Pier­de fuer­za el in­te­rés por las plan­tas fo­to­vol­tai­cas

Un 40% de los pro­yec­tos de Ener­gías Re­no­va­bles no Con­ven­cio­na­les (ERNC) en Chi­le co­rres­pon­de a la tec­no­lo­gía fo­to­vol­tai­ca y hay cerca de 1,3 GW de ener­gía ins­ta­la­da ba­jo es­ta mo­da­li­dad en gran­des plan­tas. Sin em­bar­go, al no ha­ber lí­neas pa­ra tras­pa­sar est

Pulso - - Portada - DA­NIEL FA­JAR­DO CA­BE­LLO

EL De­sier­to de Ata­ca­ma no só­lo aco­ge a la prin­ci­pal fuente de la eco­no­mía chi­le­na, el co­bre. Tam­bién es el lu­gar con ma­yor ra­dia­ción so­lar de la Tie­rra, con más de 1.200 w/m2 y cie­los so­lea­dos du­ran­te el 82% del año.

Por es­ta ra­zón, mu­chas gran­des em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les, co­men­za­ron ha­ce unos años a desa­rro­llar y con­cre­tar gi­gan­tes­cos pro­yec­tos de ener­gía so­lar fo­to­vol­tai­ca pa­ra su­mi­nis­trar a los ya­ci­mien­tos mi­ne­ros y a la zo­na nor­te en ge­ne­ral. Se es­ti­ma que en Chi­le hay ins­ta­la­do 1,3 GW de ca­pa­ci­dad ener­gé­ti­ca en pa­ne­les fo­to­vol­tai­cos a gran es­ca­la -la mayoría en el nor­te- ge­ne­ran­do un au­ge de es­ta tec­no­lo­gía.

Pe­ro el pre­cio del co­bre ba­jó, mu­chas in­ver­sio­nes se fre­na­ron y el de­sier­to se que­dó con una gran can­ti­dad de ener­gía so­lar dis­po­ni­ble, que su­pera con cre­ces a lo que se uti­li­za. En otras pa­la­bras, la ener­gía se es­tá per­dien­do. “Hoy, el sec­tor de gran­des plan­tas es­tá ab­so­lu­ta­men­te pa­ra­li­za­do”, di­ce Ale­jan­dro Iza, di­rec­tor de de­sa­rro­llo de ne­go­cios pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca de la Uni­dad So­lar de Schneider Elec­tric. “Chi­le es­tá per­dien­do mu­cho vo­lu­men de ge­ne­ra­ción, por­que no hay ca­pa­ci­dad de eva­cuar esa ener- gía. Si se ex­plo­ta­ra es­te po­ten­cial so­lar, se­ría uno de los ma­yo­res ex­por­ta­do­res de ener­gía de Amé­ri­ca La­ti­na”, agre­ga el eje­cu­ti­vo.

De la can­ti­dad de me­ga­watts de pro­yec­tos de Ener­gías Re­no­va­bles No Con­ven­cio­na­les (ERNC) ac­tual­men­te en ope­ra­ción, un 40% (1.267 MW) co­rres­pon­de a so­lar fo­to­vol­tai­ca (ver ta­bla). Lue­go vie­ne la eó­li­ca (30,4%) y la bio­ma­sa (13,9%). Se­gún da­tos de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Ener­gía (CNE), a enero de 2016, los pro­yec­tos en cons­truc­ción de plan­tas fo­to­vol­tai­cas en el Sis­te­ma In­ter­co­nec­ta­do del Nor­te Gran­de (SING) re­pre­sen­ta­ban un 37% del to­tal de ini­cia­ti­vas de plan­tas de ener­gía, se­gui­das por el car­bón (33%) y el gas na­tu­ral, con 20% (ver grá­fi­co).

