mien­to del PIB de 1,7 %, y las ex­pec­ta­ti­vas se ubi­can a ese mis­mo ni­vel ¿Es­tá ju­ga­do el año?

—Siem­pre hay sor­pre­sas en los nú­me­ros, pe­ro dé­ci­mas más, dé­ci­mas me­nos, la eco­no­mía va a cre­cer en torno a 2% es­te año. Con es­to com­ple­ta­re­mos 3 años con un cre­ci­mien­to sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te ba­jo el po­ten­cial y, al­go inusual pa­ra la eco­no­mía fue­ra de tiem­pos de cri­sis.

¿Hay se­ña­les de un re­pun­te de las ex­pec­ta­ti­vas en el cor­to pla­zo?

—Las ex­pec­ta­ti­vas pri­va­das son en­dó­ge­nas con la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca y am­bas es­tán de­ter­mi­na­das por fac­to­res lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les. Cuan­do uno mi­ra los fac­to­res in­ter­nos, la­men­ta­ble­men­te, se ven muy po­cos ca­ta­li­za­do­res pa­ra una me­jo­ra en las ex­pec­ta­ti­vas. El ím­pe­tu reformista del go­bierno se ha mo­de­ra­do en al­go, pe­ro aún que­dan du­das ope­ra­cio­na­les so­bre las re­for­mas tri­bu­ta­ria y la­bo­ral, así co­mo de cuál se­rá el re­sul­ta­do fi­nal de las re­for­mas edu­ca­cio­nal y cons­ti­tu­cio­nal. Es­to lle­va a pen­sar que la in­cer­ti­dum­bre de po­lí­ti­ca se­gui­rá pre­sen­te en los pró­xi­mos me­ses con sus efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre la in­ver­sión y el Pro­duc­to.

¿Y en el plano ex­terno?

—Afor­tu­na­da­men­te el es­ce­na­rio ex­terno pa­re­cie­ra estar me­jo­ran­do pa­ra las eco­no­mías emer­gen­tes, lo que se po­dría tra­du­cir en una me­jo­ra de las ex­pec­ta­ti­vas lo­ca­les.

¿Que de­be pa­sar pa­ra que los in­di­ca­do­res de con­fian­za se re­cu­pe­ren?

—Es muy di­fí­cil que, de no me­diar una me­jo­ra en el im­pul­so ex­terno pa­ra la eco­no­mía, es­te go­bierno sea por sí so­lo ca­paz de me­jo­rar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te las ex­pec­ta­ti­vas. Que­da pa­ra el pró­xi­mo go­bierno la ta­rea de ge­ne­rar las con­di­cio­nes pa­ra la bue­na con­vi­ven­cia y el de­ba­te téc­ni­co en la im­ple­men­ta­ción de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas.

¿Cuál es su pers­pec­ti­va pa­ra 2017?

—Nues­tra vi­sión es me­nos ne­ga­ti­va que la del con­sen­so de mer­ca­do. Pa­ra 2017, pro­yec­ta­mos un cre­ci­mien­to en torno a 2.5%. Un ma­yor im­pul­so ex­terno es cla­ve pa­ra ir to­man­do un di­na­mis­mo ma­yor.

El Ban­co Cen­tral pro­yec­ta una caí­da de la in­ver­sión pa­ra es­te año ¿lo com­par­te?

—Si bien ve­mos una in­ver­sión que sigue dé­bil, hay al­gu­nos fac­to­res, co­mo ma­yo­res en­tra­das de ca­pi­tal y que el pre­mio por ries­go so­be­rano y cor­po­ra­ti­vo ha se­gui­do nor­ma­li­zán­do­se, lo que nos per­mi­te ser al­go más op­ti­mis­tas que el en­te rec­tor.

Co­mo con­tra­par­ti­da, ¿ve que la cons­truc­ción se des­ace­le­re por la en­tra­da en vi­gen­cia del IVA?

—Sí, gran par­te del di­na­mis­mo ob­ser­va­do en es­te sec­tor en 2015 tu­vo que ver con el ade­lan­ta­mien­to de las obras pa­ra evi­tar el co­bro del IVA.

