Eti­que­ta­do y nu­tri­ción

Pulso - - Opinion -

El dia­rio se reserva el de­re­cho de se­lec­cio­nar, ex­trac­tar y ti­tu­lar los co­rreos pu­bli­ca­dos. Es­te es­ce­na­rio tie­ne dos ex­pli­ca­cio­nes bá­si­cas. Por un la­do, la ba­ja en la mi­ne­ría y, por otro, el fuer­te im­pul­so a la agen­da ener­gé­ti­ca del Go­bierno. Pa­ra los que tra­ba­ja­mos a dia­rio con in­ver­sio­nis­tas de las más va­ria­das ti­po­lo­gías de em­pren­di­mien­tos, es­ta es una se­ñal po­si­ti­va que apun­ta ha­cia la di­ver­si­fi­ca­ción de la eco­no­mía vía in­no­va­ción, y que qui­zá se tra­te del pri­mer pa­so ha­cia una in­de­pen­den­cia del co­bre. En Chi­le de­be­ría­mos apro­ve­char es­te es­ce­na­rio pa­ra se­guir po­ten­cian­do nue­vas in­ver­sio­nes, in­no­va­do­ras y di­ver­sas, que ase­gu­ren a las pró­xi­mas ge­ne­ra­cio­nes cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co cuan­do ba­ja la de­man­da por al­gún pro­duc­to es­pe­cí­fi­co. Tam­bién de­be­ría­mos for­ta­le­cer una ins­ti­tu­cio­na­li­dad am­bien­tal y sec­to­rial orien­ta­da ba­jo es­te ob­je­ti­vo, con fle­xi­bi­li­dad y am­pli­tud de cri­te­rio, que in­vi­te a atre­ver­se, le­van­tan­do ba­rre­ras de en­tra­da y ase­gu­ran­do el de­sa­rro­llo sus­ten­ta­ble. Freddy Me­rino Geó­gra­fo-MBA SGA

Des­de el 27 de ju­nio co­men­zó a re­gir la Ley de Eti­que­ta­do Nu­tri­cio­nal. Una de sus fi­na­li­da­des re­cae en in­for­mar y ad­ver­tir a la co­mu­ni­dad de aque­llos ali­men­tos que no son sa­lu­da­bles al co­mer­los en ex­ce­so; y den­tro de es­tos, los que tie­nen grandes con­te­ni­dos de azú­car. El pun­to an­te­rior es de gran re­le­van­cia, so­bre to­do con­si­de­ran­do las úl­ti­mas ci­fras en­tre­ga­das por la Aso­cia­ción de Isa­pres, que apun­tan a que en Chi­le los pa­cien­tes que pa­de­cen dia­be­tes lle­gan al 12%. A ni­vel mun­dial, los nú­me­ros mues­tran una reali­dad aun más preo­cu­pan­te, ya que se­gún la OMS una de ca­da on­ce per­so­nas en el mun­do tie­ne es­te tras­torno. Ante es­te es­ce­na­rio, quie­nes es­ta­mos in­mer­sos en la in­dus­tria pas­te­le­ra no po­de­mos que­dar in­di­fe­ren­tes. Por es­te mo­ti­vo, la me­jor for­ma en que po­de­mos con­tri­buir a la me­jo­ra en la ali­men­ta­ción de las per­so­nas, es edu­cán­do­las a con­su­mir por­cio­nes más pe­que­ñas. A es­to se su­ma la pre­pa­ra­ción de pro­duc­tos de ca­li­dad en ba­se al uso de ma­te­rias pri­mas no­bles y am­plian­do el de­sa­rro­llo de pre­pa­ra­cio­nes ali­men­ti­cias libres de azú­car. Así po­de­mos hacer una con­tri­bu­ción a in­cre­men­tar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas. An­drés Un­gar Pas­te­le­ría Cory

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.