Pul­so Le­gis­la­ción Isa­pres y SII: los gas­tos al ban­qui­llo

Hay un pun­to in­sos­la­ya­ble: la nor­ma­ti­va apli­ca­ble pa­ra la ca­li­fi­ca­ción de un gas­to co­mo ne­ce­sa­rio pa­ra pro­du­cir la ren­ta es po­bre en con­cep­to y aná­li­sis, lo que lle­va al SII a di­ver­sas in­ter­pre­ta­cio­nes.

Pulso - - Opinion -

UNA CI­FRA ré­cord de re­cur­sos de pro­tec­ción pa­ra evi­tar el al­za en los pla­nes de isa­pres se pro­nos­ti­ca pa­ra el cie­rre de es­te año. Es­te au­men­to en la ju­di­cia­li­za­ción tie­ne un im­pac­to di­rec­to en es­tas ins­ti­tu­cio­nes, pues­to que el SII, a tra­vés del ofi­cio N° 137 emi­ti­do re­cien­te­men­te, ha ma­ni­fes­ta­do que las isa­pres de­be­rán pa­gar im­pues­to por las cos­tas per­so­na­les a las que sean con­de­na­das en los re­cur­sos de pro­tec­ción in­ter­pues­tos por sus afi­lia­dos, en re­la­ción al al­za uni­la­te­ral de sus pla­nes de sa­lud.

Por “cos­tas per­so­na­les” se en­tien­den aque­llos gas­tos en que ha in­cu­rri­do el afi­lia­do por con­cep­to de ho­no­ra­rios de abo­ga­dos o de otras per­so­nas que ha­yan in­ter­ve­ni­do en el jui­cio. Es­te ofi­cio ca­li­fi­ca a es­tos des­em­bol­sos co­mo un gas­to re­cha­za­do pa­ra las isa­pres, en ra­zón de no ser ne­ce­sa­rio pa­ra pro­du­cir la ren­ta de la en­ti­dad. La con­se­cuen­cia de lo an­te­rior no es la im­po­si­bi­li­dad de de­du­cir el gas­to en la ba­se del Im­pues­to de Pri­me­ra Ca­te­go­ría, co­mo po­dría pen­sar­se, sino que in­vo­lu­cra un gra­va­men ma­yor, con­sis­ten­te en un im­pues­to úni­co de 35% so­bre los des­em­bol­sos efec­tua­dos por es­te con­cep­to, im­pues­to que au­men­ta­rá a un 40% a con­tar del año 2017.

La esen­cia de la ca­li­fi­ca­ción ju­rí­di­ca de un gas­to co­mo “ne­ce­sa­rio pa­ra pro­du­cir la ren­ta” ra­di­ca, de ma­ne­ra fun­da­men­tal, en que el mis­mo es­té di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­do con el gi­ro dad o por­que no es­tán re­la­cio­na­dos con la ge­ne­ra­ción de un in­gre­so en el mis­mo ejer­ci­cio, cues­tio­nes to­das que no es­tán ex­pre­sa­men­te con­tem­pla­das en la ley.

Evi­den­te­men­te, el con­tri­bu­yen­te no es­tá obli­ga­do a aca­tar las in­ter­pre­ta­cio­nes del SII, pe­ro la di­si­den­cia con los cri­te­rios del or­ga­nis­mo sig­ni­fi­ca, de ma­ne­ra cier­ta, em­bar­car­se en un pro­ce­di­mien­to con­ten­cio­so que to­ma años, por lo cual los cri­te­rios de la au­to­ri­dad no son in­di­fe­ren­tes pa­ra na­die.

Con­si­de­ran­do que la téc­ni­ca le­gis­la­ti­va en es­ta ma­te­ria, co­mo en mu­chas otras, no ha si­do la óp­ti­ma, se­ría pru­den­te que la au­to­ri­dad pu­die­ra re­gir su ac­tuar por cri­te­rios ra­zo­na­bles de po­lí­ti­ca fis­cal, en­tre los cua­les se po­drían men­cio­nar los si­guien­tes: (i) Con­si­de­rar que el gas­to re­cha­za­do lle­va apa­re­ja­da una con­se­cuen­cia es­pe­cial­men­te gra­vo­sa, con­sis­ten­te en el im­pues­to úni­co de ta­sa 35%, su­pe­rior a la ta­sa de Pri­me­ra Ca­te­go­ría; y (ii) Pon­de­rar el ni­vel de per­jui­cio es­pe­cí­fi­co que se cau­sa al Fis­co en ca­da ca­so. En ma­te­ria de gas­tos, ello con­tri­bui­ría sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a una ma­yor jus­ti­cia en el aná­li­sis tri­bu­ta­rio por par­te del SII. ¿Có­mo po­drían apli­car­se es­tos cri­te­rios al ca­so de las isa­pres? Pro­ba­ble­men­te, lo di­lu­ci­da­rán los tri­bu­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.