EDI­TO­RIAL: Tra­ba­jo y llo­ri­queo

Se de­be re­co­no­cer que los em­pre­sa­rios han si­do ca­pa­ces de tra­ba­jar du­ro y adap­tar­se al nue­vo es­ce­na­rio en es­te pe­río­do de ba­jo cre­ci­mien­to y de ex­pec­ta­ti­vas ne­ga­ti­vas.

Pulso - - Portada -

LAS PA­LA­BRAS sa­can pa­la­bras. El mi­nis­tro de Ha­cien­da, Rodrigo Val­dés, ma­ni­fes­tó el lu­nes que ha­cía fal­ta “más tra­ba­jo y me­nos llo­ri­queo”, en alu­sión a las crí­ti­cas o in­quie­tu­des plan­tea­das des­de el mun­do em­pre­sa­rial. Ob­via­men­te, no de­mo­ró la res­pues­ta del sec­tor alu­di­do. Con es­ta fra­se el se­cre­ta­rio de Es­ta­do se­gu­ra­men­te bus­ca­ba re­for­zar la idea de que es ne­ce­sa­rio de­jar atrás el pe­río­do de crí­ti­cas y te­mo­res, pa­ra aho­ra mi­rar ha­cia ade­lan­te e in­ver­tir. Es cier­to que se de­ben su­pe­rar las crí­ti­cas des­tem­pla­das de par­te del sec­tor pri­va­do que po­co y na­da apor­tan a me­jo­rar el cli­ma em­pre­sa­rial o la re­la­ción pú­bli­cop­ri­va­da. El pro­ble­ma, eso sí, es que la for­ma en que el mi­nis­tro in­ten­ta dar vuel­ta es­ta pá­gi­na fue po­co afor­tu­na­da. Mues­tra de ello es que los em­pre­sa­rios vol­vie­ron a reac­cio­nar a los di­chos de Rodrigo Val­dés y en tér­mi­nos ta­jan­tes: pi­dien­do un cli­ma pro­pi­cio pa­ra las in­ver­sio­nes.

Es tam­bién ne­ce­sa­rio acla­rar un as­pec­to pa­ra no de­jar es­pa­cio a du­das. Los úl­ti­mos es­ta­dos fi­nan­cie­ros de­mues­tran que los em­pre­sa­rios han se­gui­do tra­ba­jan­do. Los em­pre­sa­rios chi­le­nos han te­ni­do una gran ca­pa­ci­dad de tra­ba­jo en es­tos años, so­bre to­do en un es­ce­na­rio en que las ex­pec­ta­ti­vas de los con­su­mi­do­res ca­ye­ron a te­rreno ne­ga­ti­vo, y don­de -ade­más- las ex­pec­ta­ti­vas eco­nó­mi­cas se han ajus­ta­do de ma­ne­ra per­sis­ten­te a la ba­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.