El au­men­to de des­em­pleo se co­men­zó a re­fle­jar re­cién aho­ra, ¿em­peo­ra­rá?

—Efec­ti­va­men­te las úl­ti­mas ci­fras de des­em­pleo han mos­tra­do un au­men­to que era bas­tan­te an­ti­ci­pa­do por el mer­ca­do. Eso sí, ya lle­va­mos va­rios tri­mes­tres en que el mer­ca­do la­bo­ral vie­ne mos­tran­do un de­te­rio­ro, y nos ha­ce se­guir pre­vien­do nue­vos au­men­tos en la ta­sa de de­socu­pa­ción pa­ra pro­me­diar 7,6% anual, lle­gan­do arri­ba de 8% en el in­vierno de 2017. Es­to re­afir­ma que la eco­no­mía es­tá abrien­do bre­chas de ca­pa­ci­dad, lo que va­li­da man­te­ner la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ex­pan­si­va en el ho­ri­zon­te de po­lí­ti­ca.

En ese con­tex­to ¿Cuál es su vi­sión pa­ra el con­su­mo du­ran­te es­te y el pró­xi­mo año?

—Es­pe­ra­mos que el con­su­mo pri­va­do si­ga con un cre­ci­mien­to aco­ta­do, en­tre 1% y 1,5%. —Has­ta aho­ra, el pro­ce­so de sa­li­da del Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea ha si­do in­ter­pre­ta­do por el mer­ca­do co­mo un nue­vo even­to de­fla­cio­na­rio a ni­vel global. A nues­tro juicio, el pa­no­ra­ma ma­cro lo­cal que se ha ido con­fi­gu­ran­do (cre­ci­mien­to ba­jo po­ten­cial, in­fla­ción efec­ti­va mo­de­rán­do­se e in­di­ca­do­res de in­fla­ción esperada en torno o ba­jo la me­ta) apun­ta a una Ta­sa de Po­lí­ti­ca Mo­ne­ta­ria (TPM) pla­na por un pe­río­do pro­lon­ga­do.

¿Cuán­do de­be­ría cam­biar el ses­go ha­cia uno neu­tral?

—No ve­mos ra­zo­nes de pe­so que jus­ti­fi­quen la man­ten­ción de un ses­go res­tric­ti­vo, por lo que es muy pro­ba­ble que su­ce­da en agos­to o de­fi­ni­ti­va­men­te con la en­tre­ga del nue­vo In­for­me de Po­lí­ti­ca Mo­ne­ta­ria en sep­tiem­bre.

¿Cuán­do y en qué di­rec­ción se de­be­ría mo­ver la TPM?

—Hoy to­do apun­ta a una TPM pla­na por un pe­río­do pro­lon­ga­do, por lo que el pró­xi­mo mo­vi­mien­to va a de­pen­der mu­cho de có­mo cam­bien las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas y fi­nan­cie­ras glo­ba­les. Di­ría que hoy en día el ba­lan­ce de ries­go pa­ra la in­fla­ción es a la ba­ja, ya que de man­te­ner­se el dó­lar en ni­ve­les en torno a $650 co­mo los ac­tua­les, po­dría ha­ber un fe­nó­meno con­tra­rio al ex­pe­ri­men­ta­do en­tre 2011 y 2015, don­de el tras­pa­so de ti­po cam­bio a in­fla­ción aho­ra ten­dría un fuer­te efec­to de­fla­cio­na­rio que po­dría apre­tar las con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras lo­ca­les de ma­ne­ra ex­ce­si­va. Ahí in­clu­so po­dría­mos ver al Ban­co Cen­tral te­nien­do que agre­gar ma­yor ex­pan­si­vi­dad ha­cia 2017.

Las pers­pec­ti­vas pa­ra la in­fla­ción apun­tan a que en ju­lio lle­ga­ría ba­jo 4% en do­ce me­ses, ¿com­par­te esa vi­sión?

—En ju­lio la in­fla­ción to­tal es­ta­ría den­tro del ran­go me­ta mi­ran­do los úl­ti­mos 12 me­ses. Nues­tras pro­yec­cio­nes se­ña­lan que en di­ciem­bre la va­ria­ción anual del IPC se ubi­ca­ría en­tre 3% y 3,5%, mien­tras que con mi­ras a 2017, es muy pro­ba­ble que se si­túe en­tre 2% y 2,5% du­ran­te gran par­te del año.