Se es­ti­ma que en los pró­xi­mos cin­co años, la ca­pa­ci­dad en plan­tas fo­to­vol­tai­cas au­men­te a un má­xi­mo de 2 GW. “Lo más po­si­ble es que des­pués de lle­gar a ese ni­vel, la ci­fra se es­tan­que o crez­ca a una ve­lo­ci­dad len­tí­si­ma. Por eso, el sec­tor es­tá tan com­pli­ca­do. In­clu­so, hay una plan­ta ubi­ca­da en el sec­tor de Ma­ría Ele­na (Re­gión de An­to­fa­gas­ta) que es­tá re­ga­lan­do la elec­tri­ci­dad”, co­men­ta Pe­ter Horn, CEO de He­li­plast, com­pa­ñía chi­leno-ale­ma­na de so­lu­cio­nes fo­to­vol­tai­cas con más de tres dé­ca­das en el ru­bro.

Uno de los gran­des per­ju­di­ca­dos en es­te pa­no­ra­ma ha si­do la em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se Su­nE- di­son, que lue­go de un pro­ce­so de quie­bra, a fi­nes de abril con­cre­tó el tras­pa­so de sus ac­ti­vos a Col­bún, la se­gun­da ma­yor ge­ne­ra­do­ra de ener­gía en el SIC. La transac­ción in­vo­lu­cra el tras­pa­so de dos pro­yec­tos de ener­gía so­lar fo­to­vol­tai­ca en de­sa­rro­llo: Par­que So­lar Ol­mué (145 MW de ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da) y Par­que So­lar San­ta So­fía (57 MW). Si bien, am­bas plan­tas no es­tán en el nor­te, son par­te de la mis­ma cri­sis de es­te sec­tor.

La es­pe­ran­za La ener­gía so­lar en el nor­te se pier­de por­que, a di­fe­ren­cia de las plan­tas ter­mo­so­la­res -que son ca­pa­ces de acu­mu­lar ener­gía so­lar pa­ra uti­li­zar­la en otro mo­men­to-, las ins­ta- la­cio­nes fo­to­vol­tai­cas ge­ne­ran ener­gía só­lo du­ran­te el día, sin al­ma­ce­nar­la. Y es tan­ta la que pro­du­cen, que sa­tis­fa­ce to­tal­men­te las lí­neas de trans­mi­sión... y les so­bra con cre­ces. ¿Por qué no en­viar es­ta ener­gía al cen­tro y al sur de Chi­le? Sim­ple­men­te, por­que aún no es­tá lis­ta la unión del Sis­te­ma In­ter­co­nec­ta­do Cen­tral (SIC) y el SING. Es­te en­sam­ble, de­no­mi­na­do Trans­mi­so­ra Eléc­tri­ca del Nor­te (TEN) - en cons­truc­ción por par­te de la em­pre­sa fran­ce­sa En­gie-, es­ta­rá ope­ra­ti­vo en agos­to de 2017. Con una in­ver­sión to­tal de US$860 mi­llo­nes, ten­drá una ca­pa­ci­dad de trans­mi­sión de 1.500 MW por cir­cui­to.

Mien­tras tan­to, quie­nes in­vir­tie­ron en pa­ne­les so­la­res, sim­ple­men­te es­pe­ran la uni­fi­ca­ción de am­bas lí­neas.

¿Se arre­gla­rá el pro­ble­ma de la pér­di­da de ener­gía so­lar fo­to­vol­tai­ca de­fi­ni­ti­va­men­te con TEN? Si bien es una ex­ce­len­te no­ti­cia pa­ra el sec­tor eléc­tri­co, aún hay un te­ma que so­lu­cio­nar. Es­te puen­te en­tre el SING y el SIC se­rá una su­per­ca­rre­te­ra eléc­tri­ca que co­mien­za en Me­ji­llo­nes y ter­mi­na en Co­pia­pó, unien­do a to­do Chi­le. Pe­ro de Co­pia­po ha­cia el sur, la lí­nea no es­tá pre­pa­ra­da pa­ra re­ci­bir una in­yec­ción tan fuer­te de ener­gía.

