Juan Bil­bao ga­na round a la SVS en tri­bu­na­les y evi­ta em­bar­go por $4.256 millones

Pa­ra el re­gu­la­dor, tu­vo ga­nan­cias ilí­ci­tas con ope­ra­cio­nes rea­li­za­das en 2014.

Pulso - - Portada - LEO­NAR­DO CÁR­DE­NAS

—El mar­tes 19 la Tercera Sa­la de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de San­tia­go re­cha­zó, en for­ma uná­ni­me, aco­ger el re­cur­so de re­po­si­ción in­ter­pues­to por la SVS pa­ra em­bar­gar parte de los bie­nes del ex pre­si­den­te de Con­sor­cio.

—Un revés en tri­bu­na­les su­frió la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros (SVS), que en­ca­be­za Car­los Pavez, en el de­no­mi­na­do ca­so CFR y que tie­ne co­mo prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta al ex pre­si­den­te de Con­sor­cio, Juan Bil­bao.

El pa­sa­do mar­tes, la Tercera Sa­la de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de San­tia­go re­cha­zó en for­ma uná­ni­me aco­ger el re­cur­so de re­po­si­ción in­ter­pues­to por la SVS a fin de em­bar­gar parte de los bie­nes del ex eje­cu­ti­vo, pa­ra ase­gu­rar el pa­go de fu­tu­ras in­dem­ni­za­cio­nes a ter­ce­ros afec­ta­dos o por po­si­bles re­sar­ci­mien­tos al fis­co, en el ca­so por uso de in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da por parte de Bil­bao.

El fa­llo del tribunal de al­za­da se pro­du­ce lue­go que en pri­me­ra ins­tan­cia la ma­gis­tra­da del 30° Juz­ga­do Ci­vil de San­tia­go, Da­nie­la Ro­yer, desecha­ra la me­di­da pre­cau­to­ria so­li­ci­ta­da por la SVS en con­tra del em­pre­sa­rio.

Es­to, en el mar­co del jui­cio por re­vo­ca­ción de la mul­ta de US$3,6 millones que im­pu­sie­ra el re­gu­la­dor del mercado de va­lo­res al eje­cu­ti­vo por uso de in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da en la com­pra de ac­cio­nes de la ca­de­na de la­bo­ra­to­rios CFR a fi­nes del año 2014.

Pa­ra la SVS, Bil­bao ob­tu­vo ga­nan­cias ilí­ci­tas por $4.924 millones con las ope­ra­cio­nes rea­li­za­das du­ran­te mar-

zo y ma­yo de ese año, cuan­do era di­rec­tor de CFR, por lo que ha­bría es­ta­do al tan­to de la ofer­ta de com­pra que pre­sen­tó la far­ma­céu­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se Ab­bott. Por lo mis­mo, la au­to­ri­dad bus­ca­ba con­ge­lar bie­nes del em­pre­sa­rio que to­ta­li­za­ban $4.256 millones a fin de re­sar­cir even­tua­les de­man­das y lo exi­gi­do por el fis­co.

Tras el fa­llo de la Cor­te de Ape­la­cio­nes, el de­ba­te se vuel­ve a ra­di­car en el juz­ga­do ci­vil que conoce la de­man­da de Bil­bao. Aquí las acu­sa­cio­nes y re­cri­mi­na­cio­nes son mu­tuas en­tre las par­tes. Ejem­plo de ello es que se han pre­sen­ta­do los pun­tos de prue­ba que se­rán la ba­se pa­ra el jui­cio. Sin em­bar­go, las de­fen­sas han pre­sen­ta­do sus re­pa­ros.

En una presentación del 29 de ju­nio pa­sa­do, la SVS so­li­ci­tó al tribunal el re­cha­zo de to­dos los pun­tos de prue­ba pro­pues­tos de­bi­do a que ta­les he­chos “ya fue­ron co­no­ci­dos y re­suel­tos”, ade­más que “no fue­ron dis­cu­ti­dos en el pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo que fi­na­li­zó con la san­ción de mul­ta re­cla­ma­da”, de tal mo­do que se­rían “im­pro­ce­den­tes da­da la na­tu­ra­le­za del pro­ce­di­mien­to es­pe­cial de re­cla­mo de mul­ta del ar­tícu­lo 30 del D.L.3.538 de 1980”.

“No obs­tan­te, de aco­ger­se lo so­li­ci­ta­do por la SVS, el de­re­cho a la re­cla­ma­ción de mul­ta que el D.L. N° 3.538 re­co­no­ce a nues­tro re­pre­sen­ta­do de­ven­dría ilu­so­rio al no po­der­se ren­dir prue­ba so­bre he­cho al­guno”, ad­vir­tió la de­fen­sa de Bil­bao li­de­ra­da por los abo­ga­dos Jo­sé Mi­guel Huer­ta y Cris­tó­bal Ey­za­gui­rre.

DU­RA RES­PUES­TA. Se­gún cons­ta en el ex­pe­dien­te, los abo­ga­dos que re­pre­sen­tan a la SVS, Ma­ría Luz Schach­te- beck y Car­los Isen­see, in­sis­tie­ron en que gran parte de los pun­tos de prue­ba a de­ba­tir que exi­gen la de­man­dan­te ya fue­ron con­si­de­ra­dos en el pro­ce­so san­cio­na­to­rio ad­mi­nis­tra­ti­vo.

“Con­cluir que al tribunal le co­rres­pon­de efec­tuar un con­trol com­ple­to y aca­ba­do es jus­ta­men­te lo con­tra­rio a lo que se­ña­la­do por la Cor­te Su­pre­ma. En efec­to, co­mo és­ta ha si­do cla­ra en es­ta­ble­cer, el de­man­dan­te de­be­rá pro­bar si la san­ción de mul­ta ca­re­ce de fun­da­men­to o mo­ti­va­ción, es­to es, si és­ta no pue­de ser el re­sul­ta­do ra­cio­nal de los an­te­ce­den­tes que se tu­vie­ron a la vista al mo­men­to de re­sol­ver, y que co­rres­pon­den al ex­pe­dien­te ad­mi­nis­tra­ti­vo”, res­pon­dió la SVS.

Por lo an­te­rior, la SVS es­ti­mó que las ale­ga­cio­nes for­mu­la­da por la de­fen­sa de Bil­bao de­ben ser des­es­ti­ma­das, “por ale­jar­se de lo que efec­ti­va­men­te ha con­clui­do la Cor­te Su­pre­ma y la doc­tri­na más au­to­ri­za­da com­pren­de en qué con­sis­te la re­vi­sión ju­di­cial de la mo­ti­va­ción o –fun­da­men­tos­del ac­to ad­mi­nis­tra­ti­vo”.

En oc­tu­bre del año pa­sa­do, el re­gu­la­dor del mercado de va­lo­res de Es­ta­dos Uni­dos (SEC) al­can­zó un acuer­do con Juan Bil­bao.

Es­te con­sis­te en que el eje­cu­ti­vo na­cio­nal de­be­rá can­ce­lar US$13,2 millones pa­ra que el or­ga­nis­mo es­ta­dou­ni­den­se re­ti­re los car­gos en su con­tra.

Juan Bil­bao de­jó su rol en Con­sor­cio tras es­ta­llar el ca­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.