“Si fa­lla­ran las alian­zas, la DC es­tá obli­ga­da a te­ner una pro­pues­ta en so­li­ta­rio”

“Es im­por­tan­te ayu­dar al mi­nis­tro Val­dés”

Pulso - - Portada - Una en­tre­vis­ta de ÚR­SU­LA SCHÜLER

EL JE­FE del co­mi­té de se­na­do­res de la DC es cla­ro en va­lo­rar el úl­ti­mo pro­nun­cia­mien­to del ex Pre­si­den­te Ricardo La­gos so­bre su even­tual re­pos­tu­la­ción a La Mo­ne­da: “Es una per­so­na que tie­ne to­das las con­di­cio­nes pa­ra ser el can­di­da­to de la Nue­va Ma­yo­ría o de la alian­za que se con­for­me en el pró­xi­mo tiem­po de cen­tro iz­quier­da”. Sin em­bar­go, An­drés Zal­dí­var ad­vier­te que “la DC tam­bién tie­ne de­re­cho a te­ner as­pi­ra­cio­nes”. En es­te con­tex­to, el ex mi­nis­tro ase­gu­ró que la dis­cu­sión pro­gra­má­ti­ca se­rá cla­ve pa­ra pro­yec­tar al blo­que. “Por su­pues­to que si se quie­re re­for­mar la Cons­ti­tu­ción ha­brá que dis­cu­tir­lo, pe­ro no soy par­ti­da­rio de em­pe­zar a na­cio­na­li­zar los bos­ques o las aguas o el co­bre”, ade­lan­tó en es­ta en­tre­vis­ta ante las pro­pues­tas que el Par­ti­do Co­mu­nis­ta ya ha per­fi­la­do pa­ra un se­gun­do Go­bierno ofi­cia­lis­ta.

Las in­ter­ven­cio­nes pú­bli­cas del ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra son ca­da vez más fre­cuen­tes y la NM aún no de­fi­ne su can­di­da­to pre­si­den­cial, ni si­quie­ra el me­ca­nis­mo con que lo de­ter­mi­na­rá, ¿no le es­ta­rán dan­do mu­cha ven­ta­ja?

—Hay gen­te que co­mien­za de­ma­sia­do tem­prano y no lle­ga a la me­ta. Ade­más, es­te ti­po de can­di­da­tu­ras pre­ma­tu­ras lle­va a que le abran un fren­te de ata­que que no son con­ve- nien­tes, pe­ro ca­da uno ten­drá que re­sol­ver­lo. El ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra es­tá tra­tan­do de en­con­trar un es­pa­cio pa­ra ser can­di­da­to de la de­re­cha y tie­ne di­fi­cul­ta­des tam­bién, pe­ro ya es pro­ble­ma de ellos. An­ti­ci­par la cam­pa­ña es un gran error, tan­to pa­ra la opo­si­ción co­mo pa­ra la Nue­va Ma­yo­ría. Soy par­ti­da­rio de re­sol­ver es­to des­pués de las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les, no po­ner­se ner­vio­sos, tra­tar de bus­car el me­jor me­ca­nis­mo pa­ra pro­yec­tar no só­lo un nom­bre, sino que tam­bién una pro­pues­ta país pa­ra que se pue­da de­ci­dir quién pue­de hacer esa con­duc­ción.

Sin em­bar­go, a di­fe­ren­cia de otras elec­cio­nes, es­te ade­lan­to no es­tá mer­man­do a Pi­ñe­ra en las en­cues­tas. La di­fe­ren­cia en­tre él y La­gos se ha­bría am­plia­do a su fa­vor.

—Pe­ro en una ca­rre­ra de fon­do una per­so­na pue­de ir en la pun­ta y au­men­tar su ven­ta­ja, pe­ro cuan­do ten­ga que lle­gar a la me­ta a lo me­jor va a es­tar tan can­sa­do que va a per­der la po­si­ble ven­ta­ja que ha­ya lo­gra­do. In­sis­to, el an­ti­ci­par la cam­pa­ña no le sir­ve a na­die, al país tam­po­co, la gen­te se can­sa.

