El po­der fe­me­nino en la De­mo­cra­cia Cris­tia­na

En las úl­ti­mas se­ma­nas la voz fe­me­ni­na se ha im­pues­to con fuer­za al in­te­rior de la co­lec­ti­vi­dad. Y es que en me­dio del de­ba­te pre­si­den­cial y po­lí­ti­co los di­fe­ren­tes sec­to­res del par­ti­do han apos­ta­do a sus fi­gu­ras fe­me­ni­nas, quie­nes no só­lo han co­man­da­do l

Pulso - - Front Page - JAI­ME JE­SÚS SÁN­CHEZ

EL DE­BA­TE in­terno de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na en los úl­ti­mos días, no só­lo ha re­flo­ta­do las di­fe­ren­cias en­tre las co­rrien­tes que com­po­nen el par­ti­do. Tam­bién ha de­ja­do re­lu­cir la lu­cha de li­de­raz­gos fe­me­ni­nos que en la fa­lan­ge se vie­ne con­fi­gu­ran­do ha­ce un tiem­po y cu­yas vo­ces po­drían mar­car el de­ve­nir de la co­lec­ti­vi­dad en la es­ce­na po­lí­ti­ca na­cio­nal. To­do a po­cos me­ses de que la DC ten­ga un nue­vo pro­ce­so elec­cio­na­rio in­terno y de que la má­xi­ma ins­tan­cia par­ti­da­ria to­me una de­fi­ni­ción en ma­te­ria pre­si­den­cial.

Ca­ro­li­na Goic: La pre­si­den­ta y can­di­da­ta DC

La se­na­do­ra y ac­tual pre­si­den­ta DC, Ca­ro­li­na Goic, hi­zo su arri­bo al po­der en me­dio de la sor­pre­si­va re­nun­cia del en­ton­ces ti­mo­nel, Jor­ge Pi­za­rro. Des­de ahí su avan­ce ha si­do ver­ti­gi­no­so y ha ido ga­nan­do el apo­yo de sec­to­res que in­clu­so en al­gún mo­men­to la mi­ra­ron con re­ti­cen­cia. Vin­cu­la­da al lo­te de los co­lo­ri­nes y cer­ca­na al fa­lle­ci­do Adolfo Zal­dí­var, a quien sin­di­can co­mo su men­tor. Se di­ce de ella que es­tá siem­pre en los mo­men­tos “po­lí­ti­ca­men­te pre­ci­sos” y que los sa­be apro­ve­char.

Un ejem­plo con­cre­to, re­co­no­cen en el par­ti­do, es el gol­pe de ti­món y la du­ra po­si­ción que to­mó la se­ma­na pa­sa­da res­pec­to a la si­tua­ción de la DC con el Go­bierno, es­ce­na­rio que la vol­vió a po­si­cio­nar in­ter­na­men­te, pe­se a que los re­sul­ta­dos en las mu­ni­ci­pa­les es­tu­vie­ron le­jos de ser fa­vo­ra­bles pa­ra la co­lec­ti­vi­dad.

Así y aun­que hoy su prin­ci­pal ob­je­ti­vo es ga­nar la elec­ción in­ter­na del par­ti­do, en la DC na­die des­car­ta que pue­da eri­gir­se co­mo car­ta pre­si­den­cial si en la Jun­ta Na­cio­nal de enero, la tien­da de­ci­de lle­var un can­di­da­to de las fi­las.

Ma­ria­na Ayl­win: El con­tra­pe­so con­cer­ta­cio­nis­ta

Ex dipu­tada e hi­ja de una de las prin­ci­pa­les fi­gu­ras del par­ti­do, el ex Pre­si­den­te Pa­tri­cio Ayl­win. La fi­gu­ra de Ma­ria­na Ayl­win ha irrum­pi­do fuer­te­men­te en los úl­ti­mos me­ses, esen­cial­men­te co­mo una de las vo­ces crí­ti­cas ha­cia la NM y las re­for­mas del Go­bierno.

Ha si­do la prin­ci­pal ges­to­ra del gru­po “Pro­gre­sis­mo con pro­gre­so”, que com­po­nen ade­más otros per­so­ne­ros del par­ti­do y ex mi­nis­tros de la Con­cer­ta­ción y cu­ya pos­tu­ra ha es­ta­do pre­sen­te con fuer­za en el de­ba­te de los úl­ti­mos días. Su po­si­cio­na­mien­to co­mo fi­gu­ra y ce­re­bro del sec­tor la ha lle­va­do a con­fi­gu­rar­se co­mo op­ción na­tu­ral pa­ra pre­si­dir el par­ti­do, co­mo con­tra­par­te a la pos­tu­ra pro Go­bierno que ha­bía man­te­ni­do has­ta aho­ra, Ca­ro­li­na Goic.

