“Es im­por­tan­te evi­tar las pro­me­sas po­pu­lis­tas”

Pulso - - Portada - MA­XI­MI­LI­ANO VILLENA

Una se­ma­na car­ga­da de crí­ti­cas es la que ha vi­vi­do la in­dus­tria pre­vi­sio­nal. Ayer la mar­cha “No+AFP” con­vo­có a unas 100.000 per­so­nas só­lo en San­tia­go, sim­bo­li­zan­do la du­ra agen­da que el sis­te­ma vi­ve por es­tos días. Lue­go de que se co­no­cie­ra la for­ma en que la ex es­po­sa del dipu­tado Os­val­do An­dra­de lo­gró una pen­sión por so­bre la nor­ma en Gen­dar­me­ría, desatan­do con es­to un es­cán­da­lo so­bre la ins­ti­tu­ción, el mun­do po­lí­ti­co reac­cio­nó en ma­sa cri­ti­can­do el sis­te­ma de las fuer­zas ar­ma­das y don­de el mi­nis­tro de De­fen­sa, Jo­sé An­to­nio Gó­mez, re­co­bró pro­ta­go­nis­mo tras se­ña­lar que “el pro­ble­ma no es­tá en las pen­sio­nes de las Fuer­zas Ar­ma­das, el pro­ble­ma es que las pen­sio­nes de to­dos los chi­le­nos que es­tán en las AFP son ma­las”. An­te es­te es­ce­na­rio, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de AFP, Ro­dri­go Pé­rez Mac­ken­na, lla­ma a la cal­ma y pi­de res­pon­sa­bi­li­dad.

La mar­cha “No+AFP” con­vo­có unos 100.000 ma­ni­fes­tan­tes. ¿Qué le pa­re­ce el cli­ma que se es­tá vi­vien­do?

— No­so­tros ha­ce bas­tan­te tiem­po he­mos se­ña­la­do que en­ten­de­mos la po­si­ción de mu­chos ju­bi­la­dos y chi­le­nos, cu­yas pen­sio­nes no sa­tis­fa­cen sus ex­pec­ta­ti­vas. Lo he­mos di­cho y lo reite­ra­mos, el sis­te­ma re­quie­re cam­bios pa­ra me­jo­rar las pen­sio­nes, y nos só­lo es­ta­mos abier­tos a co­la­bo­rar en ese pro­ce­so: he­mos he­cho una se­rie de pro­pues­tas que van en esa di­rec­ción. Es im­por­tan­te abor­dar los cam­bios que se re­quie­ren.

To­do es­to se da den­tro de una se­ma­na mar­ca­da por la po­li­ti­za­ción del te­ma. ¿Có­mo lo es­tán vien­do?

—Te­ne­mos que ha­cer cam­bios que pue­dan per­du­rar en el tiem­po y no pro­me­sas que des­pués no se pue­dan cum­plir. He­mos di­cho que un te­ma tan sen­si­ble co­mo las pen­sio­nes no de­bie­ra ser uti­li­za­do po­lí­ti­ca­men­te, y en­con­tra­mos que es gra­ve que se in­ten­te con­fun­dir a la opi­nión pública pre­ten­dien­do ter­mi­nar el ré­gi­men so­bre al­gu­nas si­tua­cio­nes que se han co­no­ci­do en es­tos días que ja­más se po­drían dar en un sis­te­ma de aho­rro in­di­vi­dual. La dis­cu­sión tie­ne que ser res­pon­sa­ble, evi­tan­do pro­me­sas po­pu­lis­tas co­mo han he­cho al­gu­nos en es­tos días, pro­po­nien­do vol­ver a sis­te­mas de re­par­to, o pro­po­nien­do pa­gar pen­sio­nes mi­llo­na­rias, que ade­más de ser im­po­si­bles de pa­gar ge­ne­ran fal­sas ex­pec­ta­ti­vas.