Pe­ro pa­san­do las mu­ni­ci­pa­les que­da­rá cerca de un año pa­ra de­fi­nir el pro­gra­ma, la alian­za y el can­di­da­to, ¿cuál es el pla­zo pe­ren­to­rio?

—Ya se es­tán per­fi­lan­do mu­chos can­di­da­tos, pa­ra qué nos ha­ce­mos los le­sos. En la NM hay va­rios nom­bres, y de re­pen­te hay even­tos que te mue­ven to­tal­men­te el ta­ble­ro, tam­bién hay que te­ner­lo pre­sen­te. Des­pués de las mu­ni­ci­pa­les se ha­rán los aná­li­sis, y se ve­rá có­mo ha­ce­mos los plan­tea­mien­tos pro­gra­má­ti­cos. Ade­más, có­mo go­ber­na­mos bien, que en el ca­so nues­tro es fun­da­men­tal, por­que si go­ber­na­mos mal nues­tra con­di­ción de pro­yec­ción es bas­tan­te com­pli­ca­da. Por eso he in­sis­ti­do en que te­ne­mos que de­di­car­nos a go­ber­nar bien, que no si­ga­mos con es­tos pro­ble­mas ca­da vein­te o trein­ta días en que te­ne­mos una pie­dra en el ca­mino.

El ex Pre­si­den­te La­gos di­jo que “lo es­tá pen­san­do” y es­tá ayu­dan­do en cam­pa­ñas mu­ni­ci­pa­les de la NM, ¿ya se pu­so las za­pa­ti­llas pa­ra la ca­rre­ra de fon­do?

—Va­lo­ro que Ricardo, así co­mo to­dos los que ten­ga­mos al­gún as­cen­dien­te político, par­ti­ci­pe­mos de la cam­pa­ña mu­ni­ci­pal. Es ne­ce­sa­rio en­tu­sias­mar a la gen­te, los vo­tan­tes no es­tán muy en­tu­sias­ma­dos, es­tán muy crí­ti­cos con la po­lí­ti­ca y las elec­cio­nes. Aho­ra, que eso pon­ga de­trás el nom­bre de Ricardo La­gos, me pa­re­ce muy bien que él di­ga que lo es­tá pen­san­do, él es una reserva muy im­por­tan­te del mun­do de la cen­tro iz­quier­da, nues­tro mun­do. Soy par­ti­da­rio de eva­luar­lo, así co­mo a otros más, y ver en­tre to­dos los que ten­ga­mos co­mo ofer­ta quién es el que pue­da en­ca­be­zar ese pro­yec­to. Así lo he di­cho, La­gos tie­ne to­das las con­di­cio­nes pa­ra ser el can­di­da­to de la Nue­va Ma­yo­ría o de la alian­za que se con­for­me en el pró- xi­mo tiem­po de cen­tro iz­quier­da. Aho­ra, la DC tam­bién tie­ne de­re­cho a te­ner as­pi­ra­cio­nes.

¿Có­mo ve al blo­que lle­gan­do a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y par­la­men­ta­rias?

—Soy par­ti­da­rio de con­so­li­dar la alian­za de cen­tro iz­quier­da, que es la que le pue­de dar más es­ta­bi­li­dad a la ges­tión po­lí­ti­ca del país, y creo que esa alian­za ten­drá que com­po­ner­se con to­dos los que es­tán de acuer­do en un pro­gra­ma de Go­bierno que re­fle­je esa con­di­ción de cen­tro iz­quier­da, con una di­fe­ren­cia a lo que nos ha pa­sa­do es­te Go­bierno: que mu­chas ve­ces nos he­mos pues­to de acuer­do en ti­tu­la­res, pe­ro cuan­do he­mos lle­ga­do a la de­fi­ni­ción de los com­po­nen­tes han em­pe­za­do las di­fi­cul­ta­des. Aho­ra te­ne­mos que evi­tar eso, te­ne­mos que ela­bo­rar un plan­tea­mien­to aca­ba­do en cuan­do va a ser las ac­cio­nes que va­mos a pro­po­ner­le a la gen­te pa­ra lo­grar su con­fian­za y res­pal­do.

