“Va­mos a se­guir te­nien­do to­le­ran­cia ce­ro con los abu­sos [...] La ma­yo­ría es in­ta­cha­ble”

Pulso - - Opinion -

La en­ton­ces candidata Mi­che­lle Ba­che­let sor­pren­dió en ju­lio de 2013 cuan­do es­co­gió co­mo vo­ce­ra a la abo­ga­da de la UC Ja­vie­ra Blan­co -pró­xi­ma a la DC-, quien tras ser sub­se­cre­ta­ria de Ca­ra­bi­ne­ros en su pri­me­ra ad­mi­nis­tra­ción, era di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Fundación Paz Ciu­da­da­na. La de­ci­sión hi­zo su­po­ner que Blan­co lle­ga­ría al equipo político o a Jus­ti­cia. Sin em­bar­go, la tra­ma de ne­go­cia­cio­nes y ba­lan­ces en la for­ma­ción del ga­bi­ne­te la con­du­jo a Tra­ba­jo. El ajus­te mi­nis­te­rial de ma­yo de 2015 la tras­la­dó aho­ra sí a Jus­ti­cia, re­par­ti­ción don­de ha en­fren­ta­do ca­si la escándalo por pen­sio­nes y li­cen­cias mé­di­cas en Gen­dar­me­ría, una pro­fun­da y lar­ga cri­sis en Se­na­me, pa­ro en el Re­gis­tro Ci­vil, y acu­sa­cio­nes de cuo­teo político y re­ajus­tes sa­la­ria­les des­me­di­dos en su equipo. La com­pli­ca­da si­tua­ción de Blan­co lle­vó a Chi­le Va­mos a for­ma­li­zar su in­ter­pe­la­ción y a eva­luar una acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal, aun­que la ins­truc­ción pre­si­den­cial a la coa­li­ción ha si­do evi­den­te: sa­lir a res­pal­dar a la mi­nis­tra. ¿Se­rá su­fi­cien­te?

tor­men­ta per­fec­ta:

So­bre la si­tua­ción in­ter­na en Gen­dar­me­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.