Pa­ra so­lu­cio­nar­lo, la com­pa­ñía co­lom­bia­na ISA es­tá cons­tru­yen­do una red pa­ra­le­la de­no­mi­na­da Pol­pai­co-Car­do­nes, pro­yec­to de 753 kms. que lle­ga­rá has­ta la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na. Su inau­gu­ra­ción es­ta­ba pla­nea­da pa­ra el ve­rano de 2018. “Sin em­bar­go, las obras co­men­za­ron más tar­de de lo pla­nea­do y pre­sen­ta al­gu­nos pro­ble­mas con las co­mu­ni­da­des por don­de pa­sa, lo que po­dría obli­gar a apla­zar la fe­cha”, co­men­ta una fuente del sec­tor eléc­tri­co.

Por otro la­do, a pe­sar de que am-

bas lí­neas pue­den lle­var la ener­gía so­bran­te des­de el de­sier­to al cen­tro del país, las gran­des in­ver­sio­nes en in­fraes­truc­tu­ra fo­to­vol­tai­ca es­tán en­fo­ca­das en gran par­te a las em­pre­sas mi­ne­ras, que aún no es­tán muy con­ven­ci­das de se­guir desa­rro­llan­do y man­te­nien­do es­te ti­po de plan­tas. “Tan­to el Go­bierno co­mo el sec­tor pri­va­do se en­tu­sias­ma­ron con la me­ta ini­cial de lo­grar que a 2025 un 25% de la ener­gía ge­ne­ra­da pro­vi­nie­ra de las ERNC. El pro­ble­ma es que lle­na­mos muy rá­pi­do la cuo­ta co­rres­pon­dien­te pa­ra la ener­gía so­lar”, agre­ga Horn.

Ter­mo­so­la­res

Chi­le tam­bién po­dría apro­ve­char el al­to ni­vel de ra­dia­ción pa­ra cons­truir plan­tas ter­mo­so­la­res. El pro­ble­ma es que la in­ver­sión es muy al­ta, por lo cual no hay mu­chos in- cen­ti­vos. Me­nos aún si el clien­te na­tu­ral es la in­dus­tria mi­ne­ra.

El gran pro­yec­to de es­te ti­po pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na co­men­zó a cons­truir­se ha­ce unos años por la es­pa­ño­la Aben­goa, uno de los ac­to­res mun­dia­les más im­por­tan­tes en es­te ám­bi­to. Se tra­ta­ba de un cam­po de pa­ne­les fo­to­vol­tai­cos de 700 hec­tá­reas que acu­mu­la­ría la ener­gía en una to­rre de 250 me­tros, en la Re­gión de An­to­fa­gas­ta.

En 2014, el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Aben­goa, Ma­nuel Sán­chez, de­cla­ró con en­tu­sias­mo: “Es­ta­mos cons­tru­yen­do una mi­na de sol. La ma­yor del mun­do. Con 112 plan­tas co­mo és­ta, Chi­le se­ría au­tó­no­mo en ma­te­ria ener­gé­ti­ca”. Pe­ro un año des­pués, Aben­goa co­men­zó una gran cri­sis fi­nan­cie­ra, que la tie­ne re­de­fi­nien­do to­das sus es­tra­te­gias y de­jan­do va­rios pro­yec­tos en pau­sa, co­mo el de su plan­ta en Chi­le.

La unión en­tre el SING y el SIC es­ta­ría lis­ta pa­ra agos­to del pró­xi­mo año, lo que ayu­da­rá al sec­tor.

Es tan­ta la ener­gía so­lar que se pier­de, que hay plan­tas fo­to­vol­tai­cas que la es­tán re­ga­lan­do.

Lue­go de un pro­ce­so de quie­bra, Su­nE­di­son tras­pa­só sus ac­ti­vos a Col­bún, los que in­clu­yen dos plan­tas.

El SIC En­tre­ga elec­tri­ci­dad a más del 90% de la po­bla­ción del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.