¿La alian­za se­gui­rá sien­do la NM?

—El nom­bre no me im­por­ta, lo que me im­por­ta es el con­te­ni­do y el pro­yec­to que se pre­ten­da lle­var adelante. Aho­ra, ¿quié­nes lo com­po­nen? Los que es­tén de acuer­do. Y los que no es­tén de acuer­do no par­ti­ci­pan y van a bus­car otro ca­mino se­gu­ra­men­te. Hay que evi­tar lo que ha su­ce­di­do, y que qui­zá le pa­se a la opo­si­ción, que tam­bién tie­nen una di­ver­gen­cia in­ter­na, bas­ta con leer sus de­cla­ra­cio­nes. Yo soy par­ti­da­rio de pro­yec­tar una alian­za de cen­tro iz­quier­da, no más mar­ca­da ha­cia la iz-

PC Y NACIONALIZACIONES “No quie­ro abrir de nue­vo en es­te país el flan­co de que se ex­pro­pie u otras co­sas”.

PRO­YEC­CIÓN DE LA NM “Soy par­ti­da­rio de pro­yec­tar una alian­za de cen­tro iz­quier­da, no más mar­ca­da ha­cia la iz­quier­da”.

RIES­GOS FU­TU­ROS “Si se­gui­mos pro­fun­di­zan­do la cri­sis de la po­lí­ti­ca va­mos a ter­mi­nar con al­guien que va a sa­lir por el la­do y va a ofre­cer un pro­yec­to po­pu­lis­ta”.

APO­YO A JA­VIE­RA BLAN­CO “Hay que san­cio­nar y eli­mi­nar to­dos los abu­sos. Pe­ro a la mi­nis­tra hay que res­pal­dar­la”.

quier­da ni el cen­tro.

¿Aún son com­pa­ti­bles con el PC?, ellos ya han per­fi­la­do pro­pues­tas pa­ra otro pe­rio­do, co­mo la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te, re­for­ma al sis­te­ma de pen­sio­nes y a la salud, cam­bios a la eco­no­mía...

—La eco­no­mía tie­ne mu­cha cla­ri­dad, ¿quie­ren una eco­no­mía mar­ca­da por el Es­ta­do? Si me di­cen eso, el es­ta­tis­mo por nin­gún mo­ti­vo, pe­ro si me di­cen que va­mos a hacer una eco­no­mía ba­sa­da só­lo en el mercado, tam­po­co. Aho­ra, si me di­cen que van a hacer una eco­no­mía so­cial de mercado, co­mo lo he vis­to yo y co­mo lo he vis­to ela­bo­rar­se en Eu­ro­pa, y co­mo tam­bién se ha he­cho en los go­bier­nos de la Con­cer­ta­ción y la Nue­va Ma­yo­ría, ahí po­de­mos en­con­trar­nos. Pe­ro si me di­cen que hay que tran­si­tar a una eco­no­mía es­ta­ti­za­da eso es un tras­no­cha­do que no re­sis­te. Des­de mi pers­pec­ti­va de DC, es­to ya no es­ta­ría en un pro­yec­to de cen­tro iz­quier­da, mar­que­mos un pro­yec­to de eco­no­mía so­cial de mercado, no de mercado, don­de afron­te­mos esos te­mas con con­te­ni­dos.

El PC plan­tea na­cio­na­li­zar re­cur­sos na­tu­ra­les…

—No soy par­ti­da­rio de vol­ver a los tiem­pos de la na­cio­na­li­za­ción. No quie­ro abrir de nue­vo en es­te país el flan­co de que se ex­pro­pie u otras co­sas. Lo del co­bre es­tá bien cla­ro, y en ma­te­ria de li­tio se sa­be que es pro­pie­dad del Es­ta­do y que pue­de con­ce­sio­nar­lo o no. Por su­pues­to que si se quie­re re­for­mar la Cons­ti­tu­ción ha- brá que dis­cu­tir­lo, pe­ro no soy par­ti­da­rio de em­pe­zar a na­cio­na­li­zar los bos­ques o las aguas o el co­bre, no, no es­ta­mos en eso. Po­ten­cie­mos un buen Co­del­co, de acuer­do, pe­ro lo de­más es vol­ver ha­cia atrás.