Dipu­tados de la nue­va ma­yo­ría pre­sen­ta­ron en la se­ma­na un pro­yec­to de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal al sis­te­ma de pen­sio­nes que po­ne fin a las AFP. ¿Qué le pa­re­ce?

—Me pa­re­ce que hay una de­man­da de una par­te im­por­tan­te de la ciu­da­da­nía por me­jo­res pen­sio­nes, y em­pa­ti­za­mos con esa de­man­da. Pe­ro tam­bién hay que te­ner en cuen­ta que, por ejem­plo, el sis­te­ma ac­tual pa­ga pen­sio­nes, en ba­ses es­tric­ta­men­te com­pra­bles, tres ve­ces ma­yo­res a las del an­ti­guo sis­te­ma. A pe­sar de que an­tes las co­ti­za­cio­nes eran el do­ble y que de­ja­ba a la mi­tad de los pen­sio­nes sin ella, y que se pres­ta pa­ra abu­sos co­mo los que he­mos vis­to en los días re­cien­tes. .

¿Qué pa­sa si una ini­cia­ti­va co­mo es­ta pros­pe­ra?

—Cree­mos que hay que ha­cer cam­bios, y van en la lí­nea de au­men­tar el aho­rro, hay tam­bién que ha­cer los ajus­tes pa­ra eli­mi­nar la eva­sión y sub­de­cla­ra­ción, te­ne­mos que ir a una ma­yor edad de ju­bi­la­ción es­pe­cial­men­te en el ca­so de las mu­je­res. Pe­ro tam­bién hay que ver el te­ma del adul­to ma­yor, te­ne­mos que pen­sar en su inserción en el mer­ca­do la­bo­ral, ade­más de la salud, ca­li­dad de vi­da, es un te­ma múl­ti­ple. Y otro pun­to que es muy im­por­tan­te, es re­cor­dar la con­tri­bu­ción que sig­ni­fi­có la re­for­ma pre­vi­sio­nal im­pul­sa­da en 2008 por la pre­si­den­ta Bachelet , que ha per­mi­ti­do en­tre­gar me­jo­res pen­sio­nes po­ten­cian­do el ca­rác­ter mix­to del sis­te­ma. Lo que ve­mos es que te­ne­mos un buen au­to, que es efi­cien­te, con bue­nos re­tor­nos, pe­ro no es­ta­mos po­nien­do el com­bus­ti­ble ne­ce­sa­rio pa­ra lle­gar don­de que­re­mos.

El am­bien­te que exis­te en torno al sis­te­ma, ¿va­li­da la op­ción B de la Co­mi­sión Bra­vo?

—En nin­gún ca­so, la co­mi­sión no lle­gó a un acuer­do, se des­car­tó com­ple­ta­men­te vol­ver al sis­te­ma de re­par­to. Hay dos al­ter­na­ti­vas, con una le­ve ven­ta­ja pa­ra man­te­ner al­go pa­re­ci­do a lo que te­ne­mos hoy pe­ro con ajus­tes im­por­tan­tes. En pa­ra­le­lo se hi­cie­ron 58 pro­pues­tas de me­jo­ras al sis­te­ma ac­tual, cree­mos que mu­chas de esas son bue­nas y muy im­por­tan­tes.

A ni­vel téc­ni­co hay con­sen­so so­bre las me­di­das, pe­ro el Co­mi­té de Mi­nis­tros en­car­ga­do de ana­li­zar las pro­pues­tas de la co­mi­sión aún no se pro­nun­cia.

—Des­co­noz­co el aná­li­sis que es­tá ha­cien­do, cree­mos que es un te­ma com­ple­jo pe­ro cuan­do con­ver­sas con los dis­tin­tos ex­per­tos exis­ten con­sen­so so­bre las co­sas más re­le­van­tes que hay que ha­cer: for­ta­le­cer el pi­lar solidario, que es una bue­na es­truc­tu­ra pe­ro es­ta­mos po­nien­do po­cos re­cur­sos; au­men­tar el aho­rro con car­go al em­plea­do; y su­bir la edad de ju­bi­la­ción es­pe­cial­men­te de las mu­je­res.