Ella mis­ma ha se­ña­la­do en su en­torno que su ta­rea es­tá en­fo­ca­da en­fo­ca­da du­ran­te es­tos me­ses a que el de­ba­te de los co­mi­cios in­ter­nos se po­li­ti­cen y se ge­ne­re una dis­cu­sión so­bre el fu­tu­ro del par­ti­do en la coa­li­ción y el con­te­ni­do pro­gra­má­ti­co que quie­re pro­yec­tar la DC. To­do mien­tras eva­lúa si com­pe­ti­rá por la pre­si­den­cia del par­ti­do.

Yas­na Pro­vos­te: El ros­tro de la di­si­den­cia

Dipu­tada y miem­bro de la me­sa di­rec­ti­va del par­ti­do, Yas­na Pro­vos­te es el prin­ci­pal ros­tro de la de­no­mi­na­da “di­si­den­cia” DC. De­fen­so­ra de las re­for­mas del Go­bierno y la con­ti­nui­dad de la NM, en las úl­ti­mas se­ma­nas ha­bía plan­tea­do la op­ción de dar un paso al cos­ta­do en la ca­rre­ra por pre­si­dir la co­lec­ti­vi­dad y dar su apo­yo a la ac­tual ti­mo­nel, de­ci­sión que dio un gi­ro drás­ti­co tras la de­ci­sión de Goic de cor­tar re­la­cio­nes con el Go­bierno.

Así la voz de Pro­vos­te ha si­do la prin­ci­pal opo­si­to­ra en la cru­za­da de Goic con­tra el Eje­cu­ti­vo, po­si­ción que que­dó de­mos­tra­da en el Con­se­jo Na­cio­nal de la se­ma­na pa­sa­da, don­de li­de­ró la opo­si­ción al vo­to po­lí­ti­co en que la DC man­te­nía el con­ge­la­mien­to con el Eje­cu­ti­vo. De he­cho, una con­ver­sa­ción pri­va­da en­tre am­bas ca­si al tér­mino de la ins­tan­cia par­ti­da­ria, obli­gó a re­to­mar el de­ba­te.

Xi­me­na Rin­cón: El ba­che­le­tis­mo DC

Ac­tual mi­nis­tra del Tra­ba­jo, es el co­ra­zón del ba­che­le­tis­mo al in­te­rior de la DC, lo que ase­gu­ran en su en­torno la ha­ce te­ner un diá­lo­go trans­ver­sal al in­te­rior de la co­lec­ti­vi­dad.

Pe­se a que su rol se ha con­cen­tra­do en el úl­ti­mo tiem­po, en ta­reas del Go­bierno y la re­for­ma la­bo­ral, sus cer­ca­nos co­men­tan que no pier­de la in­ter­ac­ción par­ti­da­ria, he­cho que de­mos­tró la se­ma­na pa­sa­da cuan­do tras el quie­bre de la DC con el Eje­cu­ti­vo, fue una de las prin­ci­pa­les ar­ti­cu­la­do­ras de los sec­to­res crí­ti­cos a con­ge­lar la re­la­ción con La Mo­ne­da.

En to­do ca­so no era la pri­me­ra vez que Rin­cón uti­li­za su li­de­raz­go par­ti­da­rio, ya que en otras ins­tan­cias ha lo­gra­do ali­near a los dipu­tados en el de­ba­te le­gis­la­ti­vo y ha­cer fren­te a los sec­to­res, in­clu­so del pro­pio Eje­cu­ti­vo, que se han opues­to a al­gu­nas re­for­mas.

Si bien su fu­tu­ro creen es­ta­rá en la par­la­men­ta­ria, en­tre al­gu­nos miem­bros de la di­si­den­cia su nom­bre si­gue sien­do una car­ta pre­si­den­cial.

So­le­dad Lu­ce­ro: El re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal del chas­co­na­je

Es por aho­ra la me­nos co­no­ci­da de las cin­co prin­ci­pa­les fi­gu­ras fe­me­ni­nas de la DC, pe­ro su tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca más aco­ta­da no le ha si­do pro­ble­ma pa­ra co­men­zar a desa­rro­llar un rol ac­ti­vo al in­te­rior del par­ti­do.

Vi­ce­pre­si­den­ta de la tien­da for­ma par­te de una nueva ca­ma­da de la DC. De he­cho, de pro­fe­sión abo­ga­da fue la mi­li­tan­te más jo­ven en for­mar par­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo del par­ti­do con 27 años y di­ri­gió las es­cue­las for­ma­ti­vas de mi­li­tan­tes DC.

Hoy ade­más se per­fi­la co­mo uno de los rostros del lo­te de “los chas­co­nes” que bus­ca rear­mar­se, una ta­rea en la que la acom­pa­ñan el dipu­tado Víc­tor To­rres y el pre­si­den­te de la ju­ven­tud DC, Die­go Cal­de­rón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.