¿Es par­ti­da­rio de rea­li­zar pri­ma­rias pa­ra de­fi­nir el can­di­da­to pre­si­den­cial de la NM?

—Lo le­gí­ti­mo y lo ló­gi­co, sal­vo que ha­ya un acuer­do con­sen­sua­do, es hacer una pri­ma­ria.

¿Ve via­ble la ten­ta­ción de ir so­los co­mo DC a la pri­me­ra vuel­ta pre­si­den­cial?

—Per­so­nal­men­te no soy par­ti­da­rio de que con­ver­se­mos en es­te mo­men­to so­bre ese te­ma. Te­ne­mos que ver si te­ne­mos la ca­pa­ci­dad o no de hacer el en­ten­di­mien­to que se­ña­la­ba an­tes, y el me­ca­nis­mo pa­ra te­ner un can­di­da­to úni­co de la alian­za, de es­ta u otra que se pro­yec­te. Aho­ra, si no hay acuer­do, por su­pues­to que uno tie­ne que en­trar a re­vi­sar cuá­les son los otros es­ce­na­rios que uno tie­ne.

Si no se cum­plen es­tos su­pues­tos, no po­dría des­car­tar lle­gar a pri­me­ra vuel­ta co­mo DC...

—Si en un mo­men­to da­do fa­lla­ran las alian­zas, por su­pues­to que la DC es­tá obli­ga­da a te­ner una pro­pues­ta al país en so­li­ta­rio.

En otra ma­te­ria, los dipu­tados DC han lan­za­do crí­ti­cas al mi­nis­tro Fer­nán­dez, ¿en qué es­tá en deu­da el mi­nis­tro?

—Es muy tem­prano pa­ra hacer una eva­lua­ción, el mi­nis­tro Fer­nán­dez lle­va más de un mes pe­ro, no es po- si­ble en­trar a ca­li­fi­car su ac­tua­ción con el po­co tiem­po que ha pa­sa­do, es un te­ma de más lar­go al­can­ce. Ade­más, me­jor que es­tar eva­luan­do al mi­nis­tro hay que es­tar ayu­dan­do al mi­nis­tro. Lo im­por­tan­te es que ten­ga pa­ra eso una bue­na co­ne­xión con sus pro­pios ad­he­ren­tes, sus pro­pios par­ti­da­rios, par­la­men­ta­rios, es un te­ma que te­ne­mos que vi­sua­li­zar en el tiem­po lar­go. Le de­seo que ten­ga el me­jor de los desem­pe­ños por­que a mí y a él le in­tere­sa que a es­te país le va­ya bien. Si a es­te país le va mal y se­gui­mos pro­fun­di­zan­do la cri­sis de la po­lí­ti­ca va­mos a ter­mi­nar con al­guien que va a sa­lir por el la­do y va a ofre­cer un pro­yec­to po­pu­lis­ta, y no me di­gan a mí que es­te país es­tá exen­to de eso, y ter­mi­na­mos en pu­ros pro­ble­mas. No hay que ju­gar de­ma­sia­do con los paí­ses, hay que ser de Es­ta­do.

Y en re­la­ción a otro mi­nis­te­rio, ¿es ra­zo­na­ble to­da la de­fen­sa des­ple­ga­da por la mi­nis­tra Blan­co?

—Sí, el ata­que que se ha he­cho en con­tra de ella es real­men­te in­creí­ble. Han tra­ta­do de gol­pear­la por to­dos la­dos. A un ata­que de esa na­tu­ra­le­za hay que dar una res­pues­ta de esa na­tu­ra­le­za. La mi­nis­tra Blan­co tie­ne con­di­cio­nes, se sa­be su tra­yec­to­ria, los te­mas que es­tá afron­tan­do no son de su ges­tión, sino que vie­nen acu­mu­la­dos de mu­chos años.

¿Y si se com­prue­ban irre­gu­la­ri­da­des en su en­torno?

—Hay que san­cio­nar y eli­mi­nar to­dos los abu­sos. Pe­ro a la mi­nis­tra hay que res­pal­dar­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.