¿Có­mo puede in­ci­dir lo que ha­ga la Re­ser­va Fe­de­ral de EEUU?

—Lo que ha­ga la Fed es muy re­le­van­te pa­ra las con­di­cio­nes fi­nan­cie­ras glo­ba­les. Aun­que no com­par­to la vi­sión de que el Cen­tral ten­ga que se- guir me­cá­ni­ca­men­te los mo­vi­mien­tos de la Fed. Es muy dis­tin­to si las al­zas de ta­sas vie­nen acom­pa­ña­das de una apre­cia­ción global del dó­lar o más bien es­ta­bi­li­dad de es­te. Es in­tere­san­te no­tar que en 3 de los úl­ti­mos 4 ci­clos de al­zas de TPM en EEUU el dó­lar ha per­ma­ne­ci­do re­la­ti­va­men­te es­ta­ble en los 12 me­ses sub-si­guien­tes al pri­mer au­men­to de ta­sas.

Si tu­vie­ra que de­fi­nir el ma­yor ries­go que tie­ne la eco­no­mía chi­le­na ¿cuál se­ría?

—Si bien no es nues­tro es­ce­na­rio ba­se, creo que hoy el prin­ci­pal ries­go a nues­tros pro­nós­ti­cos es una ace­le­ra­ción ines­pe­ra­da de la in­fla­ción en EEUU que se tra­duz­ca en ajus­tes en la TPM de ese país mu­cho ma­yo­res a los es­pe­ra­dos. El se­gun­do fac­tor de ries­go se­ría un de­te­rio­ro en Chi­na.

¿Cuán­to de­be­ría cre­cer el gas­to pa­ra cum­plir con la me­ta de re­duc­ción de 0,25% el dé­fi­cit es­truc­tu­ral?

DES­EM­PLEO “Nos ha­ce se­guir pre­vien­do nue­vos au­men­tos en la ta­sa de de­socu­pa­ción pa­ra pro­me­diar 7,6% anual, lle­gan­do arri­ba de 8% en el in­vierno de 2017”.

—En­tre 2,5% y 3% real.

¿Qué le pa­re­ce la puer­ta que abrió el mi­nis­tro de Ha­cien­da de dis­cu­tir so­bre la uti­li­za­ción del Fon­do so­be­rano pa­ra fi­nan­ciar deu­da?

—Es una dis­cu­sión vá­li­da, pe­ro muy de se­gun­do or­den. Lo re­le­van­te, no es la es­truc­tu­ra de fi­nan­cia­mien­to, sino el ni­vel de gas­to y el uso efi­cien­te de los re­cur­sos fis­ca­les.

USAR FON­DOS SO­BE­RA­NOS “Es una dis­cu­sión vá­li­da, pe­ro muy de se­gun­do or­den. Lo re­le­van­te, no es la es­truc­tu­ra de fi­nan­cia­mien­to, si no el ni­vel de gas­to”.

En es­te pre­su­pues­to, ¿Chi­le se jue­ga la man­ten­ción de la cla­si­fi­ca­ción de ries­go?

—La cla­si­fi­ca­ción de ries­go se jue­ga de ma­ne­ra cons­tan­te, es una eva­lua­ción si­mi­lar a la que le ha­ce un ban­co a un clien­te. Cla­ra­men­te en la me­di­da que si­ga au­men­tan­do la deu­da, la “fo­to” país se va vien­do más ma­la y la pro­ba­bi­li­dad de la pér­di­da de la cla­si­fi­ca­ción es ma­yor. Fi­nal­men­te, no hay me­jor ma­ne­ra de man­te­ner la cla­si­fi­ca­ción que re­to­mar el di­na­mis­mo eco­nó­mi­co.

TA­SA DE PO­LI­TI­CA MO­NE­TA­RIA “El pa­no­ra­ma ma­cro lo­cal que se ha ido con­fi­gu­ran­do apun­ta a una TPM pla­na por un pe­río­do pro­lon­ga­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.