¿Qué ries­gos ven en el cli­ma po­lí­ti­co co­mo pa­ra pu­bli­car una de­cla­ra­ción?

—Lo pu­bli­ca­mos a raíz de es­ta crí­ti­ca que se han rea­li­za­do en los úl­ti­mos días. Es un te­ma muy sen­si­ble que no de­bie­ra ser uti­li­za­do po­lí­ti­ca­men­te y nos pa­re­ció que ha­bía un in­te­rés de con­fun­dir a la opi­nión pública, pre­ten­dien­do des­viar la aten­ción de es­tas si­tua­cio­nes irre­gu­la­res, y lo que nos preo­cu­pa es que en es­te mo­men­to po­lí­ti­co es im­por­tan­te ha­cer un lla­ma­do a la res­pon­sa­bi­li­dad. Cree­mos que es im­por­tan­te evi­tar las pro­me­sas po­pu­lis­tas pro­mo­vien­do es­que­mas de re­par­to y pen­sio­nes mi­llo­na­rias que no son po­si­bles de fi­nan­ciar y ge­ne­ran fal­sas ex­pec­ta­ti­vas.

¿Qué es­tá ha­cien­do el gre­mio pa­ra de­fen­der el es­que­ma?

—He­mos he­cho pro­pues­tas, con­tri­bui­mos con es­tu­dios, aná­li­sis téc­ni­cos a una dis­cu­sión que es com­ple­ja y tie­ne ri­be­tes po­lí­ti­cos. En­ten­de­mos que la pre­si­den­ta le ha pe­di­do a un co­mi­té de mi­nis­tros que es­tu­die las pro- pues­tas de la co­mi­sión Bra­vo, y es­ta­mos dis­pues­tos a co­la­bo­rar con nues­tras ideas y ex­pe­rien­cias. Las AFP han es­ta­do en es­to por 35 años y sa­be­mos cuá­les son los pun­tos que hay que ajus­tar pa­ra en­tre­gar me­jo­res pen­sio­nes. Pe­ro quie­ro ha­cer un pun­to, el sis­te­ma an­ti­guo fue un fra­ca­so por­que en­tre­ga­bas ma­las pen­sio­nes, de­ja­ba a la mi­tad de los tra­ba­ja­do­res afue­ra y ha­bía abu­sos. En se­gun­do lu­gar, un es­tu­dio de Ci­ti de mar­zo res­pec­to de la pró­xi­ma cri­sis fi­nan­cie­ra, mues­tra al­go elo­cuen­te: un ice­berg don­de la deu­da pública de los paí­ses de la OCDE al­can­za 48 tri­llo­nes de dó­la­res, que es la par­te de arri­ba, pe­ro la par­te de aba­jo, que es deu­da sin res­pal­do, es de­cir la que tie­nen por sus fu­tu­ros pen­sio­na­dos, su­ma 78 tri­llo­nes de dó­la­res. Por eso han es­ta­do au­men­tan­do la ta­sa de co­ti­za­ción y dis­mi­nu­yen­do los be­ne­fi­cios y au­men­tan­do ta­sa de co­ti­za­ción.

SIS­TE­MA AN­TI­GUO “El sis­te­ma ac­tual pa­ga pen­sio­nes tres ve­ces ma­yo­res a las del an­ti­guo sis­te­ma”

SIS­TE­MA DE PEN­SIO­NES “Es un te­ma muy sen­si­ble que no de­bie­ra ser uti­li­za­do po­lí­ti­ca­men­te”

RE­FOR­MA AL SIS­TE­MA “Te­ne­mos que ha­cer cam­bios que pue­dan per­du­rar en el tiem­po y no pro­me­sas que des­pués no se pue­dan cum­plir”

RO­DRI­GO PÉ­REZ MAC­KEN­NA Pre­si­den­te Aso­cia­ción de AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.