Los men­sa­jes al Ban­co Cen­tral por el dó­lar

El Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da de­be­ría ser só­lo un observador, ya que no co­rres­pon­de que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria sea uti­li­za­da pa­ra in­fluir en el ni­vel del ti­po de cam­bio.

Pulso - - Opinion -

VA­RIOS HAN los men­sa­jes pú­bli­cos que Ha­cien­da ha en­via­do al Ban­co Cen­tral res­pec­to del va­lor que ex­hi­be el dó­lar en el mer­ca­do lo­cal. El úl­ti­mo de ellos lo en­tre­gó el coor­di­na­dor ma­cro­eco­nó­mi­co de la car­te­ra, Clau­dio So­to, quien en en­tre­vis­ta con es­te me­dio se­ña­ló que no es­tá se­gu­ro de que el ac­tual ti­po de cam­bio real sea el que se re­quie­re pa­ra una re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca más rá­pi­da.

Tal co­mo lo re­cal­có ha­ce al­gu­nos días el sa­lien­te pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Ro­dri­go Vergara, el man­da­to del ins­ti­tu­to emi­sor es­tá cla­ra­men­te es­ta­ble­ci­do en su ins­ti­tu­cio­na­li­dad y no es otra co­sa que la es­ta­bi­li­dad de los pre­cios. No es el ti­po de cam­bio. Da­do ello, es ne­ce­sa­rio cui­dar las ex­pre­sio­nes que se emi­ten, pa­ra no con­fun­dir­se con ob­je­ti­vos ma­cro­eco­nó­mi­cos que el Cen­tral no tie­ne. Ade­más, los años han de­mos­tra­do los be­ne­fi­cios que ha te­ni­do la fle­xi­bi­li­dad cam­bia­ria que exis­te en el mer­ca­do chi­leno. De he­cho, Vergara re­cor­dó los cos­tos que en el pa­sa­do tu­vo tra­tar de desa­rro­llar po­lí­ti­cas pa­ra man­te­ner un ti­po de cam­bio fi­jo o se­mi­fi­jo.

En es­te con­tex­to, el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da de­be­ría ser un observador y no en­viar men­sa­jes al Ban­co Cen­tral, ya que no co­rres­pon­de que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria sea uti­li­za­da pa­ra in­fluir en el ni­vel del ti­po de cam­bio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.