Una dis­cu­sión la­bo­ral sin fe­cha de tér­mino

El Go­bierno de­be apu­rar la re­dac­ción de una ley cor­ta o de una al­ter­na­ti­va le­gal que evi­te que el de­ba­te la­bo­ral se ex­tien­da in­ne­ce­sa­ria­men­te en el tiem­po.

Pulso - - Opinion -

PE­SE AL lar­go trá­mi­te que tu­vo en el Con­gre­so y lue­go con la in­ter­ven­ción del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, la Re­for­ma La­bo­ral si­gue dan­do que ha­blar. Es­ta se­ma­na, re­pre­sen­tan­tes de Chi­le Va­mos en­car­ga­ron un in­for­me en de­re­cho que bus­ca igua­lar los be­ne­fi­cios de los gru­pos negociadores con los sin­di­ca­tos en el mar­co de una ne­go­cia­ción co­lec­ti­va. Se­gún la opo­si­ción, la ley apro­ba­da en el Con­gre­so no res­pe­ta el es­pí­ri­tu del pri­mer pro­nun­cia­mien­to del TC res­pec­to de la ti­tu­la­ri­dad sin­di­cal. En es­te se pre­ci­sa que sin­di­ca­tos y gru­pos negociadores son or­ga­ni­za­cio­nes igual­men­te le­gí­ti­mas pa­ra re­pre­sen­tar los in­tere­ses de los tra­ba­ja­do­res en un pro­ce­so de ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, pu­dien­do coha­bi­tar en una em­pre­sa e in­clu- so ne­go­ciar en pa­ra­le­lo. Tam­bién es­ta­ble­ce que to­do gru­po ne­go­cia­dor po­drá op­tar por ne­go­ciar ba­jo las re­glas de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va re­gla­da (in­clu­ye fue­ro de tra­ba­ja­do­res y de­re­cho a huel­ga) o ba­jo las dis­po­si­cio­nes de la ne­go­cia­ción no re­gla­da. No es sano que una re­for­ma de al­ta tras­cen­den­cia co­mo la la­bo­ral de­je tan­tos flan­cos abier­tos, los cua­les a la lar­ga pue­den de­ri­var en una ju­di­cia­li­za­ción ex­ce­si­va de cual­quier di­fe­ren­cia en el mer­ca­do del tra­ba­jo. Por lo mis­mo, el Go­bierno de­be apu­rar la re­dac­ción de una ley cor­ta o de una al­ter­na­ti­va le­gal que evi­te que el de­ba­te la­bo­ral se ex­tien­da in­ne­ce­sa­ria­men­te en el país, con to­do el cos­to pa­ra la em­pre­sa y la ge­ne­ra­ción de em­pleo que es­to pue­de aca­